Prepararse Para el Turismo del Mañana

Itinerario Turístico

Por Arturo Lino Guzmán

En turismo, ya nada será igual. Los enfoques, las estrategias y los planes oficiales y del sector empresarial, deberán ajustarse a las condiciones que marquen las nuevas tendencias de los viajeros. En la última semana ya se registra un movimiento paulatino en algunos países y en México, varios son los destinos que empezaron a abrirse a los visitantes con las consabidas recomendaciones sanitarias.

Sin embargo, la recuperación será lenta, pero se empiezan a vislumbrar aquellos aspectos que el mercado va a demandar en lo sucesivo, se tendrán que hacer los ajustes para atender el turismo del mañana ¿y cuál es ese? el que presente las condiciones idóneas de seguridad, en donde se brinde confianza a los turistas en el aspecto sanitario y en lugares con mínimos de delincuencia.

Ya hemos mencionado que aquellos destinos y empresas que estén preparadas para atender las necesidades de los turistas en la época post Covid-19, serán las que se verán favorecidas por los turistas, pero habrá que tomar en cuenta que al cambiar las condiciones económicas y sociales, las nuevas formas de conducirse y comportarse de parte de las personas, las preferencias tendrán un sesgo a realizar actividades en espacios abiertos, en donde el contacto con otros individuos sea menor. Posiblemente estemos presenciando en fin del turismo masivo.

Cierto es que hay segmentos del turismo como el de reuniones, en donde los congresos, las convenciones, las exposiciones, las ferias, así como los relacionados a la religión, que tienen grandes concentraciones de personas, seguramente sufrirán cambios y adecuaciones mientras no se encuentre la vacuna o los medicamentos que combatan la enfermedad provocada por el coronavirus, flagelo que nos trae de cabeza desde hace ya cuatro meses y que a decir de los expertos podría tardar un poco más de tiempo en resolverse.

Ernesto Calva, presidente de la Asociación Mexicana de Turismo de Aventura (AMTAVE), definió con exactitud –en plática con Misión Política– que el turismo del futuro será sin duda el de aventura, segmento que está destinado a posicionarse como el preferido entre los turistas, pues las 14 actividades que lo engloban, además de permitir el ejercicio, brinda experiencias y sobre todo tiene un mayor grado de seguridad porque el contacto con otros semejantes no es tan intenso.

Y tiene sentido y mucha razón, porque desde nuestro punto de vista el turismo es el disfrute vivencial y presencial de las actividades en los lugares donde se realizan y es entendible que en esta pandemia, el recurso de los medios digitales, ofrece alternativas para dar a conocer los atractivos de los centros recreativos, de los destinos de escuchar opiniones de expertos y de conocedores del tema turístico, pero esto no es suficiente. El turismo es el viaje, es interactuar, en donde se experimenten sensaciones, emociones, en el que se adquiera información o conocimientos. Los turistas necesitan ver, sentir actuar, oler, probar y no limitarse a los datos que se ofrecen en las herramientas tecnológicas, de las cuales se empieza a abusar.

Ya se buscan nuevas alternativas para que los turistas tengan opciones en la elección de su viaje y recientemente el Secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, participó en una conferencia virtual con 21 embajadores de los Estados miembros de la Unión Europea en nuestro país, con quienes intercambio puntos de vista sobre el comportamiento que tendrá la industria turística.

El funcionario hizo una invitación a que en un futuro próximo los gobiernos trabajen aún más para construir y fortalecer alianzas internacionales y regionales que les permitan conjuntar esfuerzos entre todos los que forman parte de la cadena de valor turística.

“Tendremos que superar viejas barreras y la inercia de una competencia que a veces nos separa, para integrar productos turísticos regionales acordes con el nuevo perfil del turista. Les reitero, cambiemos los viejos enfoques, que las ideas no nos separen y distancien”, dijo.

El titular de la Sectur los conminó, por último, a generar juntos una nueva realidad, un turismo nuevo que sea motor económico y fuente de reconciliación social; que apoye a quienes se han quedado atrás; que proteja al medio ambiente; que respete la identidad histórica, cultural y gastronómica de cada lugar; y que consolide la actividad empresarial en todos los niveles.

“Hoy el turismo, a semejanza de la Unión Europea, tiene que rescatar el significado de integración, encontrar un punto de acuerdo donde confluyan los valores de colaboración, respeto, confianza, seguridad y armonía”, finalizó.

Recientemente el encargado de la política turística del país, expresó que los esquemas de hacer turismo se agotaron en la emergencia sanitaria y ahora es el momento de hacer un turismo diferente, pero la pregunta es: cuáles serán los efectos que tendrá esta nueva forma de viajar. Será más accesible o selectivo; más económico o más caro; quiénes tendrán facilidades para hacerlo y cuáles serán los segmentos que tendrán ventajas competitivas y aquellos que sufrirán una reducción.

Será importante conocer cómo reaccionan los gobiernos y las empresas turísticas en la nueva conformación del turismo y tendrán que sentar las bases para que en el futuro estén preparados y puedan satisfacer las necesidades de los viajeros.

 

Acerca de misionpo 9284 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.