Regalar Dinero

Yo Campesino

*Burda Estrategia de López y Morena los Lleva a lo Absurdo e Ilegal

Por Miguel A. Rocha Valencia

La estrategia electoral de Morena o mejor dicho de su tlatoani es tan simple que se reduce a repartir dinero para conservar el poder. Incluso así lo hace con las fuerzas armadas a las que les da no sólo construcción de obras públicas sino los beneficios que de éstas salgan.

Por eso es que van sobre todo el dinero que haya no sólo en el presupuesto sino en la banca pública: fideicomisos, salarios de la burocracia, préstamos nacionales o internacionales, impuestos, bienes de la nación, decomisos, embargos y si eso no alcanza estará el sabroso botín de las Afores con sus casi cuatro billones de pesos de millones de trabajadores.

El chiste es sacar dinero secando incluso fideicomisos con objetivos definidos legalmente constituidos, desaparición o adelgazamiento de organismos autónomos, desde luego el fondo de contingencias del que ya casi se acaban los 300 mil millones que lo constituían y si en una de esas no alcanza para comprar clientela electoral, podrían arremeter las reservas de Banxico con todos los riesgos que ello implique.

Una lectura que tiene esa insaciable sed de dinero es que el pontífice de la Cuarta ve perder la vía democrática por su no hacer, incapacidad para gobernar y más para administrar al país, para poder conservar el poder.

De ahí también la prisa por secar bolsillos de la oposición, negar participaciones federales legales a los gobiernos estatales y poder montarse en una plataforma clientelar que recibirá todo el dinero que se le regale a pesar de saber que con ese esquema vamos rumbo a la quiebra como país.

Uno de los ejemplos más claros es la capital de la República, donde su gobernadora aplica las directrices del patriarca al pie de la letra a sabiendas de que obra mal.

Para ello manda a sus garbanceros diputados a reformar la Constitución y sus leyes reglamentarias cada vez que lo ordenan de Palacio Nacional, como esa de cambiar la Ley que rige el presupuesto público tanto en el ingreso como el egreso.

Ven con terror que “gracias” a sus propios yerros, los ingresos disminuyen y ya no alcanzan para mantener sus programas clientelares que no resuelven problema de vivienda, alimentación o superación de pobreza, sólo los postergan. Por ello hay que bajar los gastos en cualquier otra cosa, procediendo a los ilegales ahorros que ya tampoco les alcanzan.

Entonces y pretextando la epidemia, piden prestados cuatro mil 300 millones de pesos y quieren modificar el gasto público para redirigir el dinero a lo que ordene el mesías tabasqueño.

Para ello deben pasar su aplanadora mayoritaria en el Congreso de la Ciudad de México, donde de seguro lo harán, pero sobre el cadáver o al menos la resistencia de una oposición que ya lograron unificar en su contra.

Ahora sí, la mentira del Bloque Opositor Amplio (BOA) se vuelve realidad con minorías que habrán de luchar por su sobrevivencia.

Precisamente por ser oposición y tratar de evitar la arbitrariedad de la mayoría en el Congreso, que se pone de rodillas ante el Ejecutivo local, PAN, PRI y PRD, se sumaron para hacer una proclama, denuncia de lo que está ocurriendo y que al menos Morena, pague el costo político de su sumisión.

Acerca de misionpo 9805 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.