López Obrador es su Propio “Meme”

Por Alberto F. Mena Mallén

Andrès Manuel Lòpez Obrador es quizà su propio “meme”, ante sus errores informativos, sus incongruencias verbales y su labia humanista que pregona sus deseos, pero no los de todos los mexicanos, a quienes a desunido con sus mensajes de “las mañaneras” utilizando palabras que no deberían de estar en la boca de un mandatario mexicano.

Sin duda, el propio presidente es su propio critico y su propio generador de memes que inundan las redes sociales, muchos de ellos pasados de lanza, pero como él lo dice, “respeto a mis opositores”, aunque generó malestar al amenazar a quienes se atreven a criticar sus erroes e incongruencias al poner en la balanza a quienes estàn con su proyecto de transformaciòn o contra quienes no lo aceptan, es decir “estas conmigo o en mi contra”.

Hay los que aseveran que esta amenaza fue debido a su baja de popularidad, la que cada día registra menos puntos, y hay quienes señalan que lo hizo para buscar subir en las encuestas; también existen los que sentencian que estas palabras o frases amenazantes se deben a que aun anda en campaña para tratar de conseguir de nuevo la mayorìa en el congreso –en el 2021-, que le permita, como ahora, cambiar leyes e instituciones para su nuevo proyecto que se tambalea porque la economìa y el coronavirus se han vuelto un obstáculo.

Lo anterior ha provocado que exista un grupo de mexicanos que se han unido para impedir que Morena, el partido del mandatario, siga ocasionando problemas para México, y quienes han demostrado su oposiciòn a traves de manifestaciones vehiculares en muchas ciudades del país y tambièn con “memes” y mensajes que utilizan el ingenio para tratar de modificar las preferencias de los electores.

Igualmente lo han comparado con los esquemas electorales que utiliza el presidente norteamericano Donaldo Trump, quien se enfrenta a una serie de problemas nacionales que pueden impedirle reelegirse en noviembre del presente año, ya que se ha echado encima a miles de norteamericanos con sus mensajes y sus decisones, algo similar a lo que pasa en nuestro país.

Un meme según internet es un contenido gráfico que representa una idea compartida por un grupo.

La palabra “meme” hace referencia a ideas, comportamientos o estilos que se extienden culturalmente entre personas. Fue acuñada por Richard Dawkings en su libro “El gen egoísta” en 1976. Es un derivado del griego “mimema” que hace referencia a lo que es imitado. Parte del vocablo gene (que se traduce como “gen”) y de mímēma (algo que se imita). Los “memes” transmiten ideas o reflejan situaciones con el objetivo de causar gracia.

En su libro, lo explica de esta manera: Tal es la ley según la cual toda vida evoluciona por la supervivencia diferencial de entidades replicadoras. El gen, la molécula de ADN, sucede que es la entidad replicadora que prevalece en nuestro propio planeta. Puede haber otras. Si las hay, siempre que se den otras condiciones, tenderán, casi inevitablemente, a convertirse en la base de un proceso evolutivo.

El nuevo caldo, es el caldo de la cultura humana, dice. Necesitamos un nombre para el nuevo replicador, un sustantivo que conlleve la idea de una unidad de transmisión cultural, o una unidad de imitación. “Mímeme” se deriva de una apropiada raíz griega, pero deseo un monosílabo que suene algo parecido a “gen”, agrega.

“ Espero que mis amigos clasicistas me perdonen si abrevio “mímeme” y lo dejo en “meme”. Si sirve de algún consuelo, cabe pensar, como otra alternativa, que se relaciona con “memoria” o con la palabra francesa même. En inglés debería pronunciarse “mi:m”.

Ejemplos de memes, expone, son: tonadas o sones, ideas, consignas, modas en cuanto a vestimenta, formas de fabricar vasijas o de construir arcos. Al igual que los genes se propagan en un acervo génico al saltar de un cuerpo a otro mediante los espermatozoides o los óvulos, así los memes se propagan en el acervo de memes al saltar de un cerebro a otro mediante un proceso que, considerado en su sentido más amplio, puede llamarse de imitación.

Si un científico escucha o lee una buena idea, la transmite a sus colegas y estudiantes. La menciona en sus artículos y ponencias. Si la idea se hace popular, puede decirse que se ha propagado, esparciéndose de cerebro en cerebro. “Como mi colega N. K. Humphrey claramente lo resumió en un previo borrador del presente capítulo: “…se debe considerar a los memes como estructuras vivientes, no metafórica sino técnicamente”, precisa.

López Obrador, como lo señalé, es su propio generador de memes y hay muchos con los que se puede ejemplificar: “Dejen de ridiculizar al presidente el solo puede; Como extrañamos a AMLO en la oposicion, el ya habrìa hecho pedazos al pendejo que esta en la presidencia”. Y así corren como deportistas en redes sociales que son vistos por miles o quiza millones de lectores.

El autor describe lo siguiente: “El valor de supervivencia del meme dios en el acervo de memes resulta de la gran atracción psicológica que ejerce. Somos construidos como máquinas de genes y educados como máquinas de memes, pero tenemos el poder de rebelarnos contra nuestros creadores. Nosotros, sólo nosotros en la Tierra, podemos rebelarnos contra la tiranía de los replicadores egoístas”.

El primer mandatario tiene sus palabras mediante las cuales mueve sus explicaciones por lo que es oportunidad de evocar a otro autor especialista en el lenguaje: “El espacio verdadero de las palabras, el que contiene su capacidad de seducciòn, se desarrolla en los lugares mas espirituales, etèreos y livianos del ser humano”. (Alex Grijelmo, La seducciòn de las palabras, Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A. 2004)”, lo que permite la capacidad de seducciòn del Peje ante sus seguidores, pero que al no ser congruente con lo que dice, ocasiona su descredito ante grupos de mexicanos.

fermallen@gmail.com

 

Acerca de misionpo 9805 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.