Seis Nuevos Partidos Políticos

*Algunos Hacen Recordar al PPS y al PARM

*¿El Votante Podrá Valorar las 13 Alternativas?

*Desconfianza en el Bipartidismo, Fórmula Maniquea

*Elecciones de 2021 Definitorias Para 12 o 18 Años

Por Ezequiel Gaytán

La elección del próximo año a fin de elegir 500 diputados federales y a 15 gobernadores, así como ayuntamientos y congresos locales en casi toda la nación es muy importante debido a que la integración de la Cámara baja durante el próximo trienio será fundamental, pues se debatirán las iniciativas que el Titular del Ejecutivo Federal enviará a fin de consolidar jurídicamente su proyecto político-ideológico.

De las 15 gobernaturas en juego, muy probablemente el Partido Morena gane 11 o 12, con lo cual gobernaría en poco más 20 estados de la República. Es decir, la tercera parte del país y con ello consolidaría la hegemonía partidista que ambiciona ese Movimiento.

Lo interesante es que la lucha partidista estará, esencialmente, entre tres partidos políticos, Acción Nacional, el Revolucionario Institucional y Morena. Por supuesto que sin menospreciar los cuatro restantes, Movimiento Ciudadano, el Verde Ecologista, el de la Revolución Democrática y el del Trabajo. La diferencia es que las boletas electorales tendrán seis partidos más los siete enunciados. Lo cual significa que podremos elegir de entre 13 opciones.

Dichos partidos políticos son: Redes Sociales Progresistas, en el cual destaca la figura del abogado José Fernández González Sánchez, yerno de la maestra Elba Esther Gordillo; Grupo Social Promotor por México, antes Nueva Alianza; Encuentro Solidario, antes Partido Encuentro Social; Fuerza Social por México, del cual se sabe poco; México Libre, de Felipe Calderón y, Fundación Alternativa, de Cesar Augusto Santiago.

Sinceramente apenas me he dedicado a estudiar sus programas de acción y línea ideológica. Al respecto pareciera, pero no es una afirmación categórica, que los   cuatro primeros partidos arriba enunciados tienen empatía con el actual gobierno. Lo cual podría ser una conclusión tal vez precipitada. De ser el caso, no debería sorprenderme que alguno de ellos no obtenga el 3% de los votos requeridos y se le excluya del padrón de partidos del Instituto Nacional Electoral (INE), pero tendría diputados en el Congreso de la Unión y, seguramente establecería algún tipo de alianza con el Partido del Gobierno, como hoy sucede con el Partido Encuentro Social dentro de la Cámara de Diputados. En otras palabras, con toda proporción guardada y sin demostrarlo, me recordaron al Partido Popular Socialista y al Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, con lo cual la aplanadora del Partido Revolucionario Institucional cuidaba las formas del mayoriteo. No estoy afirmando que así sucederá, simplemente digo me acordé de ese pasado no muy lejano.

Serán campañas muy cortas, sobre todo en los estados y ciudades que solo van a votar por su congreso local y ayuntamientos o alcaldías es el caso de las Ciudad de México. ¿Podremos realmente valorar las diferentes opciones y evaluar las propuestas de 13 partidos? La respuesta es que muy difícilmente tendremos tiempo de reflexionar al respecto. Lo más probable es que la contienda se reduzca a tres partidos y, me preocupa, corremos el riesgo de la práctica regresemos al bipartidismo.

En lo personal desconfío mucho del bipartidismo porque esa fórmula fue la que imperó en el siglo XIX y fue desgarradoramente maniquea. Tampoco simpatizo con el mono partidismo, pues tiende al autoritarismo. De ahí que un sistema de partidos es una mejor oportunidad a fin de debatir ideas y ser tolerantes e incluyentes.

Las preguntas que parten de silogismos falsos, como en la era de los presocráticos, son muy peligrosas. Una de ellas es ¿Ante la inseguridad pública que vive el país qué prefieres: una dictadura o una democracia? Con lo cual es claro que las dictaduras, dada la falta de respeto a los Derechos Humanos y falta de libertades, son más eficaz en su combate a la delincuencia. Pero son incompetentes al trabajar en favor del desarrollo mediante el debate de las ideas, el respeto a la pluralidad de las ideas y la tolerancia ante la crítica.

Por lo anterior, lo que se avecina el próximo año al elegir a los diputados federales, a los 15 gobernadores, congresistas locales y ayuntamientos definirá por los próximos 12 o 18 años el rumbo de la nación. Hasta el momento las encuestas favorecen a Morena, pero en un año pasa mucha agua bajo el puente del río. Nada está escrito. Las precampañas ya iniciaron y el desaseo de las formas también. Elegiremos entre 13 partidos políticos. En lo personal me parecen demasiadas opciones. Ojalá esas instituciones políticas, con los recursos otorgados por el INE nos hagan saber acerca de sus plataformas ideológicas y así los ciudadanos podamos apreciar, en lo posible, acerca de sus verdaderas intenciones.

Acerca de misionpo 9876 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.