La Labor Diplomática en los Tiempos de COVID-19

Por Itzel Toledo García

La pandemia por Covid-19 ha demostrado la importancia de la diplomacia en diferentes frentes. Desde marzo hemos podido observar la labor de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) con embajadas y consulados de México en diferentes partes del mundo para asegurar vuelos para que connacionales y residentes que estaban varados en el extranjero regresen al país. Lo mismo ha ocurrido con los Ministerios de Relaciones Exteriores de otros países que han buscado formas para apoyar a sus connacionales. Por ejemplo, el 18 de mayo arribaron a Cancún 168 connacionales y residentes en México que se encontraban en Argentina gracias a la labor realizada por la Embajada de México en aquel país y la Cancillería Argentina. Así, la labor diplomática ha tenido efecto en la vida de miles de personas durante esta crisis sanitaria.

También ha sido necesario para la diplomacia encontrar formas para asegurar que los trabajadores agrícolas temporales puedan continuar viajando a pesar de las restricciones al tránsito aéreo y terrestre, y que tengan condiciones de salud y bienestar en su estancia en el extranjero. Por ejemplo, en el mes de abril trabajadores rumanos volaron a Alemania y Reino Unido para ocuparse en el sector agrícola y con ello mantener la seguridad alimenticia de esos países. Por su parte, México continuó con Canadá el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT) que existe desde 1974, pero poniendo en vigor nuevas medidas con el fin de proteger los derechos laborales y de salud de los trabajadores. Hasta el 8 de mayo 14,000 trabajadores agrícolas temporales mexicanos habían llegado a Canadá. De esta forma la labor diplomática fortalece la cooperación y la solidaridad bilateral.

Además, la SRE ha estado coordinando un operativo interinstitucional con autoridades de INSABI, IMSS, ISSTE, UNAM y otras instituciones públicas para saber qué equipos e insumos médicos es necesario conseguir en el exterior para lidiar con la pandemia. Igualmente, la SRE ha establecido lazos con la iniciativa privada y la sociedad civil para obtener recursos para importar el equipo tecnológico y de protección personal que necesita el personal de salud. La cooperación entre México y China durante esta pandemia ha sido de gran importancia: del 8 al 17 de mayo han arribado 11 vuelos a México con materiales para el sector de la salud. Por ejemplo, el 17 de mayo arribó el décimo primer vuelo del puente aéreo México-China con más de 110 toneladas de materiales: 500,000 guantes de exploración, 9 metros cúbicos de tela de microfibra meltblown prolipropilene para elaborar mascarillas N95, 288 ventiladores y 300 000 pruebas PCR de detección de SARS-CoV-2.

Para China, ofrecer este tipo de ayuda a nivel internacional es una oportunidad para mejorar su imagen ante las múltiples críticas que ha recibido por el mal manejo de información en enero de 2020 tras el brote de COVID-19 en Wuhan y, en cambio, fortalecer su poder blando.

Por su parte, Cuba ha mostrado una respuesta humanitaria internacional al enviar brigadas de médicos a 21 países para luchar contra este coronavirus, manteniendo su imagen solidaria.

Adicionalmente, el 26 de marzo, en el marco de la Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20, México presentó una propuesta para garantizar el acceso igualitario a medicamentos, vacunas y equipo médico. La propuesta apeló a la solidaridad, la unidad y a la cooperación multilateral, rechazando la especulación y prácticas que limiten el acceso a los productos necesarios. Asimismo, se instó a aumentar el financiamiento de la investigación científica. En abril esta propuesta fue copatrocinada por 164 países pertenecientes a la Organización de Naciones Unidas. Con esta iniciativa México ha logrado posicionarse positivamente en la sociedad internacional. Esto contrasta con la imagen negativa que se presenta en periódicos nacionales e internacionales sobre el manejo de esta crisis sanitaria por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Dicha imagen negativa es compartida con otros altos mandatarios como el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro británico Boris Johnson. Sin embargo, las medidas que ha tomado México han sido consideradas como apropiadas por la Organización Mundial de la Salud, no así las de Reino Unido y Estados Unidos.

La pandemia por Covid-19 nos ha dejado ver la importancia de la labor diplomática en diferentes niveles, desde la ayuda para que connacionales y residentes regresen al país hasta el llamado internacional al acceso igualitario a medicamentos, vacunas y equipo médico. Esta pandemia nos ha demostrado la importancia de la solidaridad y la cooperación, tanto en términos bilaterales como multilaterales. Además, nos muestra que es necesario que los gobiernos le den más importancia al ámbito científico tanto en la política interna como la exterior, ya que puede verse como parte de su poder blando. Ojalá esto lleve a mayor inversión y no a más recortes a la investigación a nivel nacional e internacional.

Acerca de misionpo 10847 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.