Difícil Panorama Para Cumplir Programas y Proyectos en Turismo

Itinerario Turístico

Por Arturo Lino Guzmán

Ni para dónde hacerse. Muchos de los programas y proyectos que se planearon para este año en el sector turístico difícilmente se podrán cumplir pues el panorama no es muy alentador, por lo menos en lo que resta del año.

Lo vemos difícil o por decirlo de otra manera, complicado, porque si bien nos va, será hasta por julio o agosto cuando se reencause el sector turístico ya que todo depende de los inconvenientes, a causa de la pandemia, que podrían seguir alterando los planes en la industria, pues dependerá de si para entonces estará disponible la vacuna contra el Coronavirus, cuando se podría pensar en un respiro para el turismo en el país, pero la verdad y sin ánimo de ser pesimistas no está fácil.

Y esto lo decimos porque mucho dependerá del comportamiento que tenga la pandemia, si evoluciona o disminuyen sus efectos, pero lo que sí es seguro, es que nadie tiene la certeza de cuánto más será la duración de la emergencia. Nos queda muy claro que las pérdidas económicas en los destinos y en los prestadores de servicios turísticos son hasta ahora incalculables.

Los más optimistas suponen que para la temporada de verano las condiciones van a estar mejores y quienes opinan lo contrario, señalan que este año las dificultades causadas por el Covid-19 tendrán un efecto de más duración, pues la gente desconfiará de salir de paseo ya que no se sentirá segura hasta saber que ya no hay riesgos de contagio, también dependerá de las disposiciones que los gobiernos de los estados hagan en cuanto a las medidas de prevención y sanitarias.

El turismo internacional, antes de decidir algún destino fuera de su país, ponderará varios factores y el primero sería la facilidad de acceso a los servicios médicos y la calidad de éstos, que no existan problemas sanitarios y donde se les garantice higiene; a la conectividad y los servicios de transportes; a las condiciones políticas y sociales que prevalecen en los lugares que van a visitar, esto es que no haya actos o amenazas de terrorismo, revueltas, complicaciones con manifestaciones por asuntos de cualquier índole e incluso a las condiciones del clima y a los fenómenos naturales como terremotos y huracanes. El turismo es muy susceptible a todos estos aspectos.

Si bien la pandemia dejará secuelas por las lamentables pérdidas de vidas y por la afectación a la planta laboral, ya que se estima que en México se perderán un millón y medio de empleos y de esos un porcentaje corresponderán al sector turístico, también se observa la recuperación de los recursos naturales y la disminución de la contaminación en los mares, playas, ríos y otros cuerpos de aguas, al igual que en los bosques y selvas, con sus respectivas faunas, los que tendrán un respiro de la depredación a la que han sido expuestos por décadas.

Esta situación beneficiaría al turismo, siempre y cuando se mantengan limpios y ordenados los sistemas ecológicos, en la que participen las autoridades de los tres niveles de gobierno y empresarios de todos los ramos turísticos con proyectos y acuerdos que contribuyan a tener ambientes limpios. Esta es una innegable oportunidad.

Cabría preguntarse si para septiembre las condiciones serán ya propicias para el sector, pues para mediados de ese mes está programado el Tianguis Turístico en Mérida, Yucatán  y las dudas se hacen presentes, porque también están pendientes otros eventos como el ATMEX o Turismo de Aventura en Los Cabos, Baja California Sur, en octubre, en tanto, la incertidumbre sobre si se realiza este año el Foro Nacional de Turismo y Kultur o Turismo Cultural, se suspenderán momentáneamente o definitivamente ya que no ha dado información al respecto.

La importancia del sector turístico se puede constatar en el Informe Anual de Impacto Económico (EIR) 2019, que dio a conocer en Londres, Reino Unido, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), que encabeza Gloria Guevara,  en el que señala que la contribución de la industria de viajes y turismo será fundamental para el proceso de recuperación de la economía en la región de América Latina, una vez que se haya superado la pandemia de Covid-19.

El organismo que representa al sector privado mundial del turismo, destaca que el año pasado, el sector de viajes y turismo generó 16.9 millones de empleos, es decir, 7.9 por ciento de la fuerza laboral total de América Latina. También contribuyó con 298.9 mil millones de dólares del PIB, lo que representó 8.1 por ciento para la economía de Latinoamérica, un crecimiento de 1.6 por ciento respecto a 2018.

El informe señala que el gasto de visitantes internacionales ascendió a 47.4 mil millones de dólares, es decir, 6.7 por ciento de las exportaciones totales de América Latina. Es evidente que estas cifras en 2020 tendrán una caída de manera vertical.

Si bien las cosas no marchan como se habían planeado y con la caída de los precios del petróleo y del turismo, así como la disminución del envío de remesas de nuestros connacionales que trabajan en el extranjero, la situación económica por la falta de ingresos de estos factores, nos orilla a preguntarnos –aunque las respuestas pueden resultar obvias-  ¿a dónde vamos a parar?

Son notorios los esfuerzos que se hacen, pese a la pandemia, para mantener al turismo a flote como lo es el hecho de que el titular de la Sectur federal, Miguel Torruco Marqués, encabezó la Primera Sesión Ordinaria 2020 del Consejo de Diplomacia Turística (CDT), organismo integrado junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores y en el que recae la promoción.

Ahí, el funcionario reconoció que la industria del turismo será una de las actividades más afectadas a causa del Covid-19, por lo que hizo un llamado a trabajar en una estrategia digital para atenuar los efectos de la pandemia.

En una teleconferencia que convocó a integrantes del CDT, informó que ya se han llevado a cabo dos reuniones con los viceministros de Turismo del G-20, para integrar un programa y una hoja de ruta para la implementación de medidas. “Para fin de mes tendremos una reunión los veinte secretarios y ministros de Turismo de los países integrantes”, dijo.

Lo importante es que no hay desánimo y la confianza está al tope, pero esperamos que la realidad no nos vaya a jugar una mala pasada con cifras sumamente negativas, que tengan un efecto en el futuro del turismo.

Acerca de misionpo 9839 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.