No hay Pretexto… Solidaridad Nacional

Las Revueltas de Silvestre

*Al Entrar México a la Guerra, Ávila Camacho Hizo el Llamado

*Y Reunió a Calles, Cárdenas, Portes Gil y Rodríguez

*También a De la Huerta y Ortiz Rubio en Palacio Nacional

*Ellos se Habían Atacado, no con Twitts, Sino a Cañonazos

*Hoy, Ante Divergencias Cada Quién Esta Montado en su Macho

Por Silvestre Villegas Revueltas

Como historiador que soy va un ejemplo de lo que en estos tiempos del Covid-19 debería ser una muestra de solidaridad nacional. Cuando México entró a la Segunda Guerra Mundial, en  septiembre de 1942 el presidente Manuel Ávila Camacho logró reunir a los expresidentes Plutarco Elías Calles, Lázaro Cárdenas, Emilio Portes Gil, Abelardo Rodríguez, Adolfo de la Huerta y Pascual Ortiz Rubio para que aparecieran en un balcón de Palacio Nacional y el pueblo mexicano se diera cuenta de que frente al enemigo común, el fascismo italiano y el nazismo alemán, existía solidaridad entre ellos para beneficio e integridad de México.

Vale la pena subrayar que en aquellos últimos dieciocho años (1924-1942) los seis políticos convocados se habían pegado sin ningún tipo de misericordia. No habían sido twitts como el día de hoy acostumbran algunos expresidentes que el lector ya conoce. Los arriba mencionados se habían combatido por medio de cañonazos como durante la rebelión Delahuertista. En otro caso
habían sido genuinamente ninguneados, heridos de bala y apartados del poder como lo hizo Calles con Ortiz Rubio; Cárdenas había tomado presos a don Plutarco y a los principales callistas mandándolos en un avión al exilio estadounidense. En fin, aquellos junto con Portes Gil y Abelardo Rodríguez antepusieron el interés de su país en guerra contra las potencias del Eje, y de la nada indiscreta presión de los Estados Unidos para intervenir en México; pospusieron sus rencores y el país salió bien librado del conflicto, amén de que cada vez más se afianzaba el sistema de sucesión presidencial por medios pacíficos e institucionales.

Ávila Camacho tuvo el tino de convocar a una reunión de unidad política, y el día de hoy, con esta guerra para abatir al Coronavirus, el presidente López Obrador debe hacer lo propio con los últimos expresidentes y los principales líderes empresariales. Cuando se escriben estas líneas (1° de marzo) seguimos en el golpeteo inmisericorde de unos y otros. Repito, sí, de unos y otros, porque pareciera que aquellos (es genuino y correcto decir “la oposición”) solamente ven la mitad de la fotografía, solamente leen a los articulistas y ven los noticieros que repiten la visión que ellos quieren ver. Y por el otro lado, el presidente de la República hace lo propio viendo su realidad del país, insistiendo en los temas y obras que a él le interesa, y sigue llamando a los opositores conservadores y demás lindezas. No he agregado en este análisis de las parcialidades informativas a los medios de comunicación que pudieran ser considerados como afines al gobierno, porque, si usted estimado lector prende la  TV y ve los canales de televisión pública, o el noticiero de Carmen Aristegui, de Ricardo Raphael, de Mario Beteta se percatará que sí hay un reconocimiento con el proyecto de la 4T, no necesariamente con lo que hace presidente López Obrador, pero también hay crítica académica y bien fundamentada cuando se detectan errores en las principales directrices implementadas por la 4T. Ello resalta frente al periódico Excelsior, cuyo denominador común de reporteros y articulistas es el negro, sin ningún tipo destellos de claridad. Todo, absolutamente todo está mal.

Cuando el presidente pide solidaridad de los empresarios con sus empleados, y aquellos le responden con la obtención de estímulos fiscales, y el gobierno replica a su vez en el sentido de que si no recauda no tendrá dinero para enfrentar la crisis económica que sí se desatará. Ambas partes tienen razón, pero el problema es que hoy no existe voluntad para llegar a genuinos acuerdos. Cada quien está montado en su macho y ello es muy peligroso para el bienestar de la población mexicana. Si siguen así, cualquiera de las dos partes en su terquedad, les aseguro que serán llamados a rendir cuentas, por lo menos en los anales de la historia.

 

Acerca de misionpo 16037 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.