La Pejendemia en Espera

Por Alberto F. Mena Mallén

Han de estar duros los “cocolazos” en las esferas gubernamentales tanto federal como de la Ciudad de México, sin dejar atrás a los Estados del país, particularmente por lo que ha sucedido con lo del Coronavirus y más aun lo que tiene que ver con la economía que cada día se deprime sin que el gobierno pueda hacer algo contra ello, sobre todo por la falta de crecimiento y por la caída de los precios del petróleo.

En diferentes ocasiones, “el Peje”, desde Oaxaca y muy quitado de la pena, invita a la ciudadanía a salir a las calles a consumir, para evitar un colapso económico nacional, mientras que otros funcionarios, como la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en su conferencia de prensa del pasado domingo 22 de marzo, apuntó:

“Hay que proteger a los adultos mayores y a las personas con enfermedades, que son los más vulnerables, ayúdenos ustedes, no salgan de casa. Este periodo de no clases, recuerden, no son vacaciones, procuren al máximo quedarse en casa. El reto es no contagiar y no contagiarse”, lo que nos da algunas señales que no se ponen de acuerdo con las medidas que hay que tomar para aplacar la pandemia que sigue en guerra contra los mexicanos.

Posteriormente, en otra conferencia de prensa del lunes 23 de marzo, la jefa de gobierno insistió en que existe coordinación entre el gobierno federal y el suyo, a pesar de que hay ideas encontradas entre uno y otro. Sheinbaum pide quedarse en casa, mientras López Obrador dice a los mexicanos que salgan a comer a las fondas.

En otras naciones toman medidas “draconianas” como el cerrar aeropuertos, suspender las garantías, toques de queda, vigilancia extrema para evitar que la ciudadanía salga a las calles, incluso fuertes sanciones y multas a quien desobedezca las órdenes de su gobierno; en México, en las calles parece que hay fiesta, y aunque se nota una disminución de habitantes y de vehículos en las mismas, sigue la afluencia como si nada estuviera pasando.

Hay personas que no creen lo que viene en materia de salud. Una de ellas, en la calle, en Azcapotzalco me dijo: “Es puro cuento lo que dice el gobierno; a mí me dijo un neurólogo del hospital Juárez que con dos cafiaspirinas y un refresco de cola es más que suficiente para que no nos pase nada, se hace uno inmune”. Hasta me regañó por traer un tapa-bocas como prevención para cualquier cosa que pudiese pasar, ya que fui a verificar un vehículo.

Hay más mexicanos que a pesar de estar conscientes de que pueden ser infectados por dicho virus, tienen que ir a trabajar, porque son necesarios como los del sector salud y servicios públicos en general, o de protección civil y seguridad pública; hay otros que son escépticos al no considerar que pueden salir afectados por este mal que azota a casi 200 países del orbe, ya que siguen asistiendo a reuniones colectivas sin hacer caso de las recomendaciones oficiales.

Los memes andan desatados y las noticias del exterior ponen a López Obrador como un “ente raro” por sus declaraciones y sus acciones, cuando en otras naciones siguen protocolos dictados por las autoridades encargadas del control de dicha pandemia. Y a pesar de ello, por ejemplo, en Italia, existen más de 600 muertos por día y en España se dan 400 diarios.

Desde Austria, una mexicana que vive allá escribió lo siguiente:

“Cuando aumenten los casos de manera exponencial en México y esto se haga incontrolable, recuerda bien que no fue el Gobierno, no fue el personal de salud, no fueron los Bomberos ni Hospitales y demás autoridades. Fueron aquellos MEXICANOS que se creen muy VIVOS y no les importó el bienestar de los demás. Deja de pasearte por las playas y centros turísticos. El encierro empezó para muchos hace más de una semana.

“No nos va matar el coronavirus, pero sí la IGNORANCIA y la falta de EMPATÍA. Y si te contagias y llamas a los números de emergencia para que te hagan tu examen y no llegan rápido, no comiences a hablar de lo mal que te atendieron y publicar IDIOTECES en redes.

“Recuerda que el ÚNICO CULPABLE SEREMOS NOSOTROS, también recuerda que, si la cosa se pone fea, la economía MEXICANA se frenará aún más y eso, es culpa tuya por NO SEGUIR las indicaciones que te vienen repitiendo todos los días por todos los medios de comunicación.

“Recuérdalo y nada de hacerse la VÍCTIMA.

“Quédate en casa; evitemos el colapso de las emergencias y hospitales; protejamos a nuestros familiares vulnerables; lávate las manos; tomemos conciencia; cúbrete al toser; guarda tu distancia con otros; nutre tu cuerpo con comida que le aporte salud y bienestar; escucha música; lee un buen libro; inscríbete a un curso en línea; limpia tu casa; organiza tu clóset, entre muchas cosas más que puedes hacer…” La responsabilidad es de todos…

También anda por las redes sociales un video de un español que “quiere mucho a México”, y que explica lo que está sucediendo en Iberoamérica, donde la situación cada día se desborda ante la falta de atención de los españoles a las recomendaciones que hacen las autoridades por lo que ahora pagan las consecuencias. Algunas de ellas, describió, es el de que su esposa dará a luz pronto y que es probable que no lo dejen estar presente en el parto; los cumpleaños ya no se celebran y los sepelios, menos, los difuntos van directo al cementerio, lo que es lamentable, dijo.

También se quejó por el hecho de que no se puedan reunir ni en casas de familiares; por ejemplo, dijo que no puede ir a visitar a sus padres porque les puede generar un grave problema, o que no puedan ir a cualquier sitio público, como cafés, restaurantes, bares, cines, como están acostumbrados y que tengan que estar confinados en sus hogares. Pide a los mexicanos no dejar de escuchar las recomendaciones de las autoridades para que puedan salir pronto de este asunto.

Esta pandemia ya comenzó a generar modificaciones en nuestra vida. Ya cerraron lugares públicos, ya hubo un aplazamiento de algunas actividades como el de verificar vehículos, los adultos mayores se encerraron antes de cualquier recomendación, ante la amenaza de que no habrá cupo en los hospitales y menos una adecuada atención, tal y como ha sucedido anteriormente, donde no hay el material suficiente ni el equipo adecuado en contraste como ahora lo repiten las autoridades, en el sentido de que quienes acudan a atenderse en caso de estar infectados, serán atendidos adecuadamente.

fermallen@gmail.com

Acerca de misionpo 12611 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.