Coronavirus Cambia las Reglas

Frontera Norte Ciudad Juárez

*El Reciente Nuevo Peligro Para Nuestro México

*Fronteriza Mexicana: Regresan Diario 100 Personas

*El Paso:16 Casos, en Ciudad Juárez: Cuatro

*Miles de Trabajadores de Maquiladoras Siguen Operando

Por Rafael Navarro Barrón

Lo inimaginable. Ahora México no desea que los americanos y mexicoamericanos nos visiten. Ahora los Estados Unidos y Canadá son un peligro para México por la alta cantidad de gente contagiada con el virus Covid19.

Al temor de la pandemia se ha sumado la amenaza cumplida de las autoridades migratorias de los Estados Unidos. Por Ciudad Juárez están regresando diariamente a 100 personas, entre mexicanos y centroamericanos, que cruzaron por nuestro país a la Unión Americana en forma ilegal.

No los están deportando bajo un régimen de supervisión sanitaria. Los agentes migratorios de Estados Unidos toman todas sus precauciones, pero no con los deportados, que son entregados a México como simples inmigrantes, después de estar en cárceles y centros de detención y, en algunos casos, en hospitales públicos donde el contagio del virus Covid19 es casi un hecho.

Los puentes internacionales que comunican a Ciudad Juárez-El Paso, Texas y otras ciudades de México y los Estados Unidos, están cerrados parcialmente. Intentar cruzar en estos momentos puede generar una sanción económica o, en el peor de los casos, que le retiren la visa láser en forma definitiva.

Solo cruzan los ciudadanos, residentes y personal diplomático de México y Estados Unidos, además no se ha suspendido la actividad comercial bilateral y los cruces de camiones con material y equipo que se produce en las maquiladoras.

Al cierre de esta edición, Estados Unidos se ubicaba en el tercer lugar de los casos de coronavirus. Tenía 64 mil 765 pacientes; de un día para otro se presentaron 5 mil 210 enfermos y habían muerto 910.

El paso de la enfermedad por Estados Unidos ha sido tan agresivo que ahora México teme a los norteamericanos. En estos momentos la frontera de México sigue abierta para los norteamericanos, pero la ciudad mexicana los ve con desconfianza.

Tan solo en El Paso, Texas (frontera con Ciudad Juárez), el número de contagiados llegó a 16 casos, cuando en Ciudad Juárez llevamos cuatro enfermos confirmados.

El aislamiento es parte de la estrategia gubernamental de los tres niveles. Sin embargo, hay miles de trabajadores de maquiladoras que no han dejado de operar, que viajan diariamente en camiones “especiales” desde sus casas hasta las maquiladoras y luego de regreso. La ciudad está semiparalizada porque los empresarios del sector industrial consideran que parar labores generará una crisis económica mayor a la que ya se abate contra la ciudad.

Además, las empresas maquiladoras, no tienen el deseo de pagar el salario de los obreros en caso de que tengan que realizar la obligada cuarentena en casa.

Ciudad Juárez, que cuenta con una población cercana al millón y medio de personas, se encuentra en un serio problema por su posición fronteriza. Los cálculos del sector salud establecen que el paso del tsunami Covid19 dejará 4 mil personas fallecidas, miles de contagiados.

La ciudad tiene hambre, está hacinada, una gran parte de la población carece de agua entubada; un 30 por ciento de la ciudad está sujeta a la movilidad a través de los camiones de pasajeros, conocidos como ‘ruteras’ que están a punto de dejar de circular porque no hay muchos usuarios.

No se diga de ese gran sector de la población, algo así como el 40 por ciento, que vive del trabajo informal, que no está dado de alta en el régimen del Seguro Social. ¿Qué va a pasar cuando se les agoten los recursos?

Y luego, otro sector de la población, vive del mercado estadounidense que tardará meses en reactivarse; esos mexicanos atienden los llamados negocios de las segundas que en realidad venden nuevo y usado.

Y qué decir de las miles de personas que trabajan “ilegalmente” en Estados Unidos y que cruzan diariamente a la vecina ciudad de El Paso, utilizando su visa láser, para prestar sus servicios como afanadoras, sirvientas, jardineros, talacheros, mecánicos, despachadores en tiendas; y los más comprometidos, los que venden plasma en los centros que operan en El Paso, Texas o cuidan a personas enfermas.

El riesgo es muy alto. Tenemos que valorar la economía a la par con el problema de salud que, ambos, son demasiado graves en esta frontera. Solo para tener una idea clara del problema, en este momento, en el centro de atención de migrantes, la llamada Casa del Peregrino, 216 personas se encuentran bajo cuarentena luego de conocerse que han estado en sitios sobreexpuestos al virus.

 

Acerca de misionpo 15478 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.