El Covid-19 un Asunto de Seguridad Nacional: Prospectiva en México

Artículo Invitado

Por Luis Miguel Martínez Anzures

La crisis a nivel mundial generada por el coronavirus o COVID-19, es ya, un asunto de seguridad nacional. Aquí algunas razones para ampliar lo antes expuesto:

  1. Es una emergenciade seguridad nacional para E.U. y Europa lo que lo lleva a un nivel de escala global con amplia velocidad de propagación.
  2. Requiere de medidas extraordinarias por parte del gobierno, sociedad y las empresas. Esta nueva pandemia no encontrará una solución solamente proveniente del sector gubernamental, por lo que la sociedad mundial debe cerrar filas en torno a la mitigación de sus efectos.
  3. Requerirá de recursos extraordinarios por parte del gobierno como: presupuesto, fuerzas armadas, médicos y funcionarios de Salud.
  4. Seguramente tendrá un impacto negativo en la economía mexicana. Este año es casi un hecho, se tendrá recesión económica. Se debe preparar un escenario de respuesta inmediata. Un plan de contingencia.
  5. Es casi un hecho también, que habrá mortalidadde mexicanos asociada a este virus.

Ahora bien, en todo este contexto de incertidumbre y desorden mundial, las principales naciones decretaron estados de emergencia, lo que les permite el uso de sus fuerzas del orden (militares y policías) para restringir el libre tránsito de personas, el cierre del tránsito por sus fronteras y limitar otros derechos garantizados por sus marcos normativos.

Así mismo, en caso de que la enfermedad se propague y el país entre a la fase 3, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, confirmó el 28 de febrero que el virus puede afectar a 70% de la población del país, de los cuales entre 2 y 5% enfermarían de gravedad, una cifra que no debe tomarse a la ligera, dada la volatilidad de contagio que este virus ha presentado en diferentes países, lo que indicaría que la cifra pudiera dispararse.

En este sentido, es importante recordar que existen países como Italia que, por no tomar medidas oportunas tienen una tasa de mortalidad de 7%, respecto al registro de sus pacientes diagnosticados con la enfermedad.

También es una realidad que España e Italia tienen un alto porcentaje de su población vulnerable por sus altos niveles de población adulta mayor. Todos estos factores deben tenerse en consideración en el análisis estratégico que este virus habrá de conllevar en el aparato de salud nacional.

Ahora bien, el peor escenario al que se enfrenta México sería que 87 millones contraigan el virus, la enorme mayoría de estos casos se recuperarán, pero hasta 4.3 millones de mexicanos podrían morir. Esto no sucederá si se toman las medidas adecuadas para reducir la tasa de mortalidad y la curva de infección. Con base en los datos presentados, las siguientes medidas extraordinarias deberán ser:

Salud.

A). El establecimiento de alianzas estratégicas con instituciones públicas y privadas del sector salud para la atención de enfermos. Es crucial para la contención de la propagación local que estos servicios puedan trabajar de manera coordinada. B) Facilitar la producción de medicamentos y material médico de la canasta básica y de enfermedades crónicas con la industria nacional frente al desabasto global que se ha venido presentando. Esto garantizaría un margen de viabilidad ante cualquier eventualidad que pudiera presentarse.

Sociedad.

A). Asignar responsabilidades claras a las organizaciones sociales, empresariales, educativas, religiosas y medios de comunicación para atender esta crisis de manera coordinada. Todo el poder del Estado, incluida su sociedad deben cerrar fialas ante este riesgo inminente.

Económicas.

A). Aplicar un plan de emergencia económica que incluya mayor gasto en inversión, reducción de gasto corriente gubernamental, incentivos fiscales a pequeñas y medianas empresas, aunque esto conlleve, una menor recaudación fiscal en un inicio. Lo anterior ayudaría a dinamizar el lento flujo de capitales en el país e inyectaría certidumbre en los inversionistas mexicanos.

  1. B) Un plan de estabilización de empleos y salarios de empresas que se vean afectadas por la recesión. Esta medida mitigaría el impacto por el alza en las importaciones de materias primas.
  2. C) Endeudamiento moderado. Es momento de explorar esta posibilidad ante cualquier escenario de proyección superior a los 6 meses.

Política interior.

A). Apoyo a los estados de la federación para que puedan ser la primera línea de contención de sus servicios de salud. Si esta medida no se refuerza el sector público federal tendría problemas exponenciales para satisfacer la demanda de infectados. B) Coordinación en todos los niveles de gobierno en caso de restricciones de movilidad y uso de instalaciones como centros de atención médica.

Política exterior.

A). Diálogo estratégico con EU para evitar medidas como el cierre de fronteras y al comercio, lo que ocasionaría un efecto en cadena negativo para la ya de por sí, frágil economía nacional.

Por todas estas razones, se debe tomar en consideración que dichas medidas no son un recetario infalible para contener o eliminar la propagación del covid-19, pero si pueden llegar a ser una guía sustancial para atenuar sus efectos económicos y sociales en un contexto turbulento lleno de cambios intempestivos que podrían poner en jaque la viabilidad del proyecto de nación encabezado por el presidente de la república.

Cualquier país debe enfrentar retos importantes que amenazan la gobernabilidad de sus fronteras, en la actualidad son muchos los desafíos que la A.P. y sus funcionarios en conjunto con la sociedad tienen por resolver, esta es una característica del nuevo milenio.  Sin embargo, la dinámica social también indica que la velocidad de respuesta ante dichas eventualidades no puede ser limitada ni de efectos retardados. En esta clase de sucesos históricos las horas transcurridas son el elemento clave para asegurar el éxito o fracaso de un plan estratégico de amplio impacto.

 

Acerca de misionpo 13593 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.