Urgente Difundir Medidas Necesarias Para Evitar la Propagación del Coronavirus

Los Dados de Dios

*Falta Mayor Higiene en los Sitios Públicos Concurridos

*Urge el Abastecimiento de Medicamentos Preventivos

*Necesaria una Mayor Difusión en Medios de Comunicación

*Los Mexicanos no Acostumbran Consultar Doctores

*No, Cuando se Trata de Enfermedades Respiratorias

Por Nidia Marín

Doce días y contando. Sí, suman ya una docena de días desde que la Organización Mundial de la Salud anunció la potencial conversión en pandemia del Covid 19 conocido popularmente como Coronavirus.

Los mexicanos, aspiramos y esperamos, que las autoridades sanitarias y gubernamentales del país estén preparadas, aunque no se observa que ello ocurra y la prueba es que la escasez de medicamentos, en este caso preventivos, prevalece en todo el país, así como la información a medias de los casos que ya son una realidad.

Es una gran prueba para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Pero, el asunto es que no tan sólo es problema de las autoridades en general, sino una falta de educación en materia de higiene, lo cual es observable no solamente en las escuelas, sino también en los sitios públicos que van desde un mercado a un cine.

Urge la difusión en los medios masivos de las medidas que deben tomarse y no solamente dar la explicación cercenada en las mañanas en Palacio Nacional.

Aseguran los que saben de estos menesteres, es decir los doctores, que “si bien es imposible detener la propagación de un virus pandémico, es necesario actuar para minimizar las consecuencias”.

Los simples mortales de este país desconocemos si ya existe algún programa que establezca lo necesario para estar preparados ante el nuevo desafío, independientemente de la preparación de las propias autoridades sanitarias para llevar a cabo acciones que contribuyan a limitar los daños a la salud de la población.

Y lo decimos (lo cual saben las autoridades desde luego) porque, en México la mayoría de las personas no suelen consultar a un doctor cuando enferman de las vías respiratorias. Se auto recetan antibióticos, antivirales o remedios caseros remedios caseros. No hay prescripción médica.

Una pandemia no es enchílame otras. A lo largo de la historia las de gripe han azotado al mundo y a sus servicios de salud sorpresivamente. La consecuencia fueron los números de casos y las defunciones. Las vacunas llegaron, pero tarde y se perdieron numerosas vidas en las tres pandemias del siglo XX. También en la de 2009 y ni qué decir de la de ahora.

Y sólo va un ejemplo, dado a conocer por el epidemiólogo del IMSS Carlos Alonso Reynoso, maestro en ciencias de la salud pública con orientación en epidemiología por la Universidad de Guadalajara, en su trabajo “La influenza A (H1N1) y las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias”.

Dice, por ejemplo:

“A principios de mayo de 2009, la OMS anunció que había más de 300 casos de la nueva influenza, de los cuales casi la mitad pertenecía a México, donde los muertos por ese virus alcanzaban la cifra de nueve. Para el 2 de mayo se habían sumado a la lista Francia y Dinamarca en Europa, Costa Rica en Centroamérica, y la República de Corea y China en Asia. En los días siguientes crecían los países afectados y los casos. Irlanda, Italia, Suiza, Guatemala y Colombia reportaron infecciones. En el mundo había 2 ,871 casos, de los cuales 590 eran mexicanos. México aportaba entonces la mayor cantidad de muertos: 25”.

También dice:

“El 20 de julio los casos de infección ascendían a 139 547, con 798 muertos en 154 países13. Ocho días después, la OMS reconocía que había más de 160 países afectados por el virus. Éste se seguía propagando entre niños y adolescentes de 12 a 17 años. Conforme pasaba el tiempo aumentaban las cifras. La pandemia era un proceso en curso.

“A finales de septiembre los casos reportados por organismos de salud indicaban que la epidemia se encontraba en 187 países con más de 302 427 casos y, al menos, 4 058 defunciones. La mayor parte se concentraba en la región americana, que para entonces había acumulado 137 446 casos y 3 078 defunciones. El país con más defunciones era Brasil, con 899. En Estados Unidos se reportaban 593 personas fallecidas y en Argentina 538. En México se habían confirmado 31 594 casos de infección y 231 defunciones”.

Algo parecido está sucediendo. ¿Aprendimos gobierno y ciudadanos o no la lección?

Usted dígalo.

 

Acerca de misionpo 9765 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.