¿El Paro Nacional Despertará la Conciencia en el Gobierno?

De Fondo

Por Jesús Michel Narváez

Ayer la marcha.
Hoy el paro nacional.
“El Nueve, Ninguna Mujer se Mueve” marca un parteaguas en la vida de México y probablemente logre el propósito de que ellas sean reconocidas como parte activa de la vida y no solamente el paño de lágrimas o el costal al que se le puede golpear y destripar sin consecuencia alguna.
Encabezadas por el Presidente López Obrador se intentaron acciones para desprestigiar el llamado de los grupos sociales feministas cuya exigencia mayor es frenar la violencia en su contra y que quienes las agredan y asesinen reciban todo el peso de la ley y cuando menos vivan el resto de su existencia sin mirar el sol de nueva cuenta.
Hoy es la prueba de fuego para el Gobierno, los gobiernos, porque sin mujeres destrabando los problemas burocráticos, el caos hará acto de presencia.
La voz Divina, la de Palacio Nacional, ha dicho que quien quiera participar en el paro que lo haga y se ha comprometido a no tomar represalias.
¿Qué dirá el Presidente en su mañanera de hoy?
Tendrá que hablar del tema. Deberá responder a las demandas de miles de mujeres, jóvenes, maduras y adultas mayores.
Callar e ignorar el clamor de más de 100 mil mujeres en la Ciudad de México y muy probablemente otro tanto en diferentes ciudades del país, es poner en riesgo la gobernanza.
López Obrador, cuyo triunfo electoral nadie le regatea, dice gobernar para todos los mexicanos incluidos aquellos que no votamos por él. Los hechos, las acciones, las descalificaciones, no confirman su dicho. Lo destriza él mismo.
Si rememora su respuesta a la Marcha del Silencio (Blanca) de 2004 e insiste en calificar de “pirruris” a quienes participaron en la de ayer y hoy irán al paro nacional, habrá que aplicarle en el dicho: “mal empieza la semana al que ahorcan en lunes”.
Las mujeres ni piden lo que los hombres no tienen.
Quieren igualdad laboral, salarial; tener la oportunidad de ascender por la meritocracia no por la sexualidad; saber que pueden salir de su casa y regresarán sanas y salvas; que no sean el blanco de los hombres y las asesinen; que tengan seguridad mediante leyes claras y acciones concretas para los que ejercen la violencia.
No es un catálogo de peticiones imposible de cumplir.
Si López Obrador, el Presidente, no el activista, deja pasar la oportunidad y comprende que el movimiento femenino no lo para ni Dios, entonces tendrá que cargar la pesada loza que su insensibilidad genera.
Entender que los reclamos son válidos en toda su expresión y corre3sponden solamente a las mujeres y no a los fifís, los conservadores y los adversarios neoliberales de la derecha, es harto difícil para quien suponer ser poseedor de la verdad única aunque se demuestra lo contrario.
Hoy cocinaré. Porque en casa el PARO VA y en serio.
E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 14075 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.