La Vulnerable Belleza de la Flora y la Fauna

A la Vuelta de la Esquina

*La Pérdida y Deterioro de los Hábitats en México

*El Crecimiento Poblacional: 150 Millones Para 2050

*Altos Niveles de Pobreza en el Sector Rural  

Por Iván Ruiz Flores

Hoy, día 3 de marzo, se está celebrando el Día Mundial de la Vida Silvestre, sobre lo cual las Naciones Unidas señalan el incalculable valor de la misma.

Comenta la organización internacional que los animales salvajes y las plantas silvestres, además de su valor intrínseco, contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos del bienestar humano y el desarrollo sostenible.

Y hace notar que esta fecha nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad.

Advierte, además, que la celebración de este día también nos recuerda la necesidad urgente de combatir los delitos contra el medio ambiente y la disminución de especies causada por la actividad humana, que acarrean consecuencias negativas de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social.

México en esa materia tiene severos problemas. Ya lo expuso el doctor José Sarukhán Kermez, para “Biodiversidad Mexicana”:

“La pérdida y deterioro de los hábitats es la principal causa de pérdida de biodiversidad. Al transformar selvas, bosques, matorrales, pastizales, manglares, lagunas, y arrecifes en campos agrícolas, ganaderos, granjas camaroneras, presas, carreteras y zonas urbanas destruimos el hábitat de miles de especies.

Muchas veces -dice- la transformación no es completa, pero existe deterioro de la composición, estructura o función de los ecosistemas que impacta a las especies y a los bienes y servicios que obtenemos de la naturaleza.

Y al mencionar las últimas estimaciones expone que “…en México se ha perdido alrededor del 50% de los ecosistemas naturales. Las principales transformaciones se han llevado a cabo en las selvas húmedas y secas, los pastizales, los bosques nublados y los manglares y en menor grado en matorrales y bosques templados. Los ecosistemas más accesibles, productivos, con mejores suelos y en lugares planos han sido los más transformados.  Los principales remanentes se encuentran en lugares poco accesibles o poco productivos”.

La pérdida de hábitat, agrega, sucede por el “cambio de uso del suelo” de ecosistemas naturales (bosques, selvas, pastizales, etc.) a actividades agrícolas, ganaderos, industriales, turísticas, petroleras, mineras, etc., todas ellas contempladas en las evaluaciones de impacto ambiental de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Medio Ambiente (LEEGEPA, Sección V, 2013) y normas y reglamentos asociados”.

De acuerdo con The Economics of Ecosystems and Biodiversity las principales fuerzas motorices (drivers) relacionados con la degradación y perdida de la biodiversidad y de los ecosistemas son:

*El crecimiento de la población (Conapo estima que unos 156 millones de Mexicanos vivirán en el territorio mexicana para el 2050);

*El cambio del uso del suelo para la agricultura (81% de la perdida de los bosques es debido al sector agrícola);

*El crecimiento urbano (el porcentaje de la población viviendo en ciudades se incrementó de cerca de 35% en 1940 hasta cerca de 77% en 2010, con alrededor de 86 millones de personas);

*Niveles de pobreza especialmente en el sector rural con poblaciones altamente dependientes del uso del recurso natural para su vida diaria (en 2012, se estimó que 63.6% de la población rural estaba inmersa en la pobreza de patrimonio, 40.2% en la pobreza de capacidades y 30.9% en la pobreza alimentaria (Coneval 2013), cifras entre 2 y 3 veces mayores a las exhibidas en el sector urbano);

*El turismo insostenible, principalmente en las zonas costeras en donde el desarrollo turístico se ha basado en la pérdida o degradación de ecosistemas costeros como los manglares, humedales, arrecifes, etc. Además, las actividades turísticas causan costos de energía 3 veces más altos que otras actividades económicas en su conjunto, y en cuanto al consumo de agua los costos son aún más elevados, es decir 6 veces más altos (INEGI 2015); así como…

*Los efectos del cambio climático (50% de la superficie con vegetación del país es susceptible a los efectos de dicho cambio (Conafor 2012).

 

Acerca de misionpo 10411 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.