El Sueño Mexicano

Por Alberto F. Mena Mallén

Pero, qué les pasa a los de la 4T…

Ahora resulta que vivimos el sueño mexicano.

Lo dijo Mario Delgado en los Estados Unidos.

Como si de veras estuviéramos en esas condiciones de soñar. Solo los de la 4T quizá sueñen y acepten las ocurrencias del primer mandatario y de que ya merito llegan los beneficios para todos.

El país vuelto de cabeza por las decisiones del presidente Andrés Manuel López Obrador y sus colegas azuzando el fuego en el extranjero.

Muchos analistas y columnistas “fifís”, han señalado que ningún mexicano está en contra de que se combata la corrupción; todos lo quisimos desde el momento en que más de 30 millones de ciudadanos votaron a favor de un cambio. Nadie lo duda, hasta ahora que poco a poco nos hemos dado cuenta de que los procedimientos y las decisiones –que muchos las toman como burla-, que se han utilizado y tomado no son los mejores para modificar el régimen político del país.

Y hay muchos ejemplos de lo que se ha hecho, y mal.

Lo de las mujeres y los feminicidios es uno de ellos.

Las declaraciones del Peje enardecieron al sector femenino, ya que se argumenta que fue más importante la rifa del avión que los casos que se han presentado de feminicidio en el país.

El presidente, por su orgullo, no ha querido reconocer que ha fallado en sus posturas hacia diversos problemas que se tienen actualmente, hecho que ha generado inconformidades de la población, incluso entre quienes votaron por él. Está seguro de que va por buen camino, cuando las evidencias lo contrastan.

Lo anterior provocó que poco a poco se sumaran muchos grupos, dependencias e instituciones en acciones de protesta como el de participar el próximo 9 de marzo en #undiasinmujeres y como respuesta de López Obrador dijo que eran manejadas por la derecha, particularmente porque el PAN vio la oportunidad, de las pocas que ha tenido para ser oposición y se incorporó a esta lucha inédita en el país.

El texto de la convocatoria -que creció como bola de nieve-, dice “¡Sin mujeres!, ¿no nos cuidan? ¿no existimos? Miren cómo sería si no existiéramos más… pasa la voz, únete. Si quemando y gritando no nos ven… ¡concedido! ¡No nos verán!”. Se argumenta de que no se ha hecho lo suficiente para atender este problema.

Habrá que recordar la película “Un Día Sin Mexicanos” (en inglés: “A Day Without a Mexican”). De acuerdo a Wikipedia, nos dice que es una película polémica dirigida por Sergio Arau, que trata acerca de una hipotética desaparición de todos los mexicanos de California, y su efecto sobre el resto de los californianos. Es una coproducción entre Estados Unidos, México y España, y es el último trabajo del actor mexicano Eduardo Palomo, quien murió en noviembre del 2003.

La trama, consiste en la misteriosa desaparición de todos los latinos o hispanos en el estado de California en los Estados Unidos de Norteamérica, en la cual se va examinando de cerca a varios personajes que son afectados de diversas formas por el extraño fenómeno.

A lo largo de la trama se puede ver a un senador que ve en la tragedia una magnífica oportunidad para convertirse en gobernador del estado de California al preocuparse y ponerse a investigar sobre las inexplicables desapariciones. El cual en el momento de que se estaba postulando para senador estuvo de acuerdo con la creación de leyes anti-inmigrantes.

Asimismo, podemos ver la historia de una mujer llamada Mary, esposa de un músico latino, que ha desaparecido junto con su pequeño hijo, dejando misteriosamente a su hija y a Lila Rodríguez, la única persona de sangre latina que ha quedado en el estado. En la sangre de Lila podría estar la respuesta al enigma y la solución para que aparezcan de nuevo los latinos, pues el estado de California ha caído en el caos luego de que un tercio de su población (en su mayoría encargada de la agricultura, aseo y otros empleos difíciles y cansados) ha desaparecido. Aquí cabe recordar al expresidente Vicente Fox cuando dijo una de sus famosas frases: “Realizan mexicanos trabajos que ni los negros quieren”.

Ahora, con el Día Sin Mujeres, sucederá algo similar ya que no habrá mujeres en ningún lado, en ninguna parte, solo estarán en sus casas haciendo labores de amas de casa, quizá echando la flojera, viendo tele o alguna película, o las noticias para conocer qué pasará con esta fecha singular. Tal vez habrá algunas que salgan a visitar a familiares.

Hay quienes dicen que este movimiento acarreará múltiples pérdidas, sobre todo económicas, ya que es fuerza de trabajo de más del 50 por ciento, que no se lleva a cabo, pero lo que si ocasionará es que el gobierno verdaderamente voltee a verlas y que de alguna u otra manera busque mejores soluciones para la inseguridad y desigualdad milenarios que aqueja a este sector poblacional.

Me da risa uno de los memes que aparecieron en las redes sociales donde aparece Eugenio Derbez, vestido de diablo, susurrándole al oído al Peje, “mejor decreta descanso obligatorio”, refiriéndose al 9 de marzo para que evite la burla nacional de no actuar a tiempo para atender el problemón de la falta de inseguridad y de desigualdad que se acumula hasta nuestros días.

Y respecto a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, que aparece en eventos y en noticias tratando de apagar críticas y fuegos cruzados en contra de la 4T, busca remendar lo descocido en el tema de las mujeres. Hay quienes han buscado la manera de minimizar este movimiento, desde la esposa del presidente, quien primero lo apoyó y posteriormente se desdijo de sus dichos.

También la titular de la Función Pública, quien aplicó el mote de “Fakeministas” a quienes participarán en esta desaparición colectiva laboral y les pidió que mejor fueran a trabajar en lugar de quedarse en la casa a lavar los trastos. Lo que no ven son las cifras. Según el informe de Incidencia Delictiva del Fuero Común 2020 se registraron 72 feminicidios a nivel nacional en el mes de enero y ya circula en medios de información y comunicación como una cifra harto conocida de la muerte diaria de 10 mujeres.

Proyectando este hecho, esta fecha podrá quedar para la historia y tal vez para ser una celebración anual de aquí para adelante y para no enredar mucho el propósito quedará como “el día que no hubo mujeres para el Peje y su 4T”.

Hay mucha gente que señala que lo mejor para el gobierno es ponerse a trabajar y dejar de distraer la atención de la opinión pública con notas de relleno como les llamamos en los medios, a cualquier información que llene los huecos, en este caso no dejar a un lado el tema femenil y eliminar el del avión presidencial.

fermallen@gmail.com

 

Acerca de misionpo 7840 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.