Ausente la Austeridad Republicana en la CNDH

De Fondo

Por Jesús Michel Narváez

Debe ser cierta la información porque de lo contrario el derecho de réplica habría sido utilizado de manera indiscriminada por quien hoy encabeza la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

La nota periodística dice: “la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, recibirá este año un sueldo mensual por 159 mil 227.83 pesos, es decir, cinco mil 161.23 pesos más que su antecesor, Luis Raúl González Pérez en 2019.

Afirma que se trata de un “documento público que también indica que  Piedra Ibarra recibirá un aguinaldo por 321 mil 547 pesos”.

Junto al incremento salarial y la desobediencia a la austeridad republica que pregona el presidente López Obrador y que le permitió ahorrar poco más de 5 mil millones de pesos durante el 2019, empleados de la CNDH denuncian que les han sido recortados nonos y prestaciones.

El seguro semestral y la despensa decembrina por 11 mil pesos, fueron borradas de los egresos del organismo.

Doña Rosario Piedra Ibarra, cuyas apariciones periodísticas se han vuelto menos aisladas y en las que su meta es descalificar a todos aquellos, incluidos miembros de su partido, Morena, porque es una militante consumada, ha violentado la Ley Orgánica de la CNDH.

De entrada, nombró directores generales en las Visitadurías sin contar con el título de abogado. Consciente de que los visitadores renunciarían y la Ley establece que en ausencia del titular asume el cargo el director general, que debe haberse titulado como abogado, no licenciado en ciencias ni en administración de empresas, la titular hizo los nombramientos.

Y es momento en el que se mantienen los designados y nadie la obliga a acatar la ley.

Para seguir dando de qué hablar, propuso al doctor John Ackerman para integrar el Comité Técnico que evaluará a los aspirantes a los 4 cargos de consejeros electorales que estarán vacantes a finales de este mes. La nominación, protestada por las oposiciones, minoría absoluta en la Cámara de Diputados, pasó y sigue con la advertencia del catedrático de que “la democracia ya llegó”.

Los aplaudidores de la designación de doña Rosario, incluido el Presidente López Obrador, se solazan con los reclamos de quienes consideran que la CNDH perdió todo lo construido durante 29 años (el 6 de junio cumplirá 30 de haberse creado en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari) y abruman a la inteligencia con los señalamientos de que ahora sí hay respeto a los derechos humanos.

Y sí, tienen razón. Los criminales ya gozan de ese privilegio, aunque el grueso de los habitantes de este país se queden con las ganas de ser escuchado y que se abran investigaciones para surjan las recomendaciones.

Lo que es verdad y sin especulaciones, es que doña Rosario gana más que el austero Presidente, que hay visitadores sin título de abogado y a los empleados les han quitado beneficios obtenidos a pulso. Y eso que el periodo de la titular está comenzando.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

 

Acerca de misionpo 12568 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.