El astillero y el hotel flotante que hundirían más a Emilio Lozoya

Tras la detención del ex director de Pemex Emilio Lozoya este miércoles en España, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, recordó que todavía hay investigaciones por concluir en contra del exfuncionario, entre ellas la compra de un astillero en quiebra.

“Hay todavía dos casos que no han sido judicializados y estamos investigando el caso de un astillero en España en donde hay pérdidas por 50 millones de euros”, mencionó en declaraciones a medios.

A finales de enero, el actual director de la petrolera, Octavio Romero, dio a conocer que durante la gestión de Lozoya Pemex adquirió 51 por ciento de las acciones del astillero español Hijos de J. Barreras, pese a que estaba por declararse en quiebra.

La compra, realizada el 26 de noviembre de 2013, fue por un monto de 5.1 millones de euros. Sin embargo, Romero acusó que tras la transacción Pemex no se hizo cargo del astillero ubicado en Vigo, al noroeste del país europeo.

En seis años, el “negocio” que adquirió la administración de Lozoya ha generado pérdidas por 50 millones de euros, por lo que Pemex presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en septiembre pasado por el posible delito de administración fraudulenta.

Romero señaló además que en el sexenio pasado, Pemex mandó a hacer un hotel flotante con costo fue de 145 millones de euros, el cual nunca se utilizó en su máxima capacidad.

Tras la detención de Lozoya en España, el titular de la UIF declaró que el resultado de la investigación por la compra del astillero se sumará a las denuncias ya presentadas contra el ex director de Pemex por supuesta defraudación fiscal en los casos Odebrecht y Fertinal.

Lozoya Austin estuvo prófugo desde mayo de 2019 después de que la FGR lo acusara de haber recibido sobornos de la firma brasileña Odebrecht y de haber participado en la compraventa irregular de un planta de fertilizantes, por lo que tiene una orden de captura en su contra.

Apenas el pasado 6 de febrero, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) validó la sanción impuesta en mayo pasado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) contra Emilio Lozoya, que implica inhabilitarlo por 10 años para ocupar un cargo público.

Lozoya, quien fue director de Pemex de 2012 a 2016 durante el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), había recibido esta sanción en mayo de 2019 por “dar información falsa en su declaración patrimonial y omitir en dos ocasiones una cuenta bancaria de cientos de miles de pesos”.

Acerca de misionpo 9247 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.