La Razón de AMLO Para Cancelar los Puentes

De Fondo

Por Jesús Michel Narváez

Cuando la memoria borra los hechos, vivimos en un severo problema.

Y nadie se ha querido dar cuenta de la razón que tiene el Presidente para cancelar los llamados fines de semana largos.

Hay que revisar qué pasó el 20 de noviembre de 2019.

Y ahí está la respuesta: Andrés Manuel López Obrador se irritó porque la gente estaba ¡trabajando!

La parada militar con sus tres transformaciones no logró que miles de personas la admiraran.

Porque ¡estaban trabajando!

Y el Presidente puede aceptar –si alguna vez lo hace- puede aceptar que todavía existe corrupción, que el crecimiento económico es magro pero con desarrollo humano y un largo etcétera.

Pero que la gente no acuda a un evento que encabeza, ESO SÍ NO.

Quizá no entiende la función de los fines largos.

Y por eso decidió, cual profesor rural, que los días oficiales de descanso no formen parte de un fin de semana y que se respeten los recordatorios.

Así, los niños, según su leal saber y entender, sabrán la historia de México, de sus héroes, de sus gestas.

No se vale que en el aniversario del nacimiento de Benito Juárez la gente esté ¡trabajando!

No, eso sí que no.

Tiene que estar en el evento, ir a los desfiles, escuchar los discursos presidenciales, saber que Zaragoza le ganó a los franceses y que la sacrosanta Revolución se inició el 20 de noviembre de 1910.

¿Y cómo saberlo?

Pues simple: estando en casa, en la calle, frente al televisor para observar la marcha cívico-militar con la cual se festeja la TERCERA TRANSFORMACIÓN NCIONAL.

Qué es eso de estar trabajando en un día festivo consignado en la Constitución.

La irritación presidencial el pasado 20 de noviembre está plasmada en las crónicas, en los audios, en las imágenes.

No acepta ni aceptará que la gente descanse un fin de semana largo y que por ello no asista a los eventos que preside.

Para eso es el Jefe del Estado, Comandante Supremo de las fuerzas armadas, jefe político de su partido –aunque lo niegue-, superior jerárquico de todos los mexicanos y, para culminar, el iniciador de la cuarta transformación.

Faltaba menos y sobraba más.

Así que, a partir del próximo año todos los días oficiales de descanso con motivo de fechas históricas, se respetarán.

Y aunque haya nuevos largos puentes, no interrumpirán la ceremonia que don Andrés presida. Y no se irritará porque la gente no estará trabajando esos días y la atención estará centrada en escuchar sus melodiosos, entonados y perfectamente bien hilvanados discursos.

Viva la democracia y mueran los fines largos. Tan, tan.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 7190 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.