Interpretando la Mañanera Ocurrida Apenas en Chihuahua

Frontera Norte Ciudad Juárez

*Los Periodistas de Carrera y Aquellos Empíricos

*Hay que Consultar a los Políticos de Carrera

*A Politólogos y Editorialistas que no han Vendido su Pluma

*Y Desde Luego a los Periodistas de Redacción

*¡Pero le Preguntaron por las Ventas de su Libro!

Por Rafael Navarro Barrón

La diferencia de un periodista de carrera – con o sin título- hecho en las “redacciones” de los medios de comunicación convencionales, es que el reportero profesional tendrá los elementos de juicio (en base al análisis diario, estadísticas e información oficial y no oficial) para poder presentar una noticia, valorada bajo conceptos profesionales y fuentes confiables. La noticia de primera mano.

Dicho de otra forma: el periodista es el médico que se prepara en una universidad (escuela física o redacciones de medios); el que no es periodista es el farmacéutico que fue enseñado por otro igual que él en un mero oficio, que nada tiene que ver con la instrucción del doctor en medicina. ¿Qué ambos recetan? Sí, pero uno es profesional y científico por la base metodológica en que fue preparado; el otro es un empírico que no arriesga nada y que se dedica a vender medicinas.

Para entender la rueda de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador en Ciudad Juárez, se requiere del análisis periodístico. Hay que consultar a los políticos de carrera, a politólogos, a editorialistas que no han vendido su pluma y a los periodistas de redacción. Lo demás es charlatanería.

Es necesario visualizar el concepto básico de los discursos, el antecedente, la base histórica, los presentes, los movimientos corporales, la organización del evento y luego aplicar el método valorativo para entender los discursos, lo informado y lo no informado; finalmente, transferir todos esos elementos al público que lee, escucha o ve.

Y la triste realidad es que en el auditorio de la guarnición militar de Ciudad Juárez había muy pocos doctores y muchos farmacéuticos. No se observaron las preguntas esperadas para un presidente que viene a la tierra brava. Caramba preguntarle por las ventas de su libro que ya se puede leer gratuitamente en PDF; caray, una periodista de Sinaloa trabajando como publirrelacionista del presidente, cuestionando sin cuestionar al alcalde y al gobernador por los feminicidios. Que falta de respeto a los televidentes.

Encabezó la rueda de prensa un presidente de la República de doble cara que un día dice que “Javier Corral es muy poco gobernante para tan grande pueblo chihuahuense” y otro lo sienta a un lado de él, afirmando que existe una gran colaboración, cuando no la hay.

Un gobernador que está pensando si se une o no al nuevo esquema de salud para los pobres, un programa del presidente de la república. Y mientras esto ocurre, una madre de familia pide auxilio porque no encuentra la forma de pagar miles de pesos que adeuda en el Hospital General donde atienden a su hija adolescente. Tiene leucemia.

Y luego el presidente, muy propio y frente a la cámara que lo persigue por todos lados, se atreve a decir que (Benito) Juárez “es el más grande presidente que ha tenido México”. Una falta de respeto a los mexicanos que no piensan lo mismo. El oaxaqueño vivió otro tiempo y circunstancia, pero en el salón, ni los militares, cuestionan el método valorativo usado por AMLO para establecer dicha aseveración como válida.

Y las entrañas de Javier Corral se comprimen, porque en la base ideológica que lo formó el benemérito de las américas, como es llamado Juárez, no ocupa un lugar especial, ni es el mejor presidente de la historia.

Una más, primero el general Secretario de Defensa y luego el mismo presidente señalan con estadísticas que esta frontera es un caos en cuanto al tema de inseguridad. La frontera número uno en homicidios dolosos.

Luego, el propio presidente, “reconoce” que Armando Cabada es “el segundo alcalde que más asiste a las reuniones de seguridad” (no él, un enviado). Para decenas de farmacéuticos, esa alusión, convierte a Cabada en un buen presidente municipal. Nunca dijo el presidente que lo fuera, solo que acudía mucho a las reuniones de seguridad.

Lo explicamos para los farmacéuticos: es como un bono de puntualidad al obrero de la maquiladora. Que sea puntual no lo convierte en un trabajador de excelencia. Ya en corto la pregunta que nos debemos hacer ¿de qué diantres sirve que esté tanto en las reuniones de seguridad si la ciudad es un caos?

Cito: el mismo día de la visita de AMLO a Juárez, el canal de Cabada pasaba en vivo “un enlace global” encabezado por su propio sobrino, donde el joven Cabada explicaba que un hombre que calentaba sus manos en un bracero fue asesinado de siete balazos. En el estudio, la conductora estrella del alcalde, Claudia Vega restregaba el reconocimiento a su patrón al decir “la interminable violencia que no acaba en ciudad Juárez”.

Acerca de misionpo 8778 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.