Con la Vela Encendida

Artículo Invitado

*Pedimos Certidumbre y Claridad

*Solo Vemos Cambios Caprichosos

*Ignorar a Gobernadores, un Hecho

Por Alejandro Zapata Perogordo

Tal como posada navideña, con la vela encendida en la mano recreando el peregrinar al solicitar hospicio, pedimos certidumbre y claridad en la formación, creación y aplicación de políticas públicas.

En efecto, en este primer año de gobierno han ocurrido múltiples e importantes episodios que caracterizan una administración plagada de sombras y pocas luces, generando un clima de desconfianza; incertidumbre y; hasta de sometimiento. La cuarta transformación es mas un ejercicio autoritario en la toma de decisiones, que un verdadero cambio democrático; reforma del Estado y gobernabilidad eficaz.

Es entendible que al obtener una amplia mayoría los actores políticos en el poder decidan imponer sus promesas de campaña, bajo la legitimidad del sufragio, no obstante, ha triunfado la incoherencia, al prevalecer la obstinación y en múltiples ocasiones posturas inadecuadas y dañinas.

Es una obviedad, como lo hemos mencionado antes, la necesidad de adecuar las instituciones del Estado a través de un rediseño, sin embargo, en una sociedad fracturada, plural y ahora dividida, como la nuestra, resulta esencial tomar en cuenta en ese ejercicio a los diferentes actores para que exista el encuadre jurídico-político-social, para la creación y cumplimiento de las políticas púbicas.

Sin embargo, solo hemos visto una serie de cambios caprichosos, sin una visión amplia, integral y futurista, al provenir exclusivamente de un segmento que las impone. Algunas de esas ideas son buenas, aunque su diseño y aplicación dan al traste con la intención positiva que originalmente se tuvo.

Así podemos mencionar algunas cuyos efectos se padecen y otras que al ser evidentemente predecibles irán causando dolores de cabeza. Hemos caminado atropelladamente ajustando sobre la marcha políticas y criterios parciales, unilaterales y mal aplicados. Desde el combate al huachicol a partir de un desabasto del combustible que puso de cabeza al país, hasta las estrategias para enfrentar al crimen organizado sin tomar en consideración a los gobernadores y gobiernos municipales, ya no digamos lo concerniente al problema de la migración donde los americanos terminaron por imponer sus condiciones al igual que en la negociación del tratado.

Los resultados saltan a la vista y las proyecciones son desalentadoras, la obstinación no es buena consejera, la prudencia indica un proceso de corresponsabilidad: ver, escuchar, analizar y actuar, con la premisa popular de más vale paso que dure y no trote que canse.

Sin embargo, estamos ciertos que ese no es el estilo de la actual administración, su objetivo al parecer es el desmantelamiento institucional y las redes de poder, para crear un diseño a modo que les permita cimentar un proyecto transexenal, así cualquier idea o propuesta cuyo origen provenga de actores externos a su elite, es vista con reserva, desconfianza y animadversión.

Ante esa lógica, lo único posible es resistir y prender la vela.

Acerca de misionpo 13093 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.