Sin Calidad de Vida…

Por Alberto F. Mena Mallén

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador no descentralice la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, como lo prometió en su campaña, la calidad de vida de su población irá disminuyendo conforme aumente el número de habitantes y de vehículos que circulan cada día a menos velocidad por la saturación que existe en sus calles y avenidas.

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México.

Ello ayudaría mucho a la jefa de Gobierno de la capital, a la científica Claudia Sheinbaum, ya que al ser una megalópolis con problemas súper grandototes, con los que hasta el momento no ha podido, al hacerla más chiquita con menor población, menos carga de todo tipo, a lo mejor da mejores resultados en su gobierno.

Dicha calidad de vida se traduce en muchas cosas, entre ellas el tener que hacer largas colas ¡¡hasta para pagar cualquier servicio!! y para ingresar a cualquier lugar ya sea de espectáculos, para hacer transacciones en un banco, -afortunadamente el Internet de las cosas ya funciona en este sentido-, el comprar cualquier producto, en cualquier tienda o supermercado, incluso hasta para que lo atiendan a uno en una unidad de emergencia de cualquier hospital.

Aquí, déjenme comentarles otra historia. Resulta que una persona se sintió mal, como cansada y con dolores en el pecho, espalda y brazos, por lo que acudió de inmediato a urgencias del Seguro Social. Ahí la atendieron, se puede decir casi de inmediato. La recibió un doctor que trabajaba como en una fábrica produciendo enfermos, uno tras otro, quien le tomó los signos vitales, mismos que anotó en un papelito que le pasó a otro médico -con cubre-bocas-, para que la auscultara. Ambos en un cuartito pequeño con dos escritorios solamente.

Lo que se notó en la labor del primer médico fue que utilizaba equipos modernos, digitales que daban las cifras inmediatamente, tanto de la presión como de la temperatura de la persona auscultada. El segundo médico, al platicar con la paciente, y de escuchar sus dolencias, ordenó que se le realizara un electrocardiograma para conocer el funcionamiento del corazón.

La paciente rápidamente se dirigió al lugar donde se lo iban a practicar y después de un buen ratote, finalmente salió enojada y echando chispas y centellas ya que argumentó que de tres aparatos que fueron utilizados, ninguno funcionó por lo que prefirió irse con un médico particular para que la revisara. Luego de este último chequeo del médico particular, el costo de los servicios del galeno fueron casi mil pesos y todo porque el IMSS no cuenta con el instrumental necesario para atender a sus pacientes.

Otra historia del IMSS. La paciente con asma acudió al especialista en el Hospital número 48 ubicado en San Pedro Xalpa, alcaldía Azcapotzalco para que le realizaran un análisis llamado espirometría, con el que el doctor conoce el estado de los pulmones de esta persona. Resulta que no se lo pudieron hacer porque se robaron el aparato y no podía mandar a dicha paciente a otro hospital para que se lo practicaran porque como ellos “tenían dicho equipo”, no le iban a aceptar a la paciente.

El caso es de que pasaron los meses y ahora si cuentan con dicho equipo, pero después de un laaaaaaargo tiempo para que se logre esta hazaña de realizarle la espirometría, -que tiene un costo  de 500 pesos aproximado en un laboratorio privado-, y la cita para que la doctora -que es la única de esta especialidad en dicho hospital-, analice dicho estudio será hasta el próximo año, por lo que tendrán que pasar semanas y semanas para que se logre la atención en servicios de salud, aunque especializados, pueden considerarse básicos, particularmente ahora que se acerca la época de frío, que genera muchos problemas a este tipo de pacientes.

De regreso a la calidad de vida de la metrópoli, se puede señalar que de acuerdo a un informe presentado por la consultora Mercer, quien evalúa 39 factores agrupados en 10 categorías para poder incluir a una ciudad en su lista, entre ellos servicios públicos, de transporte, médicos, vivienda, educación, ambiente económico, entre otros señala que la Ciudad de México ocupa el 129 lugar de 231, después de haber caído en años previos.

Austria, en Viena, se coloca por décimo año consecutivo como la ciudad con la mejor calidad de vida del mundo. En contraste, Caracas, Venezuela, desciende 29 lugares para ubicarse como la peor ciudad del orbe. Monterrey se coloca en el sitio 113, cayó un lugar respecto de la lista del año pasado.

En otro estudio realizado a nivel nacional por la consultora Gabinete de Comunicación Estratégica, las alcaldías Milpa Alta y Tláhuac, en la Ciudad de México, y los municipios de Chimalhuacán, Nezahualcóyotl y Ecatepec, en el Estado de México, son los lugares con la peor calidad de vida, de acuerdo con la Encuesta Ciudades más habitables 2018. Estos tres municipios son los que concentran los índices más altos de población en el Estado de México. Mientras que en la Ciudad de México son Milpa Alta y Tláhuac.

El estudio en cuestión fue realizado con base en entrevistas a 30 mil mexicanos de las 76 ciudades más pobladas del país. Se tomaron en cuenta cinco índices de medición: índice de calidad de vida, de evaluación a alcaldes, el índice de satisfacción con los servicios municipales, de cohesión social, y también recogió la opinión de las personas sobre la posibilidad de recomendar a otros el lugar en el que viven.

El norte del país se llevó los mejores índices al obtener cinco ciudades con mayor índice de calidad de vida: San Pedro Garza García, San Nicolás Garza García, Saltillo, Hermosillo y Guadalupe, NL. Aquí cabe destacar que Monterrey ya superó en contaminación a la Ciudad de México.

La calidad de vida contempla otros aspectos como el traslado del domicilio al trabajo, para lo cual muchas personas ocupan horas y horas al día para llegar a ambas partes tanto de ida y vuelta. Incluso quienes utilizan los servicios de transporte públicos, sobre todo en las horas-pico, parece que van enlatados en una sardinera, o como dice la raza, pegados a los vidrios como la familia Burrón, con la consiguiente inseguridad que va en aumento cada día.

Además, las mujeres se están enfrentando a los acosos sexuales y maltratos de pelafustanes que no reciben la sanción correspondiente ya que se esconden entre la turba de pasajeros que requieren de estos servicios diariamente.

fermallen@gmail.com

Acerca de misionpo 10854 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.