Severos Enfrentamientos en San Lázaro en pos de Muchos Ceros

Lascas Económicas

*Quejas de Empresarios por la Postura del Nuevo Equipo Hacendario

*No Tienen Otros Datos, no Resuelven y sí Crean Problemas

Por Jaime Contreras Salcedo

Qué emoción…

Nos alertan que, en San Lázaro y fuera de ahí, las negociaciones políticas entre los diversos agentes económicos, los diputados que les encabezan y cabildean, así como el sector público, a través de la Secretaría de Hacienda, están que arden en esa quinta parte del Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 que no está comprometido en los avatares de un gobierno atado a falsos paradigmas de asistencialismo y deudas heredadas de administraciones fallidas, a nivel federal, estatal y municipal.

Comentaba el titular de las finanzas públicas, Arturo Herrera, solo hace unas horas, que, ni hablar, además de esta suerte de concertacesión con estos personajes, hay que tomar en cuenta que el mundo en su totalidad está en la puerta de una severa recesión global en donde México no puede estar ajeno y, para ello, se debe estar preparado, haciéndolos ver que si del lado de los ingresos no hay muchos recursos en este ejercicio, menos los habrá para atender los requerimientos sociales a nivel local, y háganle como quieran.

El problema doméstico es que los estados, por ejemplo, resentirán la falta de recursos federalizados y esto, desde luego, afectará su desarrollo interno, que no podrá sustituirse con los impuestos domésticos que, de por sí, van a la baja en la mayoría de las entidades. Ni hablar de los ayuntamientos, muchos de los cuales morirían si no les apoya, precisamente, la Federación.

Todavía no se aprueba la Ley de Ingresos y la Miscelánea Fiscal para el año entrante y, por ejemplo, nos dan cuenta que los responsables de la Comisión de Presupuesto tienen prácticamente formados desde asociaciones de agricultores hasta pequeños propietarios, comuneros marginados y de plano campesinos secularmente anulados, hasta grandes empresarios que negocian lo más rápido posible junto a abogados y contadores proyectos de infraestructura que venden como los “detonadores” de polos de desarrollo a nivel nacional y regional.

Los hay también, nos aclaran, vividores de esta oleada anual en los pasillos del Palacio Legislativo que buscan, a como dé lugar, tajadas y comisiones por abrir la puerta, sacar la copia o poner delante en la fila a quienes se dicen más afectados por las predeterminaciones oficiales en rubros como el sector farmacéutico, el minero, agroindustrial, maquilador, universitario en particular o educativo en lo general, solo por darles otros datos, que no siempre aparecen a la hora de cuantificar los saldos medidos en ceros presupuestales.

Un avezado abogado ya con varios años en el ring presupuestario y asesor de varias empresas de distintos giros nos señalaba que, al contrario de otros ejercicios y otras negociaciones, en la #4T se deben tomar en cuenta dos factores importantes: el equipo hacendario es imberbe y no muy ducho para tomar decisiones rápidas frente a problemas que ni siquiera son complejos. “Evidentemente no tienen Plan B para la problemática que deben resolver a como dé lugar y en un calendario específico”, subrayaba.

Pero, además, de acuerdo con nuestra fuente, en no pocos casos la posición oficial es irreductible. Lo más que dicen al terminar las larguísimas sesiones cabilderas es que “consultarán” con sus superiores –“el secretario Herrera dirá la última palabra”, se escabullen- y, en su caso, con otras instancias públicas, no siempre presentes en los debates recios que, por cierto, adolecen también de datos y documentos específicos que les avalen. “El crédito a la palabra, que se le conoce”, nos refiere nuestro amigo con su sorna tradicional y su grueso legajo de papeles en la mano.

Un dato no menor, nos decía también, es que en aras del ajuste del cinturón previsto para el año entrante, los industriales en su conjunto han alertado a la autoridad hacendaria que la inversión pública se desplomará 5.4 por ciento en renglones que, en los hechos sí generan empleo y crecimiento regional, particularmente en rubros “tradicionales”, como la construcción de carreteras, caminos, vivienda, escuelas, hospitales y la ampliación de las redes de telecomunicaciones, solo para decirles algunos.

La respuesta de los nuevos expertos –“llama la atención que los viejos, digámoslo así, han sido desplazados y, nos dicen, hasta en muchos casos, despedidos sin rubor”- es que la cobija presupuestal está acotada para el 2020 y deberá haber tiros de precisión si se quiere contar con el respaldo público en estos renglones. De acuerdo con la lógica pública, añade lacónicamente, corresponderá al sector privado apostar dinero contante y sonante porque, ya lo dijo el que vive en Palacio Nacional, las condiciones están puestas para que sean los patrones quienes le entren con proyectos, inversión y muchos empleos. Pero estos tienen otros datos.

Para muestra está eso de las nuevas leyes contra los factureros, en donde el problema, acota el especialista al servicios del empresariado, no será ir contra los defraudadores fiscales, sino arrasar a todos por igual con la presunción de que son evasores o elusores y, en lo que son peras o manzanas, meter a la cárcel a tirios y troyanos, incautarles y hasta venderles sus propiedades “en lo que nos arreglamos”, so pena de pasarse muchas noches aciagas en las crujías respectivas de las humanizadas, limpias, casi vacías y sin delincuentes, prisiones mexicanas.

Pero esa es costura de otro costal, o ¿cómo era? Lo importante es que hasta el final de noviembre se discutirán acaloradamente en dónde y cuándo irán los dineros de todos, de todos, y lo más importante: se sabrá si esas estrategias contra cíclicas de las que se ufana el mismo Herrera podrán paliar el tsunami de todos tan temido. De no ocurrir esto, no habrá nadie que pueda patalear arriba o debajo de la mesa porque tampoco habrá dinero que alcance para nada. Amanecerá y veremos.

En esto de la vida cotidiana, estas Lascas Económicas se mueven al lado de orgullosas y bellas piedras laja para suavizar los efectos de golpes debajo de la mesa en eso de negociar con el gobierno y empresarios. Como no están convencidas de ello, mejor se quedan a alisar los impactos que, sin duda, se sobrevendrán en toda la economía. Y ya les esperan con toda calma, la semana entrante, en este espacio. Jacs95@hotmail.com.

Acerca de misionpo 10854 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.