El Perfil Metafísico de los Políticos

*Definir que se Requiere Para Ocupar Cargos

*No Debe Designarse a un Amigo Sólo por eso

*Conocimientos Formales y Destrezas Deben Prevalecer

Por Ezequiel Gaytán

Es interesante cómo los ciudadanos exigimos que el perfil de nuestros políticos sea también metafísico, aunque no nos demos cuenta de la exigencia. Veamos, el perfil formal de quienes ocupan la titularidad de una secretaría de Estado, así como los subsecretarios y algunas direcciones generales de las entidades paraestatales, no está definido en algún documento, lo cual me parece que ya es hora de empezar a definir que se requiere para ocupar, por ejemplo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o de Gobernación o la dirección general de PEMEX o del ISSSTE.

Lo que quiero decir es que no puede designarse a un amigo del Presidente solo porque es una persona de su confianza.

Tal vez sea la Secretaría de la Función Pública la que inicie una aproximación técnica, profesional y metafísica de los perfiles de quienes ocupen algunos cargos de secretario o subsecretario de Estado, así como algunos entes públicos. La definición técnica implica conocimientos formales y destrezas en los cuales las habilidades y competencias estén demostradas y actualizadas; la profesional significa que sus estudios estén vinculados con las materias que le dan razón de ser a las instituciones; y las metafísicas se refieren a exámenes psicológicos en los cuales se demuestran confianza, apego a la cultura de la legalidad y un acrecentado sentido ético.

Que quede claro, no estoy proponiendo restringir el acceso a cargos públicos, pues por definición son abiertos. Empero desde que existe el Servicio Profesional de Carrera se ha iniciado un proceso de exigencia para ocupar cargos en la Administración pública. De ahí que no veo porque eximir a los mandos superiores de dicho requerimiento cualitativo.

Respecto al perfil metafísico de los servidores públicos es algo que también existe en las instituciones tales como las fuerzas armadas y las corporaciones policiacas, pues ya que se les aplican exámenes de confianza anualmente y se les pide vocación de servicio, emoción y pasión por México.

Ahora bien, qué significa ese perfil metafísico al que me refiero. Por un lado, me queda claro que es una definición inacabable y por otro es una indagación acerca de posibles perfiles dinámicos. Se requiere que los servidores públicos de mandos superiores demuestren madurez, entiendan los paradigmas y los dilemas éticos, sepan discrepar, argumentar y confrontar lo planeado contra lo logrado y contrastar lo deseable contra lo posible, alejados de todo servilismo. También esperaría que sean de pensamiento abierto y con trayectoria de participación en el ámbito de lo público social y/o gubernamental. Seguramente dirigir una Secretaría de Estado o una entidad paraestatal es algo muy difícil, pues requiere armar un rompecabezas donde se yuxtaponen los aspectos profesionales, técnicos y metafísicos, es más me queda claro también que son seres humanos con problemas familiares, presionados por influencias internas y externas, y que los aspectos políticos, sociales y económicos son tan complejos que a veces el escudo de la legalidad es lo único que los debe amparar.

Los servidores públicos de mandos superiores saben que la realidad trasmuta todos los días y que el peso de la misma es como una loza que solo él siente en su espalda. Sin embargo, debe ser un servidor público lo suficientemente fuerte, honesto, honrado y congruente para conducirla y, a la vez, dirigir su institución apegado a los lineamientos que el Plan Nacional de Desarrollo y los programas sectoriales le demandan.

La fortaleza intelectual y espiritual de un alto funcionario público está también en saber que su encargo puede acabarse antes del fin del sexenio, más eso no lo debe inhibir y mucho menos hacerlo comodino. Debe también ser imparcial y honesto consigo mismo pues también debe saber que si un colaborador suyo se equivoca o una instrucción suya es errónea deberá presentar su renuncia al Presidente de la República.

Tal vez estoy ambicionando un mundo ideal, pero estoy convencido de que los perfiles profesionales, técnicos y metafísicos de los mandos superiores de la Administración pública deben  acabar por imponerse.

Acerca de misionpo 5574 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.