Tiene Razón AMLO: Nada que Presumir

Yo Campesino

*Economía se Desploma y Aumenta el Número de Muertos

Por Miguel A. Rocha Valencia

Dice bien el presidente López Obrador que “no es para presumir” lo que ha hecho su administración, donde incluso en los spots publicitarios de su primer o tercer informe de gobierno, lance verdades a medias o mentiras soterradas como lo del avión presidencial en venta y cuyo costo de almacenaje es más caro que todos los vuelos comerciales que utiliza para sus giras.

Claro que no hay mucho para presumir cuando en seguridad los resultados son negativos y se suma la cantidad de asesinatos todos los días. Ya se rebasa la cifra de 23 mil, no existe una articulación policíaca y al Ejército lo humillan grupos armados ya sean del pueblo sabio y bueno o de la delincuencia que se empeñan en desconocer.

También se miente cuando se afirma que los ocho mil miembros del Estado Mayor cuidaban al presidente o cuando se insiste en señalar que las causas de la criminalidad son la pobreza o la marginación. Si así fuera, en Estados Unidos no existiría.

La fácil sería escribir que no hay nada nuevo en el informe presidencial; todo lo ha dicho desde que López asumió el poder; no sorprenden sus expresiones que siguen siendo de reclamo a los que se fueron o la precisión ociosa de que se derrotó moralmente a los adversario o conservadores; como quiera decirle a esa porción de mexicanos de quien, por Ley, también es presidente.

Pero eso ya también se sabía desde hace un año, así como el hecho de que los partidos quedaron desfondados, incluso el PRD, cuyas tribus emigraron a Morena.

A cambio, vemos a un gobierno que en lo económico ya reculó, que luego del golpe a la inversión con la cancelación del NAIM, les ofrece todos los negocios para que vuelvan a meter capitales.

Porque esos dineros sustituirán a los que el gobierno actual saque para regalar a los ninis, al menos los 46 mil millones de pesos destinados a becas, más los que se sumen de otros programas neoliberales de entrega directa de dinero a fondo perdido.

A cambio, dio fin a estancias infantiles, refugios para mujeres agredidas y recortó gasto en medicamentos.

Tampoco se deberían presumir los supuestos ahorros que han dejado en la calle a miles de ex burócratas o recortado gasto en salud con daño directo a la atención de enfermos, especialmente terminales o afectados por males crónico degenerativos.

Ni modo que se presuma el cero crecimiento que registra el país, la caída en el empleo y la inversión directa, o la baja en las exportaciones de productos terminados o de la producción agropecuaria.

Mucho menos en política exterior donde más de 40 mil extranjeros fueron deportados en seis meses, o la entrega de dinero presupuestal a países centroamericanos.

Nuevamente las ofertas, el reparto de culpas, la bravuconada, la afrenta al caído o al que no piensa igual, a los adversarios.

Pero al final, no vemos, por más que se tome la foto con empresarios, que este país camine. No se olvide que en la corrupción coinciden dos partes; a unos dice que los va a meter en la cárcel, pero a los otros, ahora los junta como sus aliados, después que los condenó.

Nada para presumir.

Acerca de misionpo 4281 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.