En el limbo, dos mil bicicletas sin anclaje

La Secretaría de Movilidad no termina de asignar de manera definitiva la flota total de bicicletas sin anclaje. Desde el 11 de junio, cuando realizó la primera subasta para repartir unidades por empresa y el monto de la contraprestación que debían pagar para obtener un permiso de operación anual, a la fecha, dos mil unidades no han podido operar con certeza y de forma regular.

En aquel acto la dependencia repartió la operación de cuatro mil 800 bicicletas en tres marcas: Mobike obtuvo dos mil 400; Jump, mil 900 y Dezba, 500. Para poder completar el proceso y obtener su permiso anual cada marca debía pagar la contraprestación que se definió a partir de la subasta, pero Mobike no lo hizo y quedó descalificada.

Más tarde, el 3 de agosto, se celebró una segunda ronda de subasta para reasignar las dos mil 400 bicicletas que le fueron retiradas a Mobike. El resultado fue el siguiente: la empresa Motum –que en el primer proceso fue descalificada por presentar información incompleta- se quedó con dos mil y Dezba con 400.

Sin embargo, la empresa Motum no cumplió con el pago de su contraprestación, que ascendía a los tres millones 200 mil pesos, lo que sí hizo Dezba, que logró 400 bicicletas, añadidas a las 500 que obtuvo en la primera subasta.

“Es importante precisar que la empresa Motum no cuenta con un permiso anual, por lo que no tiene autorización para operar en la Ciudad de México”, respondió la Semovi a una solicitud de información. Por ello persiste un hueco de dos mil bicicletas sin anclaje que hoy no operan y que deberán quedar reasignadas para el 13 de septiembre.

Las empresas que hasta ahora han cumplido con el pago y tienen asignado un permiso de operación anual son: Jump, con un pago de dos millones 470 mil pesos y Dezba, con dos pagos, uno de 900 mil y otro de 560 mil pesos. Ambas podrán participar en el nuevo proceso de subasta, lo que no podrán hacer Mobike ni Motum.

Sumando los pagos de las empresas de monopatines Grin, por 24 millones 500 mil pesos y Bird, por nueve millones 450 mil, la Secretaría de Finanzas ha recaudado en total 37 millones 820 mil pesos por el concepto de permiso para operación de los llamados Sistemas de Transporte Individual Sustentable (Sitis).

Este recurso ingresó a la Secretaría de Finanzas vía la Tesorería y todavía no ha sido asignado a la Secretaría de Movilidad para su ejercicio, sin embargo se usará, precisó la dependencia reguladora, para la habilitación de “puntos de arribo”, es decir, espacios de estacionamiento para los Sitis en zonas de alta demanda.

Aunque el proceso de regulación de los monopatines y bicicletas sin anclaje tuvo vuelcos jurídicos, la Secretaría de Movilidad negó información relativa al número de juicios de amparo en contra de la regulación de los que fueron notificados, ni tampoco qué empresas los promovió, aunque es público que por lo menos Mobike y Movo procedieron legalmente.

También declinó a informar cuántas bicicletas de Mobike han sido decomisadas y resguardadas por la Secretaría de Movilidad, ya que con el Instituto de Verificación Administrativa y la Secretaría de Seguridad Ciudadana se aplicaron operativos para retirar las unidades de esta empresa por no contar con un permiso anual de operación.

No obstante el Instituto de Verificación Administrativa informó que “ha remitido a depósito, bajo resguardo de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México 280 bicicletas de Mobike y 121 monopatines de Lime”.

Acerca de misionpo 39279 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.