El Tri rockea en la Glorieta de los Insurgentes por los 50 años del Metro

Bajo el intenso sol que permeaba la ciudad, personas de todas las edades se reunieron frente a un pequeño escenario en la Glorieta de los Insurgentes a escuchar las ya tradicionales palabras y canciones del rockero Alex Lora y su agrupación El Tri.

Minutos antes de que comenzara el evento, fue transmitido numerosas veces un video en el que integrantes de agrupaciones como Dld, Los Cafres, Nana Pancha, Gondwanna y los Estramboticos enviaban un mensaje de felicitación al STC.

Debido a la demora, dicha proyección generó la desesperación de la gente, y con gritos, chiflídos y groserías pedían que comenzará el espectáculo.

El considerado músico más importante del rock en iberoamericana, inició la celebración después de que la directora general del Metro, la Dra. Florencia Serranía Soto, diera unas palabras con el sonido de las guitarras y la batería del Tri de fondo.

Ya con la Glorieta repleta de gente, el rockero fue recibido con gritos y brincos por el público asoleado e interpreto Mi mente rockera.

«Es un honor para nosotros estar festejando los 50 años del metro, quiero que me ayuden a cantar esta pendejada porque está aquí la raza de los querubines macizos del metro o ¿no?», expresó en tono burlón Lora antes de poner a bailar a todos con la canción Metro Balderas.

El músico resaltó que así como el STC, él se encontraba festejando 50 años de trayectoria musical y que se mantiene activo y de gira. «Se acaba la gira de los 50 años del Tri y empieza la del 51 aniversario el 12 de octubre en la Arena Ciudad de México».

En su espectáculo no podía faltar su versión de Cielito lindo y México lindo y querido, su agradecimiento a la Virgen de Guadalupe y el característico grito, «¡Viva México cabrones! Y ¡Q viva el rock and roll!» y sobre todo su crítica a las personas que manejan el país, «¡Chiguen a su puta madre nuestros pinches gobernantes ratas!».

Acerca de misionpo 4849 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.