Repaso Veloz a las Mañaneras en el Patio Central de Palacio

Tema Principal

*En 97 Minutos no Presentó Nada Nuevo

*Admisión de Nulos Resultados en Seguridad

*En 33 Ocasiones lo Interrumpieron los Aplausos

*Ofreció Datos Opuestos a los Oficiales del IMSS

*Dijo Entregar Fertilizantes, Pero lo Niegan Campesinos

Por Gerardo Lavalle

Triunfalista, desenfadado, omiso y seductor. Así se mostró durante 97 minutos. Era su día. El día del Informe. Los reflectores solamente lo alumbraban a él. Gobierna un país cuyos añejos problemas encuentran solución y en el que la economía no lo es todo si la riqueza no se reparte. Apuesta al desarrollo sin medir el crecimiento del PIB.

Recuento de lugares comunes (el pueblo está feliz, feliz, feliz), obras inexistentes (ya están operando 100 universidades nuevas), cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México fue la mejor decisión (aunque el costo supere los 100 mil millones de pesos), el huachicol está vencido (aunque se roban 8 mil barriles diarios), la corrupción del neoliberalismo prostituyó el ejercicio público (con perdón y borrón y cuenta nueva) y nuevas acusaciones contra los neoliberales que están fuera de quicio y están moralmente derrotados, Andrés Manuel López Obrador rindió su primer informe formal, oficial, de su mandato.

Durante 97 minutos y bajo el quemante rayo del sol que caía a plomo en el Patio Central de Palacio Nacional, el Presidente de México no presentó nada nuevo: sus conferencias matutinas y sus discursos en sus giras, agotaron los temas de las acciones realizadas durante 274 días de gobierno formal –aunque haya asumido el control desde el dos de julio de 2018, apenas 24 horas después de su triunfo- y en las cuales informó con abundancia cada una de las decisiones tomadas.

Frente al fracaso para combatir la delincuencia y la criminalidad para regresar la paz al pueblo, el primer mandatario advirtió que es un enorme desafío lograr el propósito, pero se declaró un hombre de retos y de desafíos, por lo cual pronto habrá buenos resultados en la materia.

Admitió que la violencia y la inseguridad aun con la Guardia Nacional en acción, “no son buenos los resultados”.

Imposible mentir: en 8 meses de gobierno se han cometido 14 mil 100 homicidios; han ocurrido masacres, murieron 137 personas en la explosión del gasoducto ubicado en el municipio de Tlahuelilpan, el número de secuestros aumentó 63 por ciento (datos de Alto al Secuestro), Veracruz y Michoacán viven en el filo de la navaja y un día con otro atacan los criminales y asesinan a decenas de personas.

DE LA NUMERALIA

Interrumpido en 33 ocasiones por lo aplausos espontáneos de los poco más de 500 invitados especiales –los no especiales no estuvieron presentes-, Andrés Manuel López Obrador pintó el cuadro de un país sin problemas, en el que se atienden los reclamos, millones de jóvenes tienen becas y los empleados creados superan el millón en lo que va de su mandato.

Los otros números, los del Instituto Mexicano del Seguro Social registran apenas 300 mil.

Encarrerado con los buenos datos, el presidente festejó la buena relación con el sector privados y con los órganos autónomos.

No obstante sus afirmaciones, hasta el momento no se advierte el crecimiento económico vía la participación de la IP y tampoco el acercamiento de su gobierno con el INE, la CNDH, el INAI, Banxico, por citar solamente a 4 de los organismos autónomos que recibieron a lo largo de sus conferencias de prensa la descalificaciones por su ineficiencia y costosas operaciones.

Poco o nada nuevo en la información. Hablar de la desaparición del Estado Mayor Presidencial o de la cancelación de las “millonarias” pensiones que recibían los expresidentes, es repetir lo que anunciaba desde su campaña presidencial.

Decir que se entregaron 147 mil toneladas de fertilizantes a los campesinos de Guerrero difiere de las marchas que realizan los hombres y mujeres del campo guerrerense que reclaman justamente fertilizantes para realizar sus siembras.

Sostener que es falso el desabasto de medicamentos en el sector salud cuando el propio secretario del ramo lo reconoció o que hay desinformación, no coincide con las demandas de padres de familia cuyos hijos padecen cáncer y tampoco con los anuncios públicos del IMSS y el ISSSTE de que se cancelan diálisis y radiografías por carencia de materiales.

Presumir que el próximo año el sector salud contará con 40 mil millones de pesos más para atender a todos aquellos que no tienen seguridad social y que se equiparán clínicas y hospitales, es una admisión de que en este año se careció de lo más indispensable.

Hablar de que ya están en funciones 100 universidades en las que laboran 800 maestros y atienden a 30 mil alumnos sin que se sepa en dónde están tampoco corresponde a la realidad, además de que, por ejemplo, para una Facultad de la UNAM se requieren cerca de 4 mil profesores de tiempo completo para atender a los estudiantes.

Como en todos los informes de gobierno, la numeralia se lleva la mayor parte.

  • Estamos construyendo camino de concreto en Oaxaca
  • Entregamos 300 mil créditos a la palabra para reactivar el campo
  • El programa Jóvenes Construyendo el Futuro ya cuenta con 930 mil aprendices
  • Cerramos 51 oficinas de ProMéxico
  • Cancelamos la condonación de impuestos
  • Las compras del Gobierno federal alcanzarán un billón de pesos
  • Pusimos a la veta el avión Presidencial y 71 aeronaves más
  • Hemos becado a 10 millones 90 mil estudiantes de todos los niveles
  • Los apoyos para reparar escuelas se entregarán directamente a los padres
  • Se ampliarán y mejorarán canales y sistemas de riego en Sonora, Sinaloa, Jalisco, Nayarit y Michoacán
  • En diciembre estarán los estudios de sustentabilidad para el Tren Maya
  • Se habló con las comunidades por las que cruzará el Transístmico y ya se amplía la vía que conectará Salina Cruz con Minatitlán.
  • Dos Bocas tiene ya los permisos de impacto ambiental.

Muchas más cifras.

EL ESTADO Y LA ECONOMÍA

En su confrontación con el neoliberalismo que imperó en México durante 36 años, el presidente López Obrador dio a conocer que al amparo de la Constitución, el Estado recuperará la rectoría económica del Estado.

Aunque admitió el bajo crecimiento de la economía, afirmó que hay más desarrollo y mayor bienestar en estos nueve meses que lleva al frente del gobierno federal.

El país, dijo, no será viable con pobreza y desigualdad y exigió dejar de lado la hipocresía neoliberal, porque se debe entender que con bienestar material debe estar el del alma.

Para el presidente –el primero de origen tabasqueño-, el neoliberalismo despojó al Estado de la rectoría económica por la cual se dejó de invertir para generar riqueza y ésta, la riqueza, no se ha repartido.

“Por el bien de todos, primero los pobres”, acotó.

López Obrador mencionó que en la Constitución existe el marco legal, olvidado y escondido, para que el Estado retome la rectoría económica, con lo que sepultará el neoliberalismo.

De acuerdo a sus datos, la corrupción ya se acabó en el Gobierno. No dijo nada del sector privado, de la sociedad civil y si la corrupción se mantiene en estos sectores. Pero lo dejó entrever.

JUÁREZ Y LINCOLN

Juarista convencido y admirador –o al menos usa sus frases- de Lincoln, Andrés Manuel López Obrador leyó textualmente lo expresado por Benito Juárez ante el Congreso de Oaxaca en 1852:

“No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No se puede improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala”.

Y del presidente de Estados Unidos asesinado en el teatro Ford’s Opera House por John Wilkes Booth, tomó del discurso pronunciado en Gettysburg las palabras finales:

“Y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparecerá de la Tierra”.

López Obrador omitió las últimas cinco palabras.

El presidente mexicano ignoró la aseveración de Juárez de que “no se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes” y lo demostró con el NAIM, con Santa Lucía, con Dos Bocas, con el Transístmico.

Durante la lectura de su primer informe de gobierno –anunciado en una extensa mampara como el tercero-, López Obrador recurrió en repetidas ocasiones su austeridad republicana, mientras en las afueras de Palacio Nacional estaban las lujosas camionetas de los integrantes de su gabinete y algunos de los miembros eran acompañados por escoltas vestidos de civil, pero con el corte de cabello militar.

Al término de su mensaje, el presidente se preparó para viajar a Hermosillo y completar su 213 gira de trabajo en 274 días.

 

Acerca de misionpo 39273 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.