“Érase una vez en Hollywood”

Del Cine y las Leyes

O de Cómo Debió ser en Hollywood

Por Horacio Armando Hernández Orozco

“Érase una vez en Hollywood” (“Once Upon a Time in Hollywood”), novena película escrita y dirigida por Quentin Tarantino; con la actuación de Leonardo DiCaprio (Rick Dalton), Brad Pitt (Cliff Booth), Margot Robbie (Sharon Tate), Emile Hirsch (Jay Sebring), Timothy Olyphant (James Stacy), Austin Butler («Tex» Watson), Dakota Fanning (Lynette “Squeaky” Fromme), Mike Moh (Bruce Lee), Damian Lewis (Steve McQueen), Al Pacino (Marvin Shwarz) y Kurt Russell (Randy); cuyo estreno fue el 26 de julio de 2019.

Rick Dalton es un actor de televisión de finales de los cincuentas, junto con Cliff Booth, su doble de actuación, tratan de sobrevivir a los cambios que se avecinan en la industria del cine, por la época de los asesinatos de Charles Manson en 1969, en Los Ángeles.

En este filme, Tarantino logra evocar aquella década de los sesenta en la ciudad de Los Ángeles, pero sobre todo ese controversial agosto de 1969, que para muchos es el fin de la época hippie del amor y paz, así como de la transición en la industria del cine.

CAMBIAR O MORIR

Rick Dalton se entrevista con su representante Marvin Shwarz, quien le hace ver que su carrera va en decadencia, pues sólo lo contratan para papeles secundarios y de villano, así que le recomienda que viaje a Italia y acepte filmar algunas películas del género conocido como Spaghetti Western.

Esta escena simboliza a la perfección la transición previa que surge al cine adulto de los 70 y las primeras estrellas que sufrieron el ocaso del éxito televisivo logrado tras el nacimiento del medio en los años 50; ejemplo de ello, son los estelares de los clásicos del Oeste, un género recurrente no sólo en el cine, sino también en la televisión, de hecho Rick Dalton fue estrella de la serie televisiva “Bounty Law” (“La Ley de la Recompensa”) de 1958 a 1963, y muchas estrellas de Hollywood tuvieron que adaptarse al cambio en la industria del entretenimiento.

La cinta que marca a la perfección el cambio del cine de vaqueros a historias con narrativa de problemas sociales es “Midnigth Cowboy” (“Perdidos en la Noche”), precisamente filmada en 1969, y que por algunas de sus escenas se le clasificó como cine adulto, siendo la primera en su género en ganar el Oscar a mejor película.

DEL CINE A LA TELE

El intento de transición al cine no funciona, así que Rick es contratado como actor invitado en la serie de televisión “Wéstern Lancer”, al lado del protagonista James Stacy, que interpreta a Johnny Madrid Lancer, mientras Cliff Booth, su mejor amigo y también su doble en las secuencias de acción, le sirve de chofer.

La mayoría de los actores de televisión nunca pensaron que pronto pasarían de moda, y que requerían renovarse; algunos de ellos carecían de verdaderos estudios actorales, aunado a los excesos de drogas y alcohol que se dan en la década de los sesenta.

Rick es cuestionado de sus dotes actorales por una pequeña actriz con la que va a interactuar en una escena, y eso hace que Rick advierta que es verdad, que la preparación física no es suficiente en la actuación, se requiere de método, saber diferenciar entre historia y tema, cómo analizar la ficción, de entender la psicología del personaje y después actuar.

CONOCIENDO A LOS MANSON

Cliff se encuentra en el techo de la casa de Rick reparando la antena de televisión, y se percata de la presencia de un sospechoso, es Charles Manson quien toca a la puerta del 10050 Cielo Drive, donde pregunta por Terry Melcher, a lo que Jay le contesta que ya no vive ahí, posteriormente, Cliff lleva a una chica hippie al Rancho Spahn, en cual se filmaban películas del oeste, y ahí conoce a varios de los integrantes de la Familia Manson, teniendo diferencias con ellos.

La intención original de Tarantino era estrenar su película el viernes 9 de agosto, precisamente cuando se cumplieran 50 años de aquél fatídico día de 1969, pero se adelantó su estreno un par de semanas; la cinta está catalogada como cine revisionista, en el cual se reseña un evento, un acontecimiento, aderezado de una trama alterna, en el caso a partir de la amistad del actor en decadencia y su doble.

La presentación de algunos de los integrantes de la Familia Manson, sirve para crear la expectativa sobre la historia monstruosa del asesinato de la actriz Sharon Tate, quien en una secuencia alterna aparece en el filme, como una mujer generosa, cándida e inocente, pero llena de inteligencia, un pequeño homenaje a esta actriz de comedia.

EL CUENTO DE CÓMO DEBIÓ PASAR

Rick sabe que sus vecinos son Sharon Tate y Roman Polanski, pero ve inalcanzable sus sueños de participar en alguna película de este director polaco que ha triunfado con su cinta “El Bebé de Rosemary”, así que acepta ir a Italia en donde, además de filmar tres spaghetti western. se casa con una actriz de nombre Francesca.

El 9 de agosto de 1969 ha sido marcado como el día en que la tragedia marchitó el “flower power” y puso fin a la era hippie; una noche antes, la actriz Sharon Tate cenó junto a sus amigos en su restaurante favorito, “El Coyote”, y luego fue brutalmente asesinada por tres miembros de la secta conocida como Familia Manson; junto a ella, también fueron asesinados el estilista Jay Sebring, el actor y guionista polaco Wojciech Frykowski, la joven Abigail Folger, y Steven Parent, quien se encontraba de casualidad en la vivienda.

Pero ello no debió haber sucedido, pues Manson a quien quería matar era al productor musical Terry Melcher, antiguo inquilino de la casa, ya que éste se había negado a impulsar la carrera musical del hippie, y aunque Melcher ya no vivía ahí, a Charlie le dio igual y se perpetró la mayor barbaridad que Hollywood había visto hasta entonces.

Y es así como Tarantino crea un final alternativo a ese día 9 de agosto, en donde el objetivo no será Tate ni sus invitados, sino Rick y Cliff, y las víctimas mortales serán los propios victimarios.

“Érase una vez en Hollywood”, es una cinta entrañable y en la que el director dibuja una historia (real) paralela, repleta de nostalgia, fantasía y sueños; es su particular ‘carta de amor’ al Hollywood de Steve McQueen, Burt Reynolds, James Stacy, un Bruce Lee en auge y la malograda Sharon Tate.

Al lado de esta historia revisionista, surge el movimiento conocido como Nuevo Hollywood, donde los directores reemplazan a los grandes estudios, y se da el cine de autor, se acude al cine europeo como modelo, por ello es que Rick sueña en filmar con Polanski.

El año de 1969 está marcado por la llegada al poder de Richard Nixon, la guerra fría, el movimiento hippie, la era del amor libre, Woodstock, la llegada del hombre a la luna, además del terrible asesinato de Sharon Tate, que estaba embarazada y a dos semanas de dar a luz; pero ¿será suficiente un final alternativo para olvidar ese 9 de agosto de 1969?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 4928 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.