Las Observaciones no Solventadas, el Error

Galaxia Política

*Legisladores del PRI no Defienden Reformas

*Identificar Para Castigar, Recurso Peligroso

Por Jesús Michel Narváez

De sólido Iceberg que flotaba después del desprendimiento, comenzó a derretirse y a enfriar los ánimos de quienes presuntamente habrían participado en la Estafa Maestra, un trabajo periodístico de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, desvelado el 5 de septiembre de 2017.

La vinculación a proceso que hiciera el juez federal de control, Luis Felipe Delgadillo Padierna en contra de Rosario Robles Berlanga no puede ser tomada a la ligera. Sí, es la punta del iceberg que intentaba esconder lo que la Auditoría Superior de la Federación, en ese entonces a cargo de Juan Manuel del Portal, plasmó en las cuentas públicas de 2015-16. Observaciones que no fueron solventadas por los titulares de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y que sirvieron, dos años más tarde, para que por segunda ocasión un funcionario con rango de secretario –en este caso secretaria- de Estado fuera sometido a proceso penal.

El primero en la época de los gobiernos civiles en ser encarcelado fue Félix Barra García en 1975. Hoy es Rosario Robles.

La diferencia entre uno y otra es que a Barra se le acusó por una extorsión de 65 millones de pesos a Manuel Alonso Blasio, a quien el gobierno federal compró su rancho de Coahuila para entregarlo a ejidatarios y a Robles por el presunto desvío de más de 5 mil millones de pesos. Si se le quitan los tres ceros, el daño económico apenas alcanzarían los 5 millones de hace 43 años.

¿Quién o quiénes realmente participaron en la Estafa Maestra?

Hasta ahora se sueltan nombres como buscapiés. Nada en concreto. Se habla de la “joyita” que representa el documento de entrega-recepción de Robles a Meade, pero no se menciona a Eviel Pérez Magaña, quien sustituyó a Meade al ser designado secretario de Hacienda. Las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación no fueron solventadas por ninguno de los tres titulares. Dejaron correr el tiempo hasta que el iceberg se deshizo en el mar cálido de la transición sexenal.

Tampoco hay referencia de que Román Meyer Falcón, actual titular de la Sedatu, haya aportado pruebas o presentado denuncias por presuntos desvíos de su antecesora, quien recibió la dependencia de Jesús Murillo Karam y del cual no se habla si la posible triangulación de recursos se inició en su gestión o el entramado se tejió en la Sedesol.

Complejo tema. Y pareciera tener más tufo político que de hacer justicia y vencer la impunidad.

Porque para nadie es un secreto el alejamiento del hoy presidente de México y la exsecretaria federal. Y si bien Robles pecó de soberbia al suponer que el manto protector de Enrique Peña Nieto se mantendría después de terminar la pasada administración, la postura de López Obrador fue considerarla chivo expiatorio.

Cuando AMLO se refirió y se refiere a que los verdaderos responsables son los de más arriba, la conclusión es simple. ¿Quién era el de mero arriba?

El encarcelamiento de Rosario Robles, aunque sea bajo la figura de prisión preventiva, ha puesto en alerta roja a quienes pudieran haber intervenido en el presunto desvío de recursos públicos y, quizá siguiendo los consejos de sus abogados, están “en algún lugar del mundo”, como lo está Emilio Lozoya Austin.

El Presidente de México ha insistido en que no persigue a nadie y que su fin no es la venganza, pero los hechos podría contradecirlo aunque tenga otras informaciones, otros datos, otros números.

El iceberg se derrite y con él probablemente muchos de los que participaron en la Estafa Maestra.

BRILLA EL SOL

Para el investigador y profesor José Antonio Crespo el arribo de Alejandro Moreno Cárdenas a la dirigencia nacional del PRI no representa la “salvación del partido”, porque el reto es el comportamiento de los legisladores frente a las reformas que realiza el gobierno de López Obrador. “Hasta ahora han sido incapaces de defender las reformas estructurales de Peña Nieto”, dice el experto. Y no, no anda equivocado. Si los senadores y diputados del PRI no actúan como oposición, terminarán convirtiendo a su partido en un satélite de Morena. *** Aunque tardía, la expulsión ordenada por el CEN del PAN de los diputados que votaron a favor de la ampliación de mandato de Jaime Bonilla, podría servir de ejemplo para aquellos que prefieren el “maiceo” a la defensa de los principios partidistas. *** Pocos, entre ellos, Jorge Gaviño, de los diputados al Congreso de la Ciudad de México, buscan corregir los yerros -¿intencionales?- de sus pares en la redacción de leyes. Lo más reciente: la Ley de Participación Ciudadana. *** Por cierto, hay que apuntar que en las versiones estenográficas de las sesiones realizadas en el Congreso de la CdMx, hay censura aplicada. Lo mismo ocurre con los videos que circula la oficina de comunicación social. ¿De qué se trata?, es la pregunta obligada. *** Falso de toda falsedad que Manlio Fabio Beltrones esté pensando en renunciar al PRI. Está, sí, alejado de la política y dedicado en cuerpo y alma a su familia.

METEORITOS

Claudia Sheinbaum descalifica a las mujeres que exigen justicia y sanciones contra los policías que presuntamente violaron a una joven de 17 años. Las denomina provocadoras por no callarse. Y los jenízaros, bien, gracias. Porque la procuradora de justicia dice que al no haber ratificación la denuncia no se puede proceder. ¿Nunca han pensado en que aunque haya un cristal ahumado de por medio los acusados saben quién los identifica? Además, sumamente grave que desde la PGJCdMx o desde la Secretaría de Seguridad Ciudadana se haya filtrado la foto de la joven y su domicilio personal. *** Desde La Paz, Baja California, se informa que es incorrecto afirmar que la violencia se ha superado y que ahora todo mundo puede caminar por el malecón y las colonias difíciles sin problema alguno. ¿Por qué las mentiras? Los secuestros siguen y los homicidios dolosos también. Es el clásico maquillaje de cifras. *** Los linchamientos ocurridos en Puebla, estado, ponen a prueba la firmeza del gobernador Miguel Barbosa, quien se comprometió a hacer respetar la ley y a regresarle la tranquilidad a los poblanos. Ya se estrenó como gobernador y debe olvidar que fue candidato. Es lo recomendable y no echar la culpa al que se fue. *** A Ricardo Sheffield Padilla, procurador del Consumidor, le encantan los reflectores de Palacio Nacional y aunque afirma que hay control en las gasolinerías del país, su gente no atiende las denuncias de las muchas que no cumplen. Los litros de 800 mililitros se siguen vendiendo con la complacencia de la PROFECO.

Acerca de misionpo 4281 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.