Tormentas, Dudas y Traiciones en la Trayectoria del Elegido

Frontera Norte Ciudad Juárez

*Renegados del PRI con la Mirada en el Personaje

*Desde 1988 se Afilió al Partido Acción Nacional

*Cuando los Secretos de Cruz y Corral Inundaron

*Que César Duarte Habría Pagado su Campaña

Por Rafael Navarro Barrón

El senador por Morena, Cruz Pérez Cuéllar es uno de los más fuertes contendientes al gobierno del Estado de Chihuahua. Su vida es un auténtico nudo gordiano. Está marcado por un pernicioso pragmatismo político y por historias que lo ubican en tormentas, dudas y traiciones.

Al senador se le conoce como un duartista (por César Duarte Jáquez). Su intención de ser candidato a la gubernatura lo rodeo de priistas que durante años fueron afines a César Duarte.

Un numeroso grupo de políticos que renegaron del PRI, han puesto sus ojos en Pérez Cuéllar a quien están apoyando en el tejido de su candidatura.

La historia de Pérez Cuéllar es peculiar, a partir de 1986 inició su acercamiento al Partido Acción Nacional. Se afilió al blanquiazul en 1988.

Allí fue donde conoció a Javier Corral Jurado, quien a la postre se convertiría en “compadre” al fungir como testigo del bautismo de una de las hijas del ahora senador morenista (de su primer matrimonio).

Pérez Cuéllar vivió la gloria del panismo. Entre cantinas y sueños, tejió su futuro al lado de aquel espigado panista; Javier Corral era el líder moral de decenas de jóvenes del creciente partido blanquiazul. Sus discursos incendiarios, siempre matizados con palabras rebuscadas y frases hechas a base del “copy paste” de los discursos de los grandes oradores, calaban en la ingenuidad de sus seguidores, entre ellos el ahora senador Pérez Cuéllar.

Cruz, como comúnmente le dicen, era el más cercano amigo de Corral Jurado. El ahora gobernador era adelantado para su edad y durante su formación política al lado de connotados panistas, tenía la gracia de convivir mucho tiempo de su vida con las figuras nacientes y tradicionales del Partido Acción Nacional.

Las traiciones empezaron por la ambición de ambos. Javier era impositivo, dictatorial y megalómano; Cruz era paranoico, idealista y traidor; ambos vivían de la política y para la política.

A Javier Corral nunca le gustó trabajar. Era un personaje poco común: comía, bebía y se transportaba a costilla de otros. Cruz se convirtió por años en su chofer, protector y proveedor, hasta que explotó la amistad.

Llegó el odio y la confrontación. Los secretos de ambos empezaron a inundar los medios de comunicación por las indiscreciones de los ambiciosos compadres. El rompimiento fue definitivo.

La llegada de Cruz Pérez Cuellar a la dirigencia estatal del PAN recrudeció la guerra política entre ambos. La actividad de Corral fue congelada durante ese periodo.

Cruz Pérez Cuéllar, no había ganado ninguna elección los últimos años hasta su vinculación con Morena; en el año 2017 la venganza de Corral Jurado llegaría a los aparejos del ahora senador. Durante la audiencia de vinculación a proceso por el presunto desvío de 15 millones de pesos contra el empresario Jaime Fong Ríos –parte de la red de corrupción de César Duarte–, un testigo protegido reveló que el exgobernador pagó la campaña de Cruz Pérez Cuéllar cuando fue candidato a la gubernatura por MC con el fin de “debilitar” a Corral.

El dinero fue desviado entre 2015 y 2016 y, de acuerdo con el testimonio del testigo OLP615234/2017, se utilizó en la campaña de Pérez Cuéllar y otras campañas electorales del PRI de 2016.

En 2004, Pérez Cuellar fue candidato a Presidente Municipal de Ciudad Juárez perdiendo la elección frente al candidato del PRI, Héctor Murguía Lardizábal, terminando así con una hegemonía de doce años por parte de Acción Nacional en la presidencia municipal de Ciudad Juárez.

Para noviembre del 2014 fue suspendido por un año de sus derechos como militante en el PAN por parte del dirigente estatal Mario Vázquez Robles debido a que Pérez Cuéllar se expresó mal del PAN.

El 8 de marzo de 2015 renunció al Partido Acción Nacional.​ En ese mismo año el partido Movimiento Ciudadano, lo postuló como candidato a gobernador externo en las elecciones de 2016, resultando finalmente en cuarto lugar, después de los candidatos Javier Corral Jurado del PAN, Enrique Serrano Escobar del PRI, y del independiente José Luis Barraza. A finales de 2016, Pérez Cuéllar inició acercamientos al partido del Movimiento de Regeneración Nacional.

En 2018 fue postulado como candidato de Segunda Fórmula a Senador por Chihuahua en fórmula por los partidos Movimiento Regeneración Nacional, del Trabajo y Encuentro Social para las elecciones de ese año, 4​ resultando finalmente electo para el periodo 2018-2024.

 

Acerca de misionpo 4849 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.