Es Importante Para el Turismo Mexicano la Comunidad LGBTTTI

Itinerario Turístico

*Realizan Gastos Elevados en sus Viajes

Por Arturo Lino Guzmán

Uno de los sectores que en el turismo ya destaca por su constante presencia en los destinos es el de la comunidad LGBTTTI, por ser una fuente importante en la derrama económica que deja a los prestadores de servicios turísticos de los lugares que visita por los elevados gastos que hace pues está comprobado que estos grupos realizan compras de artículos caros, además comen y se hospedan en sitios con tarifas altas por ser, muchos de ellos exclusivos, donde no sufren discriminación, pero sobre todo tienen privacidad.

Recién se celebró la 41ª Marcha del Orgullo LGBTTTI en la Ciudad de México que atrajo a miles de turistas de todo el país y también de otras nacionalidades, pero sobre todo a personas con alguna diversidad sexual quienes participaron en este evento, las cuales se hospedaron y comieron durante el fin de semana en el que los establecimientos comerciales y hoteles, que dicho sea de paso obtuvieron buenos ingresos, pues de  acuerdo a cifras preliminares se logró superar la ocupación hotelera del año pasado que alcanzó 80 por ciento, eso sin contar aquellos que se hospedaron con particulares.

De acuerdo a Carlos Mackinlay, Secretario de Turismo de la Ciudad de México, el poder de compra  de estos grupos está estimado en 65 mil millones de dólares anuales, de los cuales 35 por ciento lo gastan en turismo, esto es cerca de 23 mil millones de dólares y hay una creciente demanda de servicios de esta comunidad que buscan actividades propias y experiencias exclusivas. Recordó que desde 2015 la capital del país fue nombrada Ciudad Amigable LGBTTTI, al tiempo que comentó que en el país existen 8.5 millones de personas dentro de este segmento turístico que ya se manifiesta abiertamente.

La marcha gay del último sábado de junio fue una muestra del creciente poder que han adquirido estos grupos y se estima que participaron en ella más de 400 mil personas, de tal forma que autoridades y empresas capitalizaron de alguna manera estos números y se hicieron presentes porque significan una clientela política y comercial importante, por lo que bancos, empresas de autos, tecnología, de belleza, ropa, alimentos, aseguradoras y artículos varios, al igual que dependencias públicas del orden federal y local, apoyaron con patrocinios el evento.

Sin embargo, cabe destacar que la marcha fue también un motivo de protesta ya que dentro de los contingentes con comparsas, grupos musicales de a pie y en carros alegóricos, se desplegó una manta con la leyenda “Esta marcha ha sido secuestrada por gobierno y empresas”.

Es indudable que poco a poco han ganado espacios desde 1969 (50 años), cuando se llevó a cabo la primera muestra de estos grupos, pero fue nueve años después que lograron organizar la primera marcha oficial. Hoy miles de personas de otros estados vienen porque en los suyos no pueden demostrar abiertamente su diversidad sexual, debido a los atavismos que aún existen.

Misión Política tuvo oportunidad de platicar con algunos participantes de Querétaro, Guanajuato, Puebla, Jalisco, Estado de México y de la propia capital del país, que se identificaron con sus “nombres de batalla”, (Lorena, Margo, Andrés o Andrea, Moni y Cecy). Uno de ellos, docente de primaria, decidió no manifestarse abiertamente, pero nos comentó que vino a esta marcha porque, en Querétaro la sociedad aún no está preparada para aceptar a quienes tienen distintas preferencias sexuales, pero dijo que él y su pareja viajan constantemente para salir de sus lugares de origen y poder tener la libertad de expresarse, de ser.

En este contexto la Secretaría de Turismo de la CDMX organizó un circuito de actividades culturales, artísticas y recreativas denominada la Noche con Orgullo que se llevó a cabo el viernes 28 de junio en distintos centros culturales, museos, recintos y plazas públicas de la Ciudad de México, que forman parte de la oferta turística de la capital del país.

El funcionario hizo notar que de esta forma se refuerza el compromiso del gobierno capitalino de proteger, garantizar, promover y respetar los derechos de las personas de la diversidad sexual y se trata de ofrecer una alternativa de sana convivencia para quienes habitan aquí o transitan por esta ciudad sin importar su orientación sexual o expresión de género, y contribuir a disminuir la homofobia y cualquier forma de discriminación asociada a la orientación sexual.

Estar de acuerdo o no con estos grupos, es un asunto personal como lo es sobre las preferencias religiosas, étnicas e ideológicas, pero lo cierto es que en la medida que mostremos respeto por aquellos que tienen otra forma de ser y pensar a la nuestra –y esto opera mayormente para la actual política del país- es tener consideración a la diversidad y con ello ser tolerantes, aspecto que mucha falta hace a nuestra democracia.

Acerca de misionpo 5463 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.