La Vida me Supera

Del Cine y las Leyes

Los Bellos Durmientes

Por Horacio Armando Hernández Orozco*

La Vida me Supera (Life Overtakes Me), documental nórdico de 2019, dirigido por Kristine Samuelson y John Haptas, sobre una rara enfermedad que afecta a niños refugiados en Suecia.

Daria, una niña de 7 años, Karen de 12 y Leyla de 10, son tres menores que tienen tres cosas en común: son inmigrantes en Suecia, sus familias ha sido víctimas de tortura en su país de origen y sufren de una extraña enfermedad conocida como Síndrome de Resignación.

De apenas cuarenta minutos de duración, este poderoso cortometraje saca a la luz las tristes condiciones de una enfermedad que padecen algunos niños hijos de inmigrantes que han buscado refugio político o humanitario en Suecia, un documental que muestra otra faceta de la crisis de la inmigración y su impacto en los menos culpables.

ZOZOBRA EN LA PATRIA

El padre de Daria narra que junto con un amigo en su lugar de origen tenía un negocio de internet, un día unos hombres del gobierno le exigen que lo cierre para que la gente no tenga noticia de lo que sucede en el país; de ahí su familia sufrió vejaciones constantes.

Tanto los padres de Karen como los de Leyla narran una historia similar, siempre huyendo de la represión gubernamental o de las mafias que azotan a sus países de origen.

La migración es generada por muchas causas que lo convierten en un fenómeno demográfico sumamente complejo, en especial debido a las migraciones irregulares cuyos datos cuantitativos son difíciles de obtener, especialmente en el caso de los países subdesarrollados.

Dentro de las principales causas están las políticas, las culturales, las socioeconómicas y las causas familiares, cobrando relevancia las causas bélicas y conflictos internacionales, los cuales siempre están relacionados con hechos violentos que generan zozobra no sólo al directamente afectado sino que trasciende al ámbito familiar.

ZOZOBRA EN EL REFUGIO

Los padres de los menores comentan que sus hijos desarrollaban su actividad normal, como cualquier otro niño, que inclusive los maestros coinciden en que son buenos estudiantes, pero de pronto estos niños dejan de hablar y comer, sólo duermen y luego entran en una especie de coma; pero ¿qué es lo que los agobia?

El documental narra como un factor común en las familias de estos niños que su situación migratoria es temporal, ya que el gobierno sueco no ha resuelto si son aceptados en definitiva o si deben ser expulsados del país nórdico; es así como cientos de niños refugiados en Suecia sufren de un raro mecanismo de defensa contra las incertidumbres que crean letargo.

A este padecimiento se le ha denominado «Síndrome de resignación», una extraña enfermedad que afecta a algunos niños traumatizados y refugiados en Suecia, trastorno causado por la zozobra que han vivido, pero sobre todo que ahora viven por la incertidumbre sobre la situación migratoria familiar.

REALIDAD O FALACIA.

La doctora que atiende a los tres menores advierte que experimentan circunstancias semejantes, en un principio dejan de comer sólidos, después líquidos y al final entran en un sueño profundo como si estuvieran en estado de coma, por lo que sus padres deben alimentarlos a través de tubos y ejercitarlos manualmente para que sus músculos no se vean atrofiados, además de asearlos.

Este extraño padecimiento se ha observado desde hace más o menos una década en un centenar de niños que llegan como refugiados a Suecia; al principio se pensó que los padres envenenaban a los menores para tener un buen subterfugio y lograr la residencia legal en el país sueco, pero los estudios que se han realizado a los niños demuestran que es una condición real.

En las tres últimas décadas Suecia ha experimentado un alto fenómeno de migración; en 1990 el número de migrantes rondaba los 788,767, equivalente a un 9.18% de la población total; mientras que, según los últimos datos publicados por la ONU, en 2017, ese número creció a 1.747.710 de inmigrantes, lo que supone un 17,27% de la población de Suecia, situándolo como el 28º país del mundo con mayor porcentaje de inmigración.

El alto nivel de migración ha sido pretexto para que ciertos sectores anti inmigración suecos planteen que el “síndrome de resignación” no pasa de ser un montaje de estos refugiados para conmover a la comunidad y a las autoridades, y así lograr quedarse definitivamente en el país.

EL SÍNDROME DE LA RESIGNACIÓN

Esta extraña enfermedad es conocida uppgivenhetssyndrom y se da en cientos de niños refugiados que han caído inconscientes después de ser informados de que sus familias serían deportadas, lo cual sólo ocurre en Suecia; el trance es parecido al coma que puede alargarse en el tiempo meses o años.

Los síntomas en 60 niños refugiados, solo durante 2016, proporcionaron un diagnóstico único en Suecia: pasivos, inmóviles, mudos. Incapaces de comer y beber. Nula reacción a los estímulos físicos y al dolor.

La revista médica Acta Pediátrica explicó, luego de analizar a los diagnosticados con este síndrome, que incluso son alimentados mediante sondas; los médicos que redactaron el artículo lo describieron como «querer morir».

La explicación de los expertos señaló que el síndrome se apoya en la inseguridad que genera en estos niños el hecho de tener que adaptarse a otra realidad social diferente.

En el Hospital Universitario Karolinska, los pacientes con la afección llenaron todas las camas en la unidad de internación psiquiátrica de Estocolmo para niños.

En el documental aparece Elisabeth Hultcrantz, una otorrinolaringóloga que trabaja como voluntaria en Médicos del Mundo tratando a menores que padecen de esta enfermedad, comenta: «Creo que es una forma de autoprotección. Son como Blancanieves».

Al final del documental se da nota que desde hace un par de años también se ha reportado el síndrome de resignación en otros países, como Australia, y según datos de la ONU, el número de migrantes internacionales en 2017, alcanzó la cifra de 258 millones, lo que significa un 3.4% de la población mundial, situación que puede potencializar el número de casos a futuro.

Siempre da tranquilidad ver al niño dormir, pero ¿ver a estos niños migrantes dormir así, dará tranquilidad a la humanidad?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 5501 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.