Excedentes de Azúcar que Deben ser Exportados: 2.6 Millones de Toneladas

Tema Principal

*Han Causado la Caída de Precios del Azúcar en los Mercados Nacionales

*Los Productores de Caña Decidieron Ilegalmente Bloquear la Salida del Dulce

*Están Ejerciendo las Presiones Para que se Cumplan las Exportaciones

*También Buscan Limitar la Importación de la Fructosa que los Lesiona

*Soluciones Para Todas las Partes: Complicadas, Difíciles, Conflictivas

Por Jorge Alfredo Pacheco*

Esta semana se cumplen 75 días de que se inició el bloqueo para limitar la salida de azúcar desde la mayoría de los 51 ingenios del país por parte de los productores cañeros. Las demandas se mantienen: Garantizar la exportación de excedentes de azúcar que, de acuerdo a las organizaciones de productores y del mismo Comité gubernamental encargado de la política azucarera, Conadesuca, son de alrededor de 2.6 millones de toneladas. Todo un récord, 40% de lo que el país produce anualmente.

Además, los productores cañeros están pidiendo frenar  las importaciones de jarabe de maíz de alta fructosa provenientes de Estados Unidos porque esas importaciones que ascienden anualmente a 1.0-1.2 millones de toneladas base seca (para comparar con azúcar) desplaza aproximadamente igual volumen de azúcar de caña del mercado industrial: refrescos, lácteos, jugos, mermeladas, dulces.

El resultado de la toma de bodegas hasta ahora ha sido el siguiente:

En primer lugar, el promedio de precios del azúcar en las 23 centrales de abastos incluidas en la muestra a nivel nacional que divulga diariamente el sistema gubernamental que mide los precios de los productos de consumo al mayoreo, SNIIM, el azúcar había recuperado 22.21% al 25 de marzo desde el inicio del bloqueo; sin embargo, debemos tomar en cuenta que este precio ha venido disminuyendo desde hace aproximadamente 40 días cuando alcanzó un máximo de 800 pesos el bulto de 50 kg en la principal Central de Abastos del país, y sigue ajustándose a la baja hasta ahora. Es decir, el bloqueo como instrumento de presión tiene un alcance limitado y el incremento al precio del azúcar es reversible.

El cuadro muestra algunas medidas del precio del azúcar que consideremos son igualmente importantes. Por ejemplo, debemos preguntarnos a qué precio venden los ingenios su azúcar, tanto a mayoristas como a grandes comercializadoras, a traders y a la industria grande y mediana, sabiendo que el precio de la caña, principal materia prima para la producción del azúcar, depende del nivel de precio al que se vende el azúcar en las centrales de abastos del país.

Ese precio lo podemos descubrir en la línea resaltada que dice Mayoreo CDMX. Digamos que el día 25 marzo ese precio marca un promedio de 675 pesos, que es el precio más bajo de la columna. Si a ese precio le restamos un flete promedio de los ingenios a los centros de consumo de alrededor de 30 pesos por bulto de azúcar, podemos pensar que el mismo lunes 25 las áreas comerciales de los ingenios pudieron haber cerrado negociaciones en alrededor de 645 pesos LAB ingenio en operaciones al mayoreo, en promedio, dependiendo del volumen negociado.

Esto es importante porque el objetivo de las organizaciones cañeras es que los ingenios no vendan por debajo de 700 pesos LAB ingenio para mantener un precio promedio del azúcar en un nivel suficiente que les permita un pago de su caña a un precio por lo menos similar al de la zafra pasada.

Esta gráfica muestra la tendencia del precio promedio nacional del azúcar estándar del 22 de febrero 2018 al 21 de marzo de 2019. Se observa una paulatina caída que ha tocado fondo sobre todo a partir de finales de 2018 hasta el 18 de enero de 2019 que se inicia la toma de bodegas que muestra un impulso al precio de más del 30% en pocos días.

También, hay que decirlo, esa gráfica anticipa un posible regreso del precio, si como dijimos arriba, no se cumplen los objetivos señalados por los productores de caña.

En segundo lugar, por el lado de las exportaciones: la última cifra oficial que tenemos disponible al 10 de marzo de 2019, se habían exportado un total de 760 mil toneladas, aproximadamente el 29.2% del total de las exportaciones que supuestamente deberán salir en este ciclo que terminará a finales de septiembre próximo que, como dijimos antes, alcanzan un total de 2.6 millones de toneladas.

Vemos en el siguiente cuadro, que el ritmo de exportación no es el adecuado para llegar a la meta de exportación necesaria para cumplir el objetivo que plantean las organizaciones de cañeros.

Definitivamente no vemos cómo se podrían exportar un promedio mensual de más de 300 mil toneladas, de las cuales alrededor del 70% deberán exportarse al mercado mundial, cuando se está cotizando por debajo de los 13 centavos de dólar la libra para el contrato con vencimiento en julio, algo así como a 300 pesos el bulto de azúcar estándar.

Y aquí se genera lo que puede desembocar en una crisis profunda. El millón y medio de toneladas de azúcar que deberá ser exportada al mercado mundial, de llevarse a cabo se hará con una pérdida económica de al menos 350 millones de dólares, casi 6,300 millones de pesos, medida comparada con el precio de exportación a la Unión Americana, y la mayoría de esa pérdida será contra el bolsillo de los productores cañeros.

En tercer lugar, otro de los objetivos del bloqueo: detener el flujo de importaciones de jarabe de maíz a precios dumping y en su origen proveniente de maíz genéticamente modificado.

Análisis de las Posiciones de

Cada uno de los Participantes:

Cañeros: Bloquean y/o limitan salida de azúcar hacia los centros de consumo buscando elevar precios del azúcar:

El bloqueo a los ingenios y la presión para que aumenten los precios del azúcar, muestra a un país sin Estado de Derecho, sin órganos reguladores como la Cofece. La ausencia de liderazgo en la industria azucarera, permiten la libre entrada de jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) al tiempo que aceptan las condiciones de los Acuerdos de Suspensión impuestos por Estados Unidos, para limitar la entrada de azúcar mexicana a ese mercado. En la práctica el mercado de edulcorantes entre ambos países está fuera del tratado bilateral de libre comercio.

El cambio de gobierno en México, da la ocasión para que nuevamente las organizaciones cañeras actúen de forma ilegal. Si se regula la entrada de JMAF, se podría dialogar con las dirigencias cañeras y lograr acuerdos que sustenten a largo plazo al sector. De no hacerlo, el clima de malestar e inseguridad aumentará, pudiendo salirse de control imprevistamente. No queremos dejar de lado el visible debilitamiento de los liderazgos cañeros en manos del PRI.

Ingenios Azucareros: Enredados en Conflictos de Interés y Desunión

El sector empresarial azucarero que representa a la inversión privada es, por medio de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera (CNIAA), interlocutor con el gobierno, por lo que debería ser el organismo con mayor visión y preparación, y es sin embargo, el gremio más desunido y quien pone en último lugar lo que le conviene más a nuestro país. Pareciera no importarles lo que heredarán a las siguientes generaciones. La historia del azúcar en México ha estado llena de intervenciones del gobierno, subsidios, apoyos, expropiaciones, etc. En la actualidad, la mayor diferencia está entre los industriales azucareros que tienen intereses refresqueros, o más bien, grupos refresqueros que son dueños de ingenios y los que no.

Los primeros, se han vuelto los principales defensores del JMAF y han actuado en contra de los intereses de la industria azucarera mexicana. Los que no tienen intereses refresqueros, han sido incapaces de defender al sector, pero esta tendencia tiene un límite y éste ya llegó, la sustentabilidad de la agroindustria está en un riesgo serio, a menos que regulen la entrada del JMAF y negocien con inteligencia un acuerdo bilateral con Estados Unidos que les permita mayor acceso a ese mercado.

Industria Consumidora de Azúcar/JMAF: Oculta Tras un Etiquetado que Engaña al Público Consumidor

Es natural que las empresas, cuando tienen la opción, se inclinen por el insumo más barato que esté a su alcance. Hay que concientizar a las empresas consumidoras de JMAF del grave daño que causan a la economía mexicana al adquirir un producto que es importado con prácticas desleales de comercio, lo que podemos equiparar con el contrabando de mercancías. En general, la industria consumidora de edulcorantes en México engaña a los consumidores a través de etiquetados confusos, ilegibles y que llevan a interpretaciones erróneas.

Llamar azúcares indistintamente al azúcar de caña o al JMAF, o a los edulcorantes de origen químico somos únicos en el mundo. Mientras, en Estados Unidos y en los países desarrollados el etiquetado exige claridad en los ingredientes, incluyendo declaraciones de genéticamente modificado como es el caso del JMAF; en México, incluso las multinacionales, en sus productos icónicos (Coca Cola, Pepsi, Dr. Pepper), ya se dan el lujo de mezclar azúcar con JMAF y edulcorantes artificiales, sin indicación clara que alerte de ello al consumidor. Pero, cuando se trata de reducir calorías o hablar de daños a la salud, sólo mencionan al azúcar de caña, nunca al JMAF ni a los edulcorantes artificiales.

Gobierno Mexicano. Poder Ejecutivo: Poco Entendimiento de lo que está en Juego y con Escaso Margen de Maniobra con Estados Unidos

Es el responsable de guiar a todas las partes interesadas en el sector azucarero, con una visión macro económica, para dar certidumbre, sustentabilidad y viabilidad de largo plazo a la agroindustria azucarera mexicana. Hasta ahora, todos los funcionarios a los que les ha tocado intervenir en el sector azucarero, lo han hecho con una gran ignorancia del sector, con información sesgada y respondiendo a intereses particulares.

El Presidente López Obrador ha dicho que se privilegiarán los intereses nacionales sobre los extranjeros, así como los de mexicanos que viven del campo y en zonas rurales por sobre los intereses de las élites. Realmente esa visión es la que más conviene a México y con esa base se deben tomar decisiones.

La primera gran decisión estriba en disminuir la oferta de JMAF en México. Después de esto, debe ver la forma de mantener ese equilibrio entre oferta-demanda de edulcorantes en el país con una revisión anual del balance de edulcorantes, contemplando los posibles incrementos en la superficie sembrada de caña de azúcar.

El Presidente López Obrador acaba de hacer un pacto con el nuevo Presidente del CCE: abatir la pobreza en 6 años, aquí tienen una decisión histórica que mucho beneficiará al conseguir ese objetivo.

Por último, si revisamos el modelo estadunidense, vemos que su gobierno otorga cuotas de comercialización y venta a los grupos azucareros con lo cual limita la producción de azúcar a las necesidades del mercado. Así mismo, el gobierno norteamericano asigna cuotas de importación de azúcar a los diferentes países productores, incluido México, para impedir un exceso de dulce en el mercado que perjudique a los productores locales. Es urgente analizar con gran detalle el futuro de esta importante agroindustria, si es que realmente se quiere abatir la pobreza extrema en el campo mexicano. En el sector azucarero el impacto es inmediato y debe servir de ejemplo para otros sectores.

El gobierno mexicano acaba de iniciar una campaña en contra de las bebidas azucaradas, donde participan la Sedena, la Semar y ¡Pemex! La finalidad dice, es concientizar a la población a que disminuyan el consumo de dichas “bebidas azucaradas”. De la forma en que está hecha la campaña, parece que el gobierno mexicano va en contra del consumo de azúcar de caña, no del de JMAF (no se menciona la palabra fructosa por ningún lado). Tampoco hacen mención de los edulcorantes artificiales, pero se puede deducir que, en la visión del gobierno, éstos son mejores para la población. Esto es muy grave y muestra la forma en que la presente administración está actuando, en sentidos opuestos, sin mayor análisis ni estrategia definida.

*Director General de Zafranet Comunicaciones.

Acerca de misionpo 2596 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.