La Agencia Digital de Innovación Pública de la CDMX y su Laboratorio Anticorrupción

Artículo Invitado

Por Luis Miguel Martínez Anzures

En días recientes, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentó el Laboratorio Anticorrupción que ha sido desarrollado en la capital del país y que es único en el mundo.

De acuerdo con la información de las autoridades capitalinas, dicho proyecto se trata de un desarrollo de monitoreo de acciones gubernamentales, que a decir de José Merino, titular de esa área, permitirá medir la incidencia de corrupción en la ciudad de México, en específico en algunos trámites de la administración pública y, con el tiempo, ampliar esta supervisión a la mayor parte de las instituciones de la ciudad.

El laboratorio, indicó, es un espacio para experimentar el diseño y la implementación de políticas públicas para combatir la corrupción. Su objetivo principal será, atender riesgos de corrupción y fortalecer la integridad de los servicios y programas que operan en la capital del país.

Este organismo público tendrá la participación de Fernando Nieto, académico del Colegio de México (Colmex); Eduardo Bohórquez, de Transparencia Mexicana; y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), entre otras personalidades que se irán sumando seguramente a dicho proyecto.

Es importante destacar también, que el laboratorio anticorrupción de la CDMX, buscará ser un proyecto que, a través de la digitalización de la mayor parte del catálogo de trámites gubernamentales, de resultados concretos y eficientes en el mediano y largo plazos. También buscará experimentar con diferentes metodologías la medición del fenómeno de la corrupción y sus alcances en esta demarcación. Todo lo anterior se fundamenta en tres pilares: sistematizar, ordenar y entender el comportamiento de este lacerante fenómeno. La instrumentación de dicha agencia, hasta aquí, muestra una clara y sencilla forma de operación. Algo que no está nada mal.

A su vez, dicha agencia, intervendrá con experimentos en las oficinas de gobierno, realizará evaluaciones e implementará nuevas opciones de políticas públicas con la ayuda de académicos y organizaciones de la sociedad civil especializadas en dicha problemática.

«El tema de la corrupción en México ha sido recurrente y de difícil combate… en el caso de la Ciudad de México, somos de los más altos en percepción y es una de las batallas centrales de la presente administración», afirmó la titular del poder ejecutivo local.

Como una muestra de la eficiencia en el uso de los recursos públicos, a través de la racionalización de los mismos, Scheinbaum menciono en el mismo evento:

“Nosotros vamos a acabar con la corrupción en esta ciudad. Ya lo hemos mostrado sencillamente, de lo que se gastaba el año pasado y lo que se gasta hoy en muchos temas…Tan sólo el ejemplo: el año pasado en reconstrucción, que es increíble que hayan hecho corrupción de un recurso tan sensible, las demoliciones costaron 5 mil pesos por metro cuadrado. Hoy se están contratando en 550 pesos por metro cuadrado”

En esa ocasión se proporcionaron más ejemplos en donde el laboratorio anticorrupción ya ha empezado a emitir observaciones, como la revisión y contratación de más unidades de RTP en la Ciudad. Mismo caso es para las escaleras del Metro y la revisión de la tenencia vehicular en los automóviles de la ciudad gobernada por MORENA.

Lo que se busca en todos estos casos, no es solamente revisar la naturaleza de los contratos y evitar que se despilfarre más dinero por el canal de la corrupción y la ineficiencia, sino evitar que actos como estos, puedan quedar en la impunidad y además se vuelvan a repetir.

Por todas estas razones, el espacio de convivencia académica y desarrollo de conocimiento (el laboratorio anticorrupción de la CDMX), es una entidad que debe reconocerse y fortalecerse, desde los espacios proclives a la generación del análisis y la persecución de la impunidad.

Los proyectos del laboratorio durante este 2019 serán:

  1. La evaluación de impacto de la Ventanilla Única de Construcción: esto implica el diseño de la evaluación del impacto en corrupción e indicadores de calidad de la implementación de la ventanilla.
  2. El combate a la evasión fiscal vehicular: La tenencia vehicular no está homologada en distintas entidades del país; además de que el mercado ilegal de emplacamiento es mayor a los 250 mil pesos.
  3. La vigilancia ciudadana de servicios de la Ciudad de México.
  4. Identificador de riesgos de corrupción en contrataciones públicas.

A simple vista, parecieran ser muy pocas las acciones que habrán de revisarse solamente en este año. Pero, si aplicamos con mayor detalle el análisis de todas estas acciones, tendríamos un número muy grande en sus ramificaciones administrativas.

Así que el trabajo para el 2019 de este organismo público y espacio de encuentro y análisis, será una labor sustancial para entender y mejorar la elaboración de las políticas públicas en esta entidad.

Los ciudadanos de esta capital habrán de abrir bien los ojos en las conclusiones que emita este importante organismo a futuro. Sus recomendaciones deberán convertirse en la brújula de esta y de muchas administraciones venideras en el contexto de una sociedad ávida de soluciones integrales e inteligentes para mejorar la calidad de vida de los que habitan esta capital.

Esperemos que el futuro sea promisorio para este organismo.

Acerca de misionpo 4393 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.