Banner




Ud. está aquí

Falta claridad a candidatos presidenciales para financiar sus propuestas

Correo electrónico Imprimir PDF

El economista José Luis de la Cruz y el periodista Roberto Aguilar coincidieron en que los candidatos a la Presidencia de la República prometieron anoche, durante su tercer debate, iniciativas de gasto, sin sustentar suficientemente cómo van a financiarlo, además de que el tiempo que tenían para hablar de salud, ciencia y tecnología lo utilizaron para ataques personales.

En una mesa de análisis a la que fueron convocados por la Organización Editorial Mexicana (OEM) ambos coincidieron en que todos hablaron de hacer muchas cosas, invertir mucho en los temas abordados, sin aumentar impuestos, bajando precios de productos básicos como la gasolina, lo cual sólo se pueden mejorar vía deuda, o subiendo impuestos o gastando menos. “No fueron claros en general de cómo lo van a hacer en la práctica sin afectar las finanzas públicas”.

El doctor José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C. y colaborador de esta casa editorial, coincidió en el análisis hecho por los candidatos, pero quedaron a deber los “cómo”.

Destacó que Anaya, López Obrador y Rodríguez Calderón hablaron de reducir el tamaño del gobierno para bajar el gasto corriente, lo cual es positivo, pero habría que evaluar el impacto social, si eso implica recorte de personal. Falta también generar una visión integral y equilibrada sobre si los mecanismos fiscales son adecuados para ayudar a la gente a salir de la pobreza.

Para De la Cruz, en lo general los candidatos tocaron tangencialmente los puntos económicos, pero no dicen cómo van a lograr los mecanismos de financiamiento. Insisten en sus propuestas y dejan de lado al sector privado. “Tampoco hablaron de la informalidad, que no paga impuestos ni puede recibir los beneficios fiscales”, explicó.

El economista destacó que que Anaya confía en que disminuir la corrupción generará excedentes para cumplir con su programa de trabajo, aumentar la industrialización, el crecimiento y el empleo. Y para ese candidato parece que incrementar por decreto el salario mínimo funcionará y la disminución de gasto corriente será suficiente para invertir, pero no es viable por la informalidad. “Su propuesta de bajar el impuesto a la gasolina implica reducir presupuesto a gobiernos estatales y gasto corriente”, señaló

Consideró que López Obrador se vió más mesurado respecto a la revisión de la reforma energética de lo que ha sido en otras ocasiones, “pero sobrevalora lo que se podría ahorrar por corrupción y austeridad, y de no conseguirse esas cifras (800 mil mdp) comprometería todo su proyecto de nación, ya que el combate a la corrupción es la base de su plataforma, crucial para generar los ahorros para financiar los programas sociales que él abandera”.

Meade plantea dar continuidad al actual plan de asistencia social para cerrar brechas, pero no dice cómo y evade responder sobre al aumento de impuestos.

“Propone mayor educación para lograr mayor empleo, pero no dice que el trabajo lo generan las empresas privadas y cómo lo van a lograr. Meade confía en la inercia de los programas asistencialistas, que bajaron la pobreza, pero no dice que hubo un cambio en la metodología de medición que hace que los números no sean comparables”, afirma.

De la Cruz apunta que el Bronco si ve la política fiscal como una generadora de ingresos, pero su propuesta de bajar IVA e ISR es inviable.

“Asegura que con gasto público se genera empleo, cuando éste viene del sector privado, el sector público no tiene empresas desde las cuales genera empleo”, comenta.

El analista lamentó que buena parte del tiempo que en el debate se debía dedicar a salud, ciencia y tecnología y salud fue utilizado para ataques políticos, y destacó que en el tema educativo todos se centran en el nivel básico, cuando son los niveles medio superior y superior en los que se fundamenta el desarrollo.

Escribir un comentario