Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
jose_a_meade
precandidatos

Y Soñé que Ganaba Meade…

*El Voto Canalizado Hacia los Votantes que son Efectivos

*Casillas: Preparados Abogados Para Defender Cada Voto

*Un Candidato Afable, “Ciudadano” que cae Bien a Todos

Tuve un sueño casi real, quizá por esas noches de mucho frio en donde la invasión de propaganda de campañas hace que el subconsciente este permanentemente invadido de mensajes ingeniosos unos, otros muy simples pero efectivos y otros de plano mucho muy demagogos.

 

Opino que ganará Meade; el sistema político mexicano y más concretamente el electoral está ahora diseñado para que gane el candidato ciudadano postulado por la alianza que encabeza el PRI; el diseño al que me refiero está basado en los siguientes puntos:

Una pulverización del voto derivada de la competencia de diversos candidatos que, si bien representan varios sectores, el voto de éstos va canalizado hacia estratos de clase media, es decir, votantes efectivos.

El voto duro del otrora PRI, si bien ya no existe como tal, sus reductos ahora son más “duros”; es una maquinaria electoral, reducida, pero mucho muy efectiva, que tiene una gran capacidad de movilidad y por lo tanto de respuesta, lo que se traduce en votos concretos en las urnas.

Una estructura electoral muy real y concreta, que va desde promotores electorales, representantes de casilla y candidato, así como todo un ejército de leales y bien preparados abogados que defenderán voto por voto en cada casilla.

La posibilidad de tener presencia en medios nacionales, locales, de diverso tipo y naturalezas, tanto radiofónicas como impresas, y desde luego redes sociales en los diversos estratos sociales.

Presencia en toda la institución electoral tanto nacional como local, y con ello la posibilidad de defender, o impugnar desde una casilla, una sección electoral, un distrito o municipio, hasta una elección presidencial.

Una base jurídica electoral, que, derivada de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, puede ser aplicada o interpretada a modo de dar sentido argumentativo jurídico a la misma, con esto defender o cuestionar todo tipo de resultado, con la ley en la mano.

La incertidumbre, miedo o indefinición de una gran base social que no quiere experimentar cualquier cambio de tipo de gobierno, prefiriendo en la conformidad de su espacio que las cosas cambien para quedar igual.

Factores reales de poder que no quisieran arriesgar sus cotos de presencia, instancias, lugares, de poder; y en la inmovilidad extrema buscar su permanencia y continuidad.

Un candidato afable, “Ciudadano” que cae bien a todos, sin aparentes malos manejos anteriores, y si con un bagaje de experiencia que es vista y reconocida tanto por nacionales como por extranjeros; esto último muy importante para en la continuidad del proyecto dar confianza a inversiones y posturas políticas internacionales.

Los recursos económicos necesarios (espero bien habidos), para la utilización de la estructura de campaña como para la movilización del día de la jornada electoral, punto por demás necesario para aguantar una campaña, costosa y efectiva.

Los contendientes (o al menos uno o dos) que legitimaran el triunfo del candidato Meade con la llegada del Gobierno de Coalición y la incorporación de éste y los más representativos de la oposición el nuevo gobierno.

La presencia y apoyo de un grupo ideológico político y desde luego económico que no quiere dejar de estar presente en las decisiones más importantes de México en el presente siglo.

Cuando desperté… imaginé que de ser cierto este sueño quien gane deberá de hacerlo por una gran diferencia y con mucha legitimidad, esto para evitar una oleada de inconformidades sociales costosas y dolorosas, que tendría más perdidas que beneficios y que no podría ya cambiar nada…

Pero bueno eso solo fue un sueño…

*FCPyS-UNAM


Escribir un comentario