Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
donald_trump
precandidatos

América Para los Americanos…

*México no es la Prioridad en la Mira de Estados Unidos

*Los Connacionales Estarán Como un Objetivo Electoral

*No es Momento Para Envidia, Codicia y Arrebate Político

*Fortalecer: el Presidencialismo y el Estado de Derecho

La frase que por mucho tiempo establecía que el predomino norteamericano era vigente, hoy vuelve a tener presencia y junto con ello validez; desde la llegada de D. Trump la idea de que América, la parte norte del continente, tiene presencia y predominio solo y exclusivamente para los Estados Unidos (aquí sí) de Norteamérica, tiene para los estadounidenses un nuevo significado.

 

Les ha dado un sentido de pertenencia, que se está reflejando en lo económico y social; pero también un significado muy importante en lo ideológico que lejos de ser meramente un rasgo de cultura e identidad, ahora tiene también un síntoma de racismo.

La segregación racial, echada abajo desde muchos años atrás y que costo vidas a muchos ciudadanos de color, así como latinos, suponía que el compartir un territorio no era suficiente para mantener la unidad social; la historia misma de los derechos humanos ha dado una gran estructura jurídica que ha logrado elevar el rango del principio pro persona, modificando muchas constituciones para ponderar la igualdad, equidad y el respeto a la dignidad de la vida humana.

Más allá de esto, el desarrollo de los sucesos políticos de este inicio de año, los derechos humanos de pertenencia y ciudadanía de muchos connacionales y otros latinos, no están siendo respetados en el territorio norteamericano; la idea de guerra-lucha de civilizaciones que suponía Samuel P. Huntington, está en lumbral del presidente Trump; supone que si bien la conquista ideológica-idiomática ya la ganamos; por ello la agresividad para con los jóvenes soñadores, y la urgencia del muro fronterizo, que tiene también tintes electorales para con su elección intermedia, y requiere de mayor legitimidad para con sus votantes, los mismos que le llevaron a la presidencia.

Es por ello que me atrevo a afirmar que en la mira de Estados Unidos de Norteamérica, México no es la prioridad; no somos la parte estratégica de otrora, de años atrás, el nivel de dependencia (lo dije en términos suaves) es mayúsculo, por lo que sumidos en nuestra debilidad institucional, pobreza estructural, y altos niveles de corrupción e impunidad; tenemos suficiente para encasillarnos como una nación que no representa peligro para con el vecino del norte, y menos un tema de prioridad continental.

Curiosamente, tampoco les convenimos en una supuesta anexión junto con ellos, nuestros problemas son demasiados, y muchos millones de mexicanos que gobernar, y así seriamos mayoría en términos de votos. Por lo que esa lejana idea no debe de preocuparnos.

La mira en los Estados Unidos esta puesta en mantener los problemas de Sudamérica, unos de forma económica, otros de manera política y cuando no es así de manera militar. Esa es la América para los americanos que supone Donald Trump.

En tanto no exista definición para con la vigencia del TLC, y los vaivenes del presupuesto para con el muro fronterizo, los connacionales estarán en la mira electoral y en ese impase de incertidumbre que también tendrá el peso monetario mexicano, por lo que solo nos resta mantener el rumbo de crecimiento que se nos permita y que México logre; y mantener la mayor estabilidad interna evitando, a lo más, los problemas políticos que derivan en violencia social, no es momento de que avance la envidia, la codicia, el arrebate político y menos el económico, pese a todo (a veces creo que no se deja ayudar) tenemos que fortalecer el presidencialismo y junto con ello la vigencia del estado de derecho.

* Académico FCPyS UNAM


Escribir un comentario