Banner




Ud. está aquí

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
pistola_escuadra
amlo

…Llegando a fin de año…

*La Escalada de Inseguridad que nos Afecta a Todos

*Mientras, los Bolsillos Esperan el Evidente Recorte

*Y los Mexicanos en el Tránsito de la Pena al Gozo

El sentido de llegar a cada fin de año es evaluar el espacio y tiempo recorridos durante el mismo; la idea es reflexionar de cómo pasa el tiempo y junto con este, lo aprendido, sufrido, ganado, experimentado etcétera, es decir el recuento de la vivencia diaria, y revivir lo que señaló el poeta Renato Leduc “Sabia virtud de conocer el tiempo…”

 

No solo esta idea tiene que ver en el repaso de los hechos y prácticas políticas, o sociales, también en la vida diaria, y común que tenemos tanto como ciudadanos y simples mortales; si bien somos hombres y mujeres políticos por naturaleza, también somos seres sociales y en la cotidianeidad de la vida pública, hacemos relaciones sociales de producción, qué independientemente de nuestra voluntad, realizamos y hacemos para poder subsistir en sociedad.

Por lo que de ser cierta esta premisa del materialismo histórico, en el recuento de los días, semanas y meses transcurridos es obligatorio el hacer un alto en el camino para dar cuenta ese gran sentido que de la vida nos hace vivir.

Personalmente el año que transcurre fue para bien; de conocimiento, lecturas salud y algunas desavenencias, mi familia y amigos, están bien solo así, bien… y bueno no podrían estar mejor dadas las condiciones generales del país que a continuación enumeraré:

Inseguridad pública: no puedo dejar de sorprenderme de que cada grupo de amigos o familiares tiene en las estadísticas grupales, alguien mujer u hombre que ha sido robado, asaltado, en su propiedad, auto y domicilio, somos partes de esa escalada que solo se convierte en charla burlona o lamentación de que no nos pasó nada más que un simple robo; aunque este sea de la forma más descarada e impune.

Carestía e inflación: es un hecho que habrá un nuevo reajuste para con el crecimiento económico pronosticado por el Banco de México, este tendrá una consecuencia directa en los bolsillos de cada uno de nosotros, y en tiempos de aguinaldos una escalada inflacionaria considerable.

Desencanto en la organización social: si bien ya se dieron a conocer las personalidades que competirán en la sucesión presidencial, existe un descontento para con la clase política, pero bueno este tema solo servirá para que los caricaturistas tengan motivo de trabajo y las pastorelas cómicas temas para poder hacer sátira social, muy esperada por los asistentes a estos espectáculos.

Siempre he tenido la idea de que los mexicanos tenemos corta memoria, somos ese género que, de humanidad, supone, olvidar rápido y pronto lo vivido, tanto lo bueno como lo malo, es una forma de subsanar hechos y responsabilidades. Pasar de la tragedia a la fiesta y dejar que el olvido simulado actúe como medicina para superarlo todo y hacerlo rápido.

Es por ello que, en tiempos de fiesta, como lo es el fin de año; tendemos a “olvidar” lo fundamental para mantenernos en lo superficial y esa superficialidad es momentánea y transitoria; al inicio del siguiente año en la llamada cuesta de enero, el desencanto y descontrol es mayor.

La forma en la que los mexicanos tenemos par a transitar de la pena al gozo, tiene que ver con efectos antropológicos y psicológicos sociales, esa manera de evadir los grandes problemas sin necesariamente evaluar, reflexionar, considerar, y hacer conciencia de lo mucho que se hace y lo más que falta por hacer es una grave limitante que tenemos como organización social.

Por lo que considero que antes, durante y después de cada motivo de fiesta en el que transitemos; ya sea con amigos o familia, tenemos que ser objetivos y sensatos en el motivo que nos obliga a decir “salud” o estar en determinado lugar y con determinada actitud; son tiempos no fáciles y dejar que el tiempo solo pase sin que sobre este lo podamos valorar y cuantificar es la peor de las formas de perder eso valioso que se llama simplemente tiempo.

*Académico FCPyS UNAM


Escribir un comentario