Banner




Ud. está aquí
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
urna_electoral

Lo que nos Corresponde a los Ciudadanos

*El Amplio Concepto de Democracia en el S. XXI

*Comprende Libertades Como la de Manifestación

*También de Expresión, Seguridad y Propiedad

*Además, de Asociación Pacífica y de Prensa

Algo fundamental en la vida democrática es, en efecto votar, pero eso no significa que por realizar ese Derecho se hable de una sociedad cuyos valores imperativos sean los de una democracia. De hecho, existen instituciones que en un momento de sus instancias de gobierno recurren al voto de sus miembros, pero eso no representa a una organización a la que pudiésemos calificar de democrática; un ejemplo es la iglesia católica, en la cual sus cardenales, hasta donde sabemos, eligen mediante sufragio al Papa. Pero no simboliza que esa entidad sea democrática. Lo que se requiere en la democracia es actitud democrática, es decir demócratas.

 

Los atenienses concluyeron hace veinticinco siglos que la democracia requiere que todos los días los ciudadanos participen con responsabilidad, actitud crítica y propositiva, acepten honestamente la autocrítica, cumplan con sus compromisos y deberes y supervisen las decisiones de los gobernantes.

En el siglo XXI el concepto de democracia y demócratas es más amplio pues comprende libertades, tales como la de manifestación, de expresión, de seguridad de la persona, de propiedad, de asociación pacífica y de prensa por decir algunas. Por su parte los gobiernos en sus tres órdenes de gobierno y sus poderes están obligados a estar cerca de la sociedad, fomentar las contralorías sociales, informar oportuna y verazmente, ser transparentes en la ejecución de sus acciones, comunicar sobre los avances en la ejecución de sus programas, abrir sus archivos en materia presupuestal y la rendir cuentas.

El punto clave aquí es la participación organizada, ya sea en organizaciones de la sociedad civil, en las redes sociales y en los medios de comunicación, sobre todo. Un gobierno democrático no está para descalificar a los ciudadanos que piensen distinto, ser intolerante, y mucho menos para que se dedique a poner apodos o desdeñe y discrimine por su color de piel, origen social o cualquier otro motivo a quienes lo critican. A nosotros, los ciudadanos, nos corresponde supervisar, opinar, señalar errores, escribir y decir otros puntos de vista. Nos corresponde manifestarnos y luchar por preservar esos derechos.

La defensa a ultranza e intolerante de las acciones de un gobierno porque es Él Gobierno y al gobierno no se le crítica, no es democracia. Un régimen democrático es aquel que permite y fomenta que sus ciudadanos podamos decir No estoy de acuerdo. En la democracia, no nos debemos callar porque el Presidente tiene buenas intenciones. A los ciudadanos nos corresponde exigir y defender el respeto de los derechos del pueblo y al gobierno cumplir con los compromisos históricos de la nación y respetar la Constitución y las leyes que de ella emanan.

A los ciudadanos nos corresponde ejercer los valores cívicos y democráticos, cumplir con nuestras obligaciones, atender pulcramente nuestros deberes tales como respetar la ley, pagar impuestos, ser críticos, trabajar por el país, desarrollar hábitos ciudadanos como el cuidado del agua, la preservación de las especies, fomentar la tolerancia, impulsar la cultura y asumirnos como educadores con el ejemplo. Los ciudadanos tenemos mucho que hacer, pues ante todo será exigir calidad de vida al gobierno sin sacrificar lo logrado, ni retroceder.

Escribir un comentario