Banner




Ud. está aquí

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
andres_manuel_lopez_obrador

¿Y si Pierde Meade?

*Pero También si no Gana Andrés Manuel López

*¿Y que Pasaría si a Ricardo Anaya no le Alcanza?

*Sin Triunfo la Situación que Tendría a su vez el PRD

*Al Aplicar la Teoría de Escenarios, lo que Sucedería

El escenario que vislumbro es que si López Obrador pierde la elección desconocerá el resultado, convocará a diversos tipos de protestas y asumirá una posición de eso que los mexicanos llamamos “campeón sin corona”. No tengo idea acerca del destino del Partido Morena, aunque me queda claro que ganará escaños en el Congreso de la Unión y diversos poderes legislativos locales, por lo que su líder podrá vivir de las dietas de sus representantes populares. También intuyo que, si Ricardo Anaya no gana, el Partido Acción Nacional sufrirá una más de sus crisis internas, pero gobernará en diversas entidades del país. Por su parte, el PRD se quedará con una base cuantitativamente pequeña y su supervivencia dependerá, así lo indica su estrategia histórica, de las coaliciones que durante los próximos seis años realice. También tendrá representantes populares y mantendrá, muy probablemente, la gubernatura en algunos estados de la República.

 

Lo dicho arriba no me hace adivino, ni presupongo que soy algún tipo de vidente. Lo escribo porque estoy aplicando la teoría de escenarios. Por lo mismo, no observo en el corto plazo, cuáles podrían ser los contextos más favorables y desfavorables si pierde el Partido Revolucionario Institucional la elección. Veamos, sin duda alguna también gobernará entidades, tendrá presencia en muchos ayuntamientos y en el Congreso Federal, pero ¿Quién estará al frente del Partido?, ¿Quién designará a los líderes en Senado y en la Cámara baja  y cómo se coordinarán?, ¿Quién señalará el rumbo de los trabajos de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO)?, sólo por hacer algunas preguntas que no son ociosas, pues su actual Presidente no es un líder histórico, existen voces discretas en el PRI que manifiestan algún tipo de inconformidad por la designación de un candidato no militante, su comportamiento otrora monolítico ya deja entrever fracciones, fracturas y pugnas internas y sus banderas del nacionalismo revolucionario las han arriado.

No sería la primera vez que el Revolucionario Institucional pierda la elección fundamental de nuestro país, pero a diferencia del año 2000, los actuales dirigentes tienen escasa experiencia política comparada con los anteriores, amplios sectores sociales juveniles han desarrollado brechas generacionales y vacíos en contra de la política y los políticos, específicamente en contra de los priistas. Me dirán que son estigmas de las redes sociales y lo acepto, pero el alejamiento es real. Los usuarios de las tecnologías de la información y las comunicaciones se despliegan y culpan al PRI de la corrupción y la ineficacia de la Administración Pública, sin mencionar que el PAN y el PRD ya gobiernan y no se han distinguido por eficaces y honestos. Mas, en lo medular, culpan al PRI.

La crisis interna del PRI, en caso de no ganar la elección, tiende a ser más grave que hace 18 años porque la conducción económica fue más estable; los nombres de sus líderes históricos no habían sufrido el desgaste de imagen que tienen hoy en día, de suyo siguen siendo –en esencia– los mismos; ese partido gobernaba en un mayor número de entidades de la República, lo que le permitía mayores márgenes de maniobrabilidad y negociación en caso de modificar la Constitución y en materia presupuestal; las personas que militaban en la oposición tenían nula o muy poca experiencia en materia de gobierno y, la movilidad interna ascendente de los militantes del Partido aún era fructificaba.

No sé quién ganará la elección a la Presidencia de la República, pero habrá, al menos dos perdedores, y en su derrota tendrán que rendir cuentas a los militantes de los partidos políticos que los apoyaron y, sobre todo, prepararse para actuar con decoro en calidad de oposición por el bien de nuestro país.

Escribir un comentario