Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
internet_y_su_poder

El Poder Del Internet en las Elecciones

*El Inminente Triunfo del Ciber-Espacio

Los nuevos consumidores del info-entretenimiento en México quieren participar de manera activa y en todo momento, con el emisor de sus noticias y entretenimiento. No esperan ni creen en versiones oficiales, son ávidos consumidores de información en tiempo real y cada vez más, la solicitan de manera rápida y fácil de digerir.

 

Por esta razón, los niveles de penetración de la cobertura en internet en territorio nacional, ha empezado a ser un indicador insoslayable, para entender de mejor forma, el comportamiento de los jóvenes, los adultos mayores y todos aquellos miembros de la pirámide poblacional que utilizan este medio de información.

Pero, ¿por qué es necesario comprender y descifrar el comportamiento de los patrones de consumo de estos grupos poblacionales en el uso del internet?

Sencillo. Porque, el manejo de esta información, podría ser la diferencia entre tener una buena campaña electoral y una deficiente o mejor aún, porque a través de la adecuada interpretación del comportamiento de sus consumidores inmediatos una campaña electoral podría estar en calidad de identificar con la suficiente claridad, la tendencia de la opinión pública, en relación a temas específicos y generales. Digamos pues, que el grado de especificidad de un político o de una institución, para generar mejores contenidos a difundir en las redes sociales, a través su campaña, podría verse claramente beneficiado a partir de la obtención y procesamiento de estos datos.

Incluso se podría definir una elección, ante lo que presumiblemente, sería una tendencia estadística en las elecciones nacionales: por medio de la alta competitividad y los estrechos márgenes existentes entre el primero y el segundo lugar de la competencia.

De acuerdo con la medición de la efectividad de precampañas realizada por el periódico el “Financiero-Parametría”, señalaba en el año 2015, que el slogan: “El Partido Verde sí cumple”, era recordado por 9 de cada 10 ciudadanos (92%). Le seguía “Morena es la esperanza de México” (78%). La campaña “Ser turquesa”, de Nueva Alianza, era la tercera más recordada (66%).

Ahora bien, el mismo instrumento de medición antes citado determino que la televisión efectivamente sigue siendo el medio más influyente en el elector (34%), seguido de la radio (31%); en una influencia media están los diarios (24%) y los espectaculares (22%). Sin embargo, el dato relevador de esta encuesta es que, el Internet aparece en un pujante 17%.  Es cierto, sus niveles de influencia no fueron determinantes en aquellos años. Pero su tendencia va al alza, en proporcionalidad al incremento de su cobertura a nivel nacional.

Es un hecho que la presencia de Internet y las redes sociales será un tema de controversia, muy recurrente, en el marco del Proceso Electoral 2017-2018, debido a  que la incursión de estas herramientas  en la vida diaria ha cambiado el modo de interactuar entre los individuos, y no solo en favor de relaciones personales, sino también, como instrumentos importantes de comunicación política con las audiencias.

De acuerdo al estudio realizado por World Internet Project , en conjunto con el Proyecto Internet del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, -que se realizó en las 32 entidades federativas del país, en ciudades con más de 20 mil habitantes, a través de dos mil entrevistas en una población estimada de 114 millones de habitantes-  se proyectó, que en el 2012 existían 52.3 millones de usuarias y usuarios de internet, y un 44% de estas personas tenían entre 12 y 25 años de edad. El uso de redes sociales pasó de 32% (en 2009) a 86% (en 2012). Y se concluyó que seis de cada diez personas siguieron las campañas presidenciales en México a través de internet. Datos que vaticinaban un incremento sustancial en los medios electrónicos de información y también en el uso de nuevas tecnologías y dispositivos móviles de segmentos poblacionales jóvenes.

En este mismo sentido, hay un dato revelador: el estudio arriba citado refiere que el 43% de las y los usuarios jóvenes, atribuyeron una influencia considerable a internet en el marco de dicho proceso electoral.

¿Será que la influencia de los medios electrónicos en las preferencias electorales en los jóvenes, pudiera empezar a alcanzar tasas cercanas al 50% de su población total? Pareciera que la afirmación de este hecho no se encuentra lejana a la realidad que podría enfrentarse en el escenario electoral del 2018.

Ahora bien, lo que hay que entender con marcada precisión es que las campañas electorales en el mundo actual exigen una mayor cantidad de mensajes con acertada precisión en su difusión. Los electores no quieren ver más spots o videos publicitarios, quieren ver mejor información presentada de manera creativa y apegada a su realidad que les permita sentirse identificados con lo que están viendo.

La precisión de los mensajes y la identificación adecuada del mensaje que queremos difundir hacia un electorado tan sofisticado como los millenials en México es una tarea que no puede ni debe dejarse en manos de personas improvisadas. Las campañas electorales que están por suscitarse en el 2018 exigen que la creatividad y los contenidos temáticos de los estrategas electorales formen una tendencia de alta calidad en la innovación de historias para contarnos soluciones reales a problemas cotidianos gracias al uso de las nuevas tecnologías.

El escenario electoral de 2018 bien podría ser el inminente triunfo del ciber-espacio en el imaginario colectivo de los jóvenes que definan al próximo presidente de este país.

Escribir un comentario