Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Lascas Económicas

Correo electrónico Imprimir PDF
jose_antonio_meade

Meade: su Trayectoria y Carrera hacia Los Pinos

*De su Capacidad Para Atender y Superar Problemas

*Hombre Hábil en Materia de Desfacer los Entuertos

*Donde ha Trabajado los Resultados son Positivos

*Afirman que es Mejor Beisbolista que el Tabasqueño

Con todo y lo que aseguran algunos, paradójicamente, el ahora ex secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, es el mejor aspirante a la candidatura peñista y, por tanto, priista, a la Presidencia de la República. Veamos:

 

Se lo hemos referido en este espacio. Desde que lo ubicamos, a finales de los 90’s, enfrentando los severos errores de diciembre a través del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), nos dimos cuenta de su capacidad para atender y superar problemas, encabezando equipos, conjuntando estrategias y, sobre todo, generando salidas que atenuaran dificultades o, de plano, las erradicaran en su momento.

Evocamos frases de respaldo de otros actores económicos de entonces, por su trayectoria y operación para sacar entuertos en aquellos tiempos en los que la cobranza de carteras vencidas era un verdadero hándicap no sólo contra los numeritos y balance de los bancos privados, sino sobre todo contra las expectativas de los más exigentes críticos del sistema.

Ya en tiempos foxistas, al frente de sus responsabilidades hacendarias lo mismo en el fallido Banrural y después en la Financiera Rural, cuando su gente nos expuso entonces que frente al estercolero que encaraba –la caja chica del presidente en turno, nos decían en el caso del banco-, supo salvar los pocos o muchos activos de los que se disponían y enderezar el barco crediticio para apoyar, medianamente entonces pues no había mucho de donde cortar, a determinado tipo de agricultores y ganaderos que andaban a punto de tirar la toalla por el mal manejo de sus respectivas carteras.

También salió al paso del enjambre que le heredaron sus predecesores en la Subsecretaría de Ingresos, en la propia Hacienda, cuando su amigo y jefe, como hasta la fecha le dice, Agustín Carstens, lo puso en esta oficina, haciéndolo exitoso negociador central de los paquetes económicos del 2007 al 2010, además de empezar el camino sin retorno de administrar las necesidades, y no la abundancia, toda vez que desde entonces se empezaron a dar señales clave de que los precios internacionales del petróleo se desplomarían cuesta abajo en la rodada, como ocurrió inevitablemente.

Ya para finales del 2010, a Meade Kuribreña se le impuso la tarea de ser el subsecretario del ramo en la SHCP materializando también el respectivo paquete económico del ejercicio anual siguiente y, en enero de 2011 se le adjudicó la responsabilidad de encabezar los destinos de la Secretaría de Energía, en donde empezaban los primeros contratos de Petróleos Mexicanos con inversionistas del exterior, al amparo de los cambios legales que aprobara el Congreso en esos tiempos que parecen lejanos. Y no lo son.

En septiembre de 2011, impulsado por otro de sus mentores, Francisco Gil Díaz, Meade llegó por primera vez a la titularidad de la SHCP sin mayores problemas, ofreciendo en todo momento que no se movería el IVA para imponerlo en alimentos y medicinas, pero sí defendiendo el llamado Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) que tanta controversia causara en la iniciativa privada y que, por cierto, murió sin mayor pena ni gloria, cuando se dijo entonces que el superávit primario era una meta más que rebasada.

En esta silla cruzó nuestro personaje el umbral del sexenio calderonista para entrarle de lleno a este gobierno en donde, gracias a su amistad de años con Luis Videgaray Caso (fueron compañeros de la misma generación de economía del ITAM), éste lo recomendó para encabezar, ni más ni menos, la Secretaría de Relaciones Exteriores, luego la SEDESOL y, por último, su regreso a Hacienda en el 2016 hasta hace una semana cuando renunció buscando “sus proyectos personales”, como los definiera en Los Pinos Enrique Peña Nieto.

En una suerte de resumen y con independencia de sus reconocidos más de 20 años de honesta trayectoria en el servicio público, incluidas administraciones rojas o azules, lo cierto es que su desempeño ha dejado resultados positivos en donde se ha parado. Eso no se le puede regatear en forma alguna.

Hay que decir que el criticado tema de los gasolinazos, por ejemplo, ha sido consecuencia de políticas públicas que se tomaron en otros gobiernos que postergaron la decisión de liberar, en aras de mantener subsidios que a la larga representaron severos problemas a las finanzas públicas y que, éstas sí, se habrían constituido en una crisis sexenal similar o peor a las que la historia reciente nos tenía acostumbrados.

Y, entonces sí, como dijera el clásico, recogeríamos lo que quedara del país debajo de la alfombra respectiva.

En fin, lo que sí se le debe señalar a José Antonio Meade es que sus enemigos le van a reclamar una y otra vez no sólo el IETU o los gasolinazos, sino otros temas álgidos como el aumento de la deuda pública interna y externa, el financiamiento y refinanciamiento de muchas entidades públicas bajo su responsabilidad al frente de la SHCP y hasta de los presuntos malos manejos de la constructora Odebrecht en las finanzas petroleras mexicanas, de los últimos recortes presupuestarios y claro, de la continuidad del sistema económico actual. No será un asunto de tener o no la culpa, sino de señalar, ¿y calumniar?, porque algo queda, reza el apotegma respectivo.

Y hay un tema en donde, de plano, le lleva un trecho importante al aspirante de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, y que nunca se lo perdonarán sus adversarios: José Antonio Meade Kuribreña es en el béisbol, el segunda base titular del equipo Hacendarios, con mucho mejor porcentaje de bateo y en el fildeo que su oponente tabasqueño. Ora van a decir que es porque lo práctico en Yale, cuando estudiaba para doctor en Economía. Van a ver.

Por lo pronto, estas Lascas Económicas proyectan trabajar y practicar con otras piedras eso del béisbol por si, en una de esas, se requiere un coach de tercera que dé agilidad a los senderos, sin que mande a nadie a home por aquello del suicidio. Ya les platicaremos de eso, pero la semana entrante, en este mismo espacio. Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

Escribir un comentario