Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Católicos Serán Orientados Sobre el Peligro de Atentados Políticos Contra sus Valores

Correo electrónico Imprimir PDF
el_ojo_divino
hugo_baldemar
alejandra_barrales
dante_delgado
ricardo_anaya

*Hay Partidos que se han Vuelto Nocivos y Destructivos

*Lo que Hicieron: Meter Agua y Aceite en una Licuadora

*Gran Miseria de la Política es el Vacío de Ideologías

*Mensajes Diocesanos Para no Votar por Equis Partido

*Hablan el Vocero de la Arquidiócesis y Mauricio Tabe

Por Jesús Michel Narváez

Como nunca, el Ojo Divino fijará la mirada en las elecciones de 2018, porque al Frente Ciudadano por México metió en una licuadora el agua con el aceite y pretende romper los principios morales de la Iglesia Católica.

 

Para Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis Primada de México, es necesaria la claridad de los propósitos del FCM, de qué es lo que pretende y hacia dónde van sus agendas porque es una obligación para con los ciudadanos.

“En ese sentido la Iglesia no cambia sus posiciones, por supuesto da razones de ellas para defenderlas y en su momento las diferentes Diócesis, sin decir cual sí o cual no, pero se planteará cuáles son los lineamientos morales que deben dirigir a un buen católico, los católicos tomarán su decisión de voto, porque no se los obligará, pero se les orientará para que vean donde hay peligro y situaciones que atentan contra los valores católicos ante una advertencia de cuidado de dar el voto a este tipo de partidos que de acuerdo a nuestro parecer se vuelven nocivos y destructivos”.

Respetuoso de lo que “nos prohíbe la ley”, Valdemar no evade la crítica hacia el Frente. Por el contrario, ahonda en las diferencias y expone:

“La Iglesia no puede meterse en política partidista porque nos lo prohíbe la ley, sin embargo, no puede ocultar su posición respecto a principios y valores, que son innegociables por ejemplo el respeto a la vida, el matrimonio entre un hombre y una mujer, el combate a la corrupción por supuesto, etcétera;  eso permanece independientemente de una alianza, por lo menos en la Arquidiócesis  y otros obispos, harán público un planteamiento, de lo que se ha dicho, que no es moralmente aceptable que un católico vote a favor de un partido que va en contra de esos principios”.

Desde el anunció de la creación del Frente Ciudadano por México -que nació con otros nombres- y desde antes, cuando se aliaron PRD y PAN para candidaturas a gobiernos estatales, se habló de la fusión química imposible de lograr: la convivencia del agua y el aceite.

Diferencias torales que reconoce el dirigente del PAN en a Ciudad de México, Mauricio Tabe, “ahí están y no van a desaparecer”, son aquellas relacionados con el aborto iniciado con la conocida Ley Robles –avalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El 30 de marzo de 2002-, el matrimonio igualitario, aprobado el 21 de diciembre de 2009 cuando la Asamblea Legislativa enmendó al artículo 146 del Código Civil para el Distrito Federal, misma que dejó de calificar el sexo de los contrayentes como anteriormente lo hacía “El matrimonio es la unión libre de un hombre y una mujer” y, la eutanasia, legislada por la Asamblea Constituyente para la Constitución de la Ciudad de México el 5 enero de este 2017.

Hugo Valdemar y Mauricio Tabe fueron entrevistados por Misión Política, y ambos respondieron sobre el Frente, su ideología, las razones para formarlo, las diferencias y las coincidencias.

¿Qué opinión tiene la iglesia su vocero, de este Frente Ciudadano por México?

VALDEMAR: Diría que lo que están haciendo estos líderes (Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado) es meter el agua y el aceite en una licuadora, mientras que están en las negociaciones parece ser que se unen, pero eso es imposible. Me parece que una gran miseria de la política actual es vaciarse de ideologías, ya sea derecha o izquierda cuando no se tiene principios.

El vocero de la Arquidiócesis Primada y editor del Semanario Desde la Fe, recuerda que el Papa Benedicto lo advirtió muy bien: cuando la democracia se vacía de contenidos morales, se vuelve una especie de dictadura, posiciones extremas irreconciliables y en ese caso los partidos tienen la posibilidad de hacer todas las alianzas que quieran y la Iglesia no se puede meter, como los partidos tampoco se pueden meter en nuestra vida interna.

Por eso no ha habido una opinión contundente, sin embargo, si en el ámbito ideológico, la postura de la Iglesia es clarísima.

“Me parece que la de Acción Nacional se ha ido diluyendo muchísimo, sin embargo, mantiene principios, así como la izquierda, por eso no veo la manera en cómo se pueden conciliar. Y una opinión muy particular es que yo creo que eso no va a funcionar”.

¿De plano?

- Están anteponiendo una alianza para alcanzar el poder y desde ahí se supone reformar lo que está mal en el país, pero donde no vemos que esto pueda funcionar es, justamente, en la parte de sustento de los partidos en sus ideologías, que son absolutamente opuestos, entonces me parece que hacer un planteamiento así es muy pueril, no es realista, es decir simplemente acceder al poder y sacrificar todo lo demás, se traicionan así mismos.

De ahí su advertencia de que como nunca, la Iglesia Católica estará atenta y en todas las Diócesis del país, sus obispos darán los mensajes a los feligreses no para que voten por equis partido, sino para que no voten por aquellos que traicionan los principios ideológicos y lo valores morales.

EL EJÉRCITO DE DIOS, MANDARÁ EL MENSAJE

Datos del Vaticano correspondientes a 2016 revelan que en México están registrados 181 obispos, 13 mil 431 sacerdotes diocesanos y cuatro mil 165 curas que pertenecen a alguna congregación u orden religiosa para un total de 16 mil 896 presbíteros.

A lo largo y ancho del país existen 95 Diócesis, casi 8 mil parroquias y se estima que de los 122 millones de habitantes el 82% profesa la religión católica.

Y Valdemar es enfático, muy enfático en su señalamiento:

“En la Arquidiócesis Primada de México, y otros obispos, harán público un planteamiento de lo que se ha dicho, que no es moralmente aceptable que un católico vote a favor de un partido que va en contra de esos principios”.

(Aunque no lo señaló de manera directa, el padre Valdemar dejó entrever que el mensaje Divino, el de Dios, será dirigido para mantener los valores esenciales del catolicismo y, esto sí lo dijo, “son valores innegociables”).

Por su parte, Mauricio Tabe advierte que, el Frente Ciudadano por México no tiene por objeto cambiar las ideologías de los partidos que lo conforman sin unirse para “cambiar el país” centrándose en los ejes de lucha anticorrupción, formación de gobiernos de coalición, un programa de gobierno que conozca la ciudadanía, eficacia en el manejo de los recursos públicos, reducción de la violencia, generación de empleos bien pagados y mantener los avances que, por ejemplo, ha mostrado la Ciudad de México.

Ex-asambleísta y ex constituyente de la capital del país, Tabe responde la pregunta sobre cómo formar gobiernos de coalición sin una ley reglamentaria.

“Se tendrá que legislar para alcanzar le meta. Hay coincidencia entre los integrantes del Congreso de la Unión y ese no será u problema”.

El Frente tiene contempladas propuestas que fueron emanadas del PRI a través de Manlio Fabio Beltrones: Gobiernos de Coalición, Jefe de Gabinete, aprobación por el Senado de todos los Secretarios de Estado y rendición de cuentas de parte de todos los servidores públicos.

Ninguna de las propuestas, exceptuando los Gobiernos de Coalición están contempladas en la Constitución, ni en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, por lo que de adoptarse tendrían que realizarse las reformas correspondientes y que no tendrían obstáculo alguno por no tratarse de reformas electorales.

Pero a pesar de lo que digan los dirigentes del Frente y sus respetivos tentáculos de poder a niveles poder estatal, distrital y municipal, la Arquidiócesis Primada de México ratifica:

“Vigilaremos la elección, dentro de lo que la ley nos permite, para evitar que los católicos, voten por los candidatos del Frente”.

Sobre advertencia no hay engaño.

Escribir un comentario