Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

La LXIII Legislatura: Falta de Consensos y Anteposición de Intereses de Grupos

Correo electrónico Imprimir PDF
historica_legislatura_senatorial
ricardo_anaya
salvador_vega_casillas
margarita_zavala
jesus_sesma

*Quedan a Deber al Pueblo una Serie de Normas

*Congeladas hoy las Ventanas de Oportunidades

*PRD y PAN en Crisis, más del Brazo y por la Calle

*De los Consensos de Ayer, al Desprestigio de hoy

Por Jesús Michel Narváez

Fracturadas las bancadas del PAN y el PRD, la LXIII Legislatura de la Cámara Alta pasará a la historia no por su productividad legislativa sino por la parálisis provocada por las desbandadas que llevaron al partido que ostentó la tercera fuerza hasta el quinto y último lugar en la conformación del Senado de la República.

 

A diferencia de la LXII Legislatura, que arrancó en septiembre de 2012 y que gracias al Pacto por México se convirtió en la que aprobó la batería de reformas estructurales más importante de la historia del país de que se tenga memoria, la LXIII congeló las que abrirían la ventana de oportunidades para fortalecer el Estado de Derecho, ir al fondo en los cambios del Sistema Penal Acusatorio, revertir las acciones de corrupción con el Sistema Nacional Anticorrupción, proveer a las Fuerzas Armadas del marco jurídico que permitiera la acción contra el crimen organizado y el narcotráfico y detener la Nueva Ley de Adquisiciones que frenaría las componendas entre proveedores e instancias gubernamentales.

Y en este año, penúltimo de la LXIII Legislatura, también el PVEM se desdobló y anunció su intención de ir solo en la elección presidencial. “Tenemos la fuerza suficiente para apoyar a nuestros candidatos”, habría dicho Carlos Alberto Puente Salas, vocero nacional del partido.

La LXIII Legislatura no solamente dejará pendientes en el Senado, sino en la Cámara de Diputados en donde también brincaron diputados del PRD para irse a Morena; el PT recurrió al “préstamo” de legisladores para formar un grupo parlamentario que recibiera prerrogativas públicas, algo que nunca alanzó; del PRI también salieron congresistas que firmaron el pacto con Morena y en el PAN su coordinador, Marko Cortés no pudo evitar las fricciones por las decisiones asumidas por el jefe nacional, Ricardo Anaya. Diputados por Puebla desobedecieron las instrucciones de no aprobar diversas iniciativas y el castigo fue ignorarlos en la toma de decisiones y no hacerlos partícipes de los cónclaves panistas.

EL PRD Y SU DESBANDADA

Liderados por Jesús Zambrano Grijalva en la dirigencia del partido, el PRD llegó en 2012 con 22 senadores de la República. Además, en 2012 ganó las gubernaturas de Tabasco y Morelos y la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Contaba con los gobiernos de Guerrero y Oaxaca -si bien en esta entidad el mandatario se alzó con las siglas del entonces partido Convergencia- y participaba lejanamente en los mandatos de Baja California, Sinaloa, Puebla,

En la Cámara de Diputados contaba con 104 representantes, 60 de mayoría relativa y 44 plurinominales lo que le permitía ser la tercera fuerza apenas detrás del PRI (212) y del PAN (114)

En 2015, ya con Carlos Navarrete como dirigente nacional, el PRD sufrió el peor revés de su vida política: solamente ganó 30 distritos electorales y obtuvo 24 plurinominales. Morena le arrebató 30 distritos. Y en el transcurso de 2017 perdió 8 congresistas que se incorporaron al partido de Andrés Manuel López Obrador.

En el Senado el socavón fue mayor: de los 22 representantes con los que llegó en 2012 solamente cuenta con 7.

Sin peso real, Alejandra Barrales Magdaleno, segundo personaje en dirigir de manera interina –y cuyo mandato terminará en diciembre por resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación-, buscó y hasta ahora lo ha logrado, alianzas externas con el PAN en primera instancia y con MC como tercer participante.

LA REBELIÓN DE LOS #REBELDES

Al inicio del penúltimo periodo ordinario de sesiones de la LXIII Legislatura, la bancada del PAN entró en crisis cuando con el aval de senadores priistas Ernesto Cordero Arroyo fue elegido presidente de la Mesa Directiva contra la orden tajante de Ricardo Anaya de no ceder espacios ni aceptar dádivas.

Acción Nacional, cuyo grupo parlamentario cuenta con 37 de los 38 senadores con los cuales formó las LXII y LXIII legislaturas, por la renuncia al partido de Luisa María de Guadalupe Calderón Hinojosa "Cocoa", atraviesa por una crisis interna con la creación del grupo que se identifica con el hashtag #RebeldesdelPAN, que conforman oficialmente Ernesto Cordero Arroyo, Javier Lozano Alarcón, Salvador Vega Casillas, Roberto Gil Zuarth y Jorge Luis Lavalle Maury, quienes se oponen al manejo político que realiza Ricardo Anaya.

La crisis escaló a grado tal que diversos senadores encabezados por Ma. Marcela Torres Peimbert, solicitaron la expulsión de los opositores al proyecto político del dirigente nacional del PAN.

Los argumentos esgrimidos por los rebeldes son: 1.- Utiliza al partido para promoción personal y para alcanzar la candidatura presidencial; 2.- No consultó a nadie de los senadores (y probablemente tampoco a los diputados) de su intención de formar un Frente Opositor; 3.- Ha dividido al partido en grupos; los anayistas los antianayistas; 4.- En su declaración de guerra contra el Gobierno y el PRI dejó de lado los intereses de la Nación para anteponer los personales; 5.- La renuncia de Margarita Zavala Gómez del Campo, de José Luis Luege Tamargo y de Luisa María de Guadalupe Calderón Hinojosa "Cocoa" –senadora en funciones-, muestran que Anaya en lugar de cuidar a la militancia y darles sus espacios, cierra las puertas a la democracia interna del partido.

Salvador Vega Casillas dice a MISIÓN POLÍTICA que los rebeldes no temen la expulsión “porque no hemos votado por candidatos de otros partidos. Yo voté por el senador Ernesto Cordero y que yo sepa es miembro distinguido del PAN”.

Sobre Margarita Zavala dice no apoyarla, porque su respaldo está con Rafael Moreno Valle Rosas, pero defiende su derecho a disentir y lamenta su partida que, sin duda, afectará al partido en las elecciones del 2018.

Ernesto Cordero afirma a este semanario que la expulsión anunciada no se contempla en los estatutos y que la amenaza de Fernando Rodríguez Doval, vocero nacional del PAN, de aplicarla, no tiene sustento.

“Nosotros creemos que Ricardo (Anaya) abusa de su posición y con ello cerró las puertas a la discusión democrática que siempre distinguió a mi partido (PAN) y por tanto apoyamos a Margarita (Zavala) en su ruta por encontrar la candidatura a la Presidencia de la República”.

UNA LEGISLATURA QUE PARALIZA TODO

A partir de las desavenencias internas en los grupos parlamentarios, de la que no escapa el PRI, la LXIII Legislatura en el Senado de la República y en menor escala, pero también en la Cámara de Diputados, ha surgido la parálisis legislativa y solamente se atienden los asuntos prioritarios.

Jesús Sesma, coordinador de los Verdes en San Lázaro, sostiene ante MISIÓN POLÍTICA que es necesario dejar en los partidos, en sus sedes, las disputas y no afectar el trabajo legislativo. Y hace un llamado a todos los grupos parlamentarios a responderle a la sociedad, a los mexicanos, que confiaron en los legisladores federales.

En el Senado de la República se incumplió con uno de los temas fundamentales: la elección de los fiscales, Nacional de la República y Anticorrupción, además de no haber negociado el Mando Único o Mixto, y la Ley de Seguridad Interior, entre lo más relevante de sus pendientes.

De acuerdo con senadores y diputados consultados por este semanario y cuyos nombres solicitaron se guardaran en reserva, han sido Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado –las caras visibles del finalmente llamado Pacto Ciudadano por México- quienes instruyeron a sus legisladores, senadores y diputados, a no permitir que Raúl Cervantes Andrade fuera el Fiscal General de la República y por ello se arrogan como éxito del FCM la renuncia presentada el lunes 16 del presente.

EL PACTO POR MÉXICO, GENERÓ CONSENSOS

El 2 de diciembre de 2012, 24 horas después de que Enrique Peña Nieto rindió su protesta como Presidente Constitucional, se hizo público el Pacto por México que generó los consensos entre las fuerzas políticas del país.

Los dirigentes partidistas, César Camacho Quiroz (PRI), Jesús Zambrano Grijalba (PRD), Gustavo Madero Muñoz (PAN) y Arturo Escobar y Vega PVEM), firmaron el Pacto que permitió la aprobación de 13 reformas estructurales.

El trabajo realizado por los grupos parlamentarios de todos los partidos, pero fundamentalmente de los firmantes, le dio a la LXII Legislatura el calificativo de “la más productiva de la historia de México”.

La LXIII pasará a la historia por la descomposición de sus bancadas, sobre todo en el Senado de la República, y por ser causante, por falta de consensos y por anteponer intereses de grupos, de la parálisis legislativa que se vive desde hace un año y no se advierte que termine antes de su final, en el último periodo ordinario de sesiones que inicia el primero de febrero y termina el 31 de abril de 2018.

Escribir un comentario