Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del Cine y las Leyes

Correo electrónico Imprimir PDF
en_nombre_de_mi_hija_poster

“En el Nombre de mi Hija”

La “Bisquedad” de la Justicia

“En el Nombre de mi Hija” (“Au nom de ma fille”), coproducción Francia-Alemania de 2016, escrita y dirigida por Vincent Garenq, con Daniel Auteuil (André Bamberski), Sebastian Koch (Dr. Dieter Krombach) y Marie-Josée Croze (Dany Gonnin); el filme formó parte de la edición número 20 del Tour de Cine Francés, aunque su estreno en México fue el 25 de agosto de 2017.

 

En julio de 1982, Kalinka, una joven de 14 años, en compañía de su hermano Pierre, de 12 años, viajan de Francia a Alemania para pasar sus vacaciones de verano con su madre Dany y su padrastro, el doctor Dieter Krombach; a los pocos días, Kalinka es encontrada muerta en su habitación; las circunstancias en torno al fallecimiento son perturbadoras, aunado a la actitud del padrastro y una autopsia dudosa que deja muchas preguntas sin respuesta; el padre de la menor, André Bamberski, es el único que está dispuesto en conocer la verdad y emprende una batalla legal de 30 años que se convertirá en la obsesión de su vida.

La película está basada en una historia real que se narra en el libro “Para que se haga Justicia”, que cuenta el proceso de investigación que en 1982 emprende un padre para que el asesino de su hija enfrente la justicia; al caso se le conoce como “El affaire Bamberski-Krombach” y, efectivamente, tomó 30 años ver al asesino tras las rejas.

NADIE SABE CON QUIEN SE CASA…

André y su mujer Dany viven en Marruecos con sus dos hijos; ella inicia un romance con el médico alemán Dieter Krombach, papá de compañeros de sus hijos en la escuela. André y su esposa deciden dejar Marruecos para salvar su relación, pero sin que lo sepan, Krombach se va a vivir a Francia, para seguir a Dany; ahí ellos se reencuentran, por lo que, la pareja se separa.

Este contexto previo hace pensar que la historia será en torno a un desafortunado triángulo amoroso, pero no, sólo sirve como antecedente a la trama, pues por algún momento se cree que la obsesión de André contra Krombach es como consecuencia de la infidelidad de su esposa.

Dice el dicho que nadie sabe con quién se casa, hasta que se divorcia, pero tampoco se sabe con quién se tiene una segunda nupcia, sino hasta que se da una tragedia como la muerte de Kalinka.

LA AUTOPSIA DEL CASO CERRADO

Andy se muda a Alemania con el doctor Krombach, mientras que André se queda en Francia con la custodia de los hijos quienes, al visitar a su mamá en verano, se da la tragedia. Kalinka ha muerto y aunque la autopsia revela circunstancias extrañas en su deceso, el Ministerio de Justicia Alemán decide cerrar el caso por muerte natural; André exige a su exmujer que le envíe el acta de autopsia, y se da cuenta de múltiples irregularidades, pues hay indicios de que su hija fue violada antes de morir.

La película muestra que Krombach estuvo presente al momento de realizarse la autopsia, y ante la negativa de las autoridades alemanas a reabrir el caso, se realiza una denuncia ante el Tribunal Francés de Justicia, solicitando la exhumación del cadáver para constatar si hay indicios de violación, pero para sorpresa de todos los presentes, los órganos genitales han sido removidos.

La autopsia es un protocolo y examen médico de los órganos, tejidos o huesos de un cadáver para averiguar o investigar la causa de su muerte, aunque también puede revelar ciertas circunstancias como si existió o no actividad sexual en la víctima, pero ¿qué hacer cuando de un cadáver se han extraido los órganos sexuales?

Esta situación lo que indica es una indebida manipulación del cuerpo con el fin de ocultar cierta información que revelaría el análisis correspondiente; sin embargo, estudiando los procedimientos seguidos durante la autopsia es factible descubrir esos indicios de actividad sexual.

EL NACIONALISMO DE LA IMPUNIDAD

André emprende una intensa búsqueda para llevar al culpable del crimen (cometido en Alemania) ante la justicia (francesa), pero tiene que afrontar las frustraciones de las fronteras internacionales y los desafíos que implican los sistemas de justicia, la burocracia y la lentitud del sistema policial, y cuando por fin logra una sentencia condenatoria, se da cuenta que no podrá ejecutarla sin la voluntad del gobierno alemán que no pretende extraditar a un paisano.

André renuncia a todo para conseguir que el caso no se estanque, se enfrenta, incluso, con enredos diplomáticos, debido a que algunos países se resisten a involucrarse en pesquisas judiciales para no afectar sus buenas relaciones; todo indica una conjura para negarle acceso a la justicia.

La película es una crítica severa al sistema policial y judicial de Francia y Alemania.

DE LA JUSTICIA DIVINA A LA EMOCIONAL

La sentencia condenatoria que pesa sobre Krombach no se ha ejecutado porque la policía internacional no pretende intervenir, así que André se atreve a romper la ley. Por el bien de su hija y su sed de justicia, contrata a unos criminales para que lo secuestren y lo abandonen en un lugar en que pueda ser encontrado por la policía.

El padre de la menor se muestra como un personaje siempre respetuoso, no se salta las reglas ni las formas que impone la autoridad, su búsqueda de justicia puede ser vista como una obsesión, una locura, una decisión ética o simplemente como eso: que se haga justicia.

En opinión de la licenciada Góngora del Rey, hay tres tipos de justicia: la divina en manos de Dios, la legal en manos de las autoridades y la emocional en manos de la víctima. La divina es tocada en el filme por el padre y la nueva pareja de André, quienes le dicen que ya hizo lo que se debía, que ya no insista más, que el tiempo (Dios) decidirá lo que debe suceder; la legal es el calvario propio que sufre André quien parece respetuoso de la misma; mientras que la emocional surge del bloqueo de la racionalidad como consecuencia de la ineficacia de la justicia legal, y así se ve en la cinta, André tiene que recurrir a quebrantar la ley para lograr que se haga justicia.

La fórmula es sencilla: Donde gobiernan las emociones se bloquea la razón; este hombre inquebrantable, es una víctima no sólo de la legalidad, sino de personas cercanas en las que debió confiar, pero ¿hasta dónde debe llegar un padre para conseguir que se haga justicia cuando su hija ha sido ultrajada y asesinada?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Escribir un comentario