Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del Cine y las Leyes

Correo electrónico Imprimir PDF
marshall_mobile_bg

“Marshall”

Un Defensor a la Corte Suprema

“Marshall”, película americana, dirigida por Reginald Hudlin, protagonizada por Chadwick Boseman (Thurgood Marshall); Josh Gad (Sam Friedman); Kate Hudson (Eleanor Strubing); Sterling K. Brown (Joseph Spell); Dan Stevens (el Fiscal Loren Willis) y James Cromwell (Judge Foster); cuyo estreno fue en 2017.

 

Thurgood Marshall, abogado de color, miembro de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) y férreo activista de los Derechos Civiles de los afroamericanos, se traslada a Connecticut para defender a Joseph Spell, un chófer negro, que es acusado de violar e intentar asesinar a su jefa Eleanor Strubing, que es anglosajona.

La película es un drama biográfico situado en 1940, sobre uno de los muchos casos de defensa de derechos civiles que litigó en las Cortes estatales, Thurgood Marshall, antes de llegar a ser el primer juez afroamericano de la Corte Suprema; su premier fue en la Universidad de Howard el 20 de septiembre de 2017, donde precisamente se graduó Marshall como abogado.

ABOGADO SIN HABLAR

Sam Friedman, abogado de seguros, en contra de su voluntad, es asignado por su hermano para que ingrese a Thurgood Marshall en la barra local de Bridgeport, Connecticut, donde llevará la defensa de un caso que ha atraído la atención de la prensa; en la audiencia. El juez Foster, amigo del padre del fiscal Lorin Willis, acepta admitir a Marshall, pero le prohíbe hablar durante el juicio, lo que obliga a Friedman a ser el principal abogado del acusado. Por cierto, abogado es el que está próximo para brindar ayuda.

Es obvio que, en los juicios de naturaleza oral, la defensa se realiza hablando, pero ¿cómo defender a alguien si le está prohibido hablar?

Marshall debió guiar a Friedman a través de notas, y así lo muestra una escena de la cinta, cuando aconseja a Friedman que permita que una mujer de ascendencia blanca del sur entre al jurado por su personalidad asertiva y cuestionadora.

LA NEGATIVA DEL HECHO DELICTIVO

Spell niega haber tenido contacto sexual con la señora Strubing, así que Marshall y Friedman investigan la historia de que después de violarla, Spell la ató en el asiento trasero del auto y luego la arrojó de un puente, pero ¿por qué habría de arrojarla sobre el lado tranquilo en vez del lado con rápidos?

La estrategia de una buena defensa debe distinguir entre negarse a declarar y la negativa del hecho imputado; la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que en todo proceso del orden penal el inculpado no podrá ser obligado a declarar, por tanto, si el procesado se acoge al beneficio otorgado en dicha garantía y se niega a declarar, tal circunstancia no constituye un indicio de culpabilidad en la comisión del delito que se le atribuye, sino el ejercicio de un derecho constitucional, pero es cuestión distinta cuando niega haber cometido la conducta delictiva, pues ello en sí mismo implica que existe una versión distinta al hecho que se investiga; situación que se aprecia, cuando en el juicio, un médico testifica que encontró trozos de piel de una persona de color debajo de las uñas de la víctima, así como hematomas.

ACEPTAR UN ACUERDO SOBRE EL HECHO NEGADO

Spell inicialmente está interesado en un acuerdo con la fiscalía ofrecido por Willis, pero Marshall lo convence de que no lo haga, pues si dice que no cometió violación, entonces ¿por qué aceptar un acuerdo de condena sobre un delito que no se ha cometido?

La respuesta es simple, cuando Marshall y Friedman confrontan a Spell, éste admite que mentía sobre no haber tenido contacto sexual con Strubing, pero dice que fue consensuado; en el juicio testifica que el esposo abusaba de su mujer, de ahí los moretones, que después de tener sexo, ella entra en pánico ante la posibilidad de estar embarazada, por lo que histérica intenta suicidarse saltando de un puente, pero sobrevive e inventa la historia de violación; el fiscal Willis le pregunta por qué no dijo desde un principio la verdad, y Spell responde de cómo los hombres negros son linchados en su natal Luisiana por tener relaciones sexuales con mujeres blancas.

Antes del veredicto, Willis le ofrece a Spell un nuevo acuerdo de declaración de culpabilidad mucho más ligero, pero por muy benéfico que sea el acuerdo que ofrezca un fiscal a un procesado que no ha cometido una conducta delictiva, el consejo del abogado defensor debe ser que rechace la oferta, pues la presunción de inocencia siempre deberá ser desvirtuada por la parte que acusa.

El filme parte de los inicios de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. Thurgood Marshall tuvo una exitosa carrera como abogado, con una alta tasa de éxito ante la Corte Suprema, de hecho fue quien más casos llevó ante esa instancia, y conocido por su victoria en el caso Brown contra el Consejo de Educación, llegó a ser el primer juez de color de la propia Corte Suprema.

En la serie televisiva “Daredevil”, personaje que lucha contra la injusticia, cita una frase de Thurgood Marshall: “La división y el aislamiento tienen un precio. La democracia no prospera en medio del odio. La justicia no se arraiga en medio de la furia. Debemos oponernos a la indiferencia. Debemos oponernos a la apatía. Debemos oponernos al temor.”

La importancia de este defensor de los derechos civiles es de tal magnitud, que prácticamente todos los miembros del Poder Judicial de los Estados Unidos hablan de Thurgood Marshall; sin embargo, en la película “El Juez” (2014) el protagonista encarnado por Robert Duvall comenta: “¿Sabes que el 90% del país cree en los fantasmas y menos de un tercio en la evolución? El 35% puede identificar a Homero Simpson y su ciudad ficticia, y menos del 1% ha oído hablar de Thurgood Marshall. Pero cuando pides a un jurado de 12 norteamericanos justicia sucede algo excepcional. A veces aciertan.”

Cabría la pregunta preguntar ¿qué porcentaje de mexicanos conoce por lo menos el nombre de algún ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Escribir un comentario