Banner




Ud. está aquí

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
cien_pesos

Contrario a las Buenas Prácticas Administrativas Buscar Tener “un Guardadito” Ante los Recortes

*El Cuestionamiento es a lo que el INE Trata de Atesorar

*Hay Figuras Para Hacer Parecer que se Ejerció el Recurso

*Detección del Contralor: más de 170 Millones de Pesos,

*Los Diputados Revisarán con Microscopio las Partidas

Año con año se repite la historia. Cada entidad, cada órgano autónomo, cada instancia pública, presenta a la Secretaría de Hacienda y a la Cámara de Diputados la solicitud de recursos que requiere para la operación del año siguiente.

Todos piden incrementos. Aunque haya necesidad de “apretarse el cinturón”.

 

Todas y cada una de las propuestas van formando el Presupuesto de Federación que la Secretaría de Hacienda presenta a la Cámara de Diputados para su examen y aprobación en su caso.

Es práctica recurrente que los diputados clamen: ¡se hará cirugía mayor!, porque el presupuesto no responde a la realidad del país.

Cuando el Ejecutivo federal propone eufemísticamente “ajustes” –en lugar de escribir: RECORTES-, los legisladores inician la búsqueda de cómo acomodarlos sin que lesionen sus “legítimos intereses de gestoría” antes sus electores.

Hay entes que resienten el filo de la tijera y nada dicen en contrario. Hay otros que ponen el grito en el cielo.

Surge en el Presupuesto de la Federación para 2017, algo que podría significar un escándalo. Se trata de “lo contrario a las buenas prácticas administrativas” que descubrió Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI en San Lázaro.

Todo comenzó con la figura del cerdito. ¿Por qué?, porque en el Instituto Nacional Electoral están haciendo su “cochinito” con los dineros públicos.

“Es ilegal”, sostiene el legislador.

Ramírez Marín habla a MISIÓN POLÍTICA y describe los primeros hechos ante la pregunta:

¿Qué nos dice esto del cochinito del INE que surgió en la Cámara de Diputados?

JCRM.- Esto sugiere que están pidiendo de más, porque si te sobra es que están pidiendo de más. Esto sugiere que contra lo que dicen las buenas prácticas administrativas, su presupuesto no está calculado con números exactos como sucede con el resto de la administración y esto significa que, a diferencia del resto de la administración, donde si tienes excedentes te los quitan, pues el INE los guarda y eso le permite presupuestar, hacer obras más grandes, o tener un dinero extra para este tipo de obras.

Es contrario a las buenas prácticas administrativas, esto no debe ocurrir y es una observación severa que les hace su propio contralor.

El INE tiene que presentar un catálogo en lo que va a gastar, en lo que va a invertir ya sea gasto corriente, ya sea asesores, ya sea mamparas, ya sea lo que fuere y tendría que presentar un presupuesto muy detallado… ¿no lo presentó así?

JCRM.- Presenta un presupuesto, pero como te decía, al parecer si le está sobrando para hacer este guardadito, quiere decir que está calculando de más, que están poniendo números hacia arriba, que les permiten después tener estos excedentes, porque no hay ningún cuestionamiento a lo que el INE gasta, sino a lo que está guardando.

Apunta que el “sobrante” que registra el Instituto Nacional Electoral, ya fue observado por el interno.

“El contralor es el que les observa que estas figuras que utiliza para guardar el dinero, hacen que parezca que ya se ejerció, pero en realidad no se ha ejercido, si no que queda en esta reserva, que después dicen, bueno es que tenemos tanto para obras, pero si las obras no se presupuestaron, no pueden hacerse y lo que está demostrando esto, es que el INE está presupuestando con excedentes, que después no se le retiran como está pasando con el resto de la administración, sino que los puede ejercer gracias a estas figuras que está utilizando.

No es una buena práctica administrativa y ya con esta observación de la contraloría, esperemos que lo corrijan.

¿Y es legal, que hagan su guardadito?

Con voz firme, responde:

“No, no es legal y es lo que les dice su contralor, los está reprobando y les está diciendo que no lo pueden hacer”.

MILLONARIO EL COCHINITO

En la Cámara de Diputados se ejerce, por ley, la revisión de los gastos que cada dependencia, entidad u órgano autónomo. De acuerdo con la legislación, los recipiendarios de recursos públicos están obligados a comprobar en qué, cómo y cuándo gastaron el presupuesto aprobado.

En muchos de los casos, las asignaciones están etiquetadas lo que equivale a que no se pueden trasladar a otros gastos y de hacerlo se incurre en una falta sancionable con inhabilitación y hasta encarcelamiento del servidor público que la haya cometido.

¿Y de cuanto estamos hablando que tengan guardadito en el INE?, es decir ¿qué tan gordito está el cochinito?

JCRM.- Lo que detecta el contralor creo es de más de 170 millones de pesos, pero lo importante no es la cantidad sino el hecho,

¿Ustedes, los diputados, tienen la facultad o no de recortarles, el presupuesto a los señores del INE?

JCRM.- Lo que cabe aquí es que la Auditoría Superior de la Federación les haga una observación más directa y más contundente y con responsabilidad para quienes hacen estas prácticas, concluye.

El tema descubierto en la LXIII Legislatura pone sobre alerta a los diputados y por ello revisarán con “microscopio” las partidas asignadas a cada ente público, porque no se descarta que en los subejercicios correspondientes al año 2016 se encuentren más “cerditos” en engorda. Sí, dineros públicos depositados en cuentas que generan intereses y que son destinados a realizar obras no aprobadas por la Cámara de Diputados.

Escándalo que pone en entredicho las sumas multimillonarias que año con año se entregan al Instituto Nacional Electoral, aunque no haya elecciones o sean apenas tres, como las que se celebrarán el próximo año.

El INE no se ha pronunciado sobre el tema.

Escribir un comentario