Banner




Ud. está aquí

Habría que preguntarse a quién beneficia la violencia generada en la UNAM: José Alfredo Nateras

Correo electrónico Imprimir PDF
jose_alfredo_nateras_dominguez

*Recordemos que los porros funcionaron como un grupo de choque político en lo que fue el PRI

El Dr. José Alfredo Nateras Domínguez, Académico del departamento de sociología de la UAM Iztapalapa habló en entrevista de la nsituación en la UNAM y orígenes del porrismo y apuntó: “La primera pregunta que habría que hacerse, ya que los hechos son muy delicados, es a quien le conviene este tipo de situación, son cuestiones que evidentemente laceran la vida Universitaria y no dejo de imaginar no hacer un ejercicio en mi memoria, de que en el 68 así empezó, ese gran conflicto que derivó en una masacre”.

Entonces hay que considerar que uno de los

actores y de los sujetos que han hecho evidente la violencia y están muy ligados con lo que podemos denominar el pandillerismo corporativo, pues son estos sujetos denominados los porros, que han estado en la visa universitaria en este país, en los planteles corporativos, desde la década de los 50 para acá.

 

 

En otras palabras y dicho de una manera muy amplia, a los regímenes anteriores o a los grupos políticos anteriores, los que se van y los que se quedaron fuera de las elecciones, porque haciendo memoria hay que recordar que estos grupos de porros, han estado ligados con lo que fue la estructura del PRI, específicamente del Estado de México.

No en balde el rector Grau señalo que uno de los grupos porriles identificados, es este grupo del Estado de México, en Naucalpan, también últimamente, desde el 2000 para acá se sabe que hay algunos intereses políticos de lo que fue el PRD en la ciudad de México, entonces hay verlo como el hecho de que estamos en un proceso de transición histórica muy significativa, entonces habría que leerlo también desde ahí y desde los problemas que esto ya estaría implicando para la nueva administración.

Por la información que se tiene, las imágenes, los videos, fue una acción totalmente orquestada, con los mismos signos de procedimiento de lo que fue el halconazo en el 71, grupos pagados al exterior de los planteles que causan miedo para desmovilizar las demandas que en este caso estaban haciendo los del CCH Azcapotzalco que paradójicamente estaban pidiendo cuestiones académicas, pero al mismo tiempo seguridad en los alrededores de los planteles.

Se deben recordar otros momentos críticos como en 2004-2005, con el ataque de los porros a los CCHs a las preparatorias, a la misma Universidad fue muy fuerte, entonces es algo ofensivo, entonces creo que no alcanza lo que diga el rector de la UNAM, se sabe que estos grupos están ligados con autoridades educativas de los planteles correspondientes, que están ligados también con grupos políticos afuera de la Universidad.

Entonces no basta con expulsar a los 18 estudiantes, hay que ver quienes pagan, que implicación tienen los distintos directores de las distintas escuelas, con respecto a estos grupos y hay que recordar también que actualmente todos estos recintos, CCHs, prepas, Colegios de Bachilleres, el IPN, la UAM, están sometidas en una situación de violencia, en donde a cada rato los estudiantes son asaltados y los extorsionan y son este tipo de grupos pandilleriles, que están asociados con la delincuencia de la venta de drogas.

Entonces hay que desmantelar a estos grupos, las autoridades saben quiénes son los grupos, las federaciones de estudiantes están muy bien identificadas, entonces que no exista omisión, pero me parece que la sociedad civil esperaría que tuviéramos la fuerza social y colectiva para que esto no escale y menos ahora que estamos en la conmemoración de los 50 años del 68 y es el momento de parar, recordemos que los porros funcionaron como un grupo de choque político en lo que fue el PRI y que sigue actuando con el grupo Atlacomulco y bueno porque la violencia ya no la podemos permitir.

Escribir un comentario