Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Otra mentira a la bolsa…

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Jesús Michel Narváez

Por razones financieras, el Gobierno de la República permitió que los trabajos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. El argumento válido fue: no se pueden suspender las obras mientras los boneros –tenedores de bonos del NAIM- no acepten la oferta de compra. Detener todo pondría en riesgo no al mandatario en turno sino al país, todo, porque las demandas se multiplicarían y se litigaría en Nueva York, con lo cual las posibilidades de ganar eran remotas.

Sin embargo, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú expresó que “los trabajos fueron suspendidos desde diciembre” con lo cual le añadió una raya más al tigre de las mentiras.

¿Si estaban suspendidas por qué siguieron los trabajos?... ¿si antes de cancelarlo en definitiva se buscó la negociación con los boneros para no generar un conflicto mayor?... ¿si se anunció formalmente por el presidente López Obrador que en tanto no se aceptara la oferta hecha por el Gobierno de la República las obras seguirían, por qué se habla ahora que fueron suspendidas desde diciembre?

El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa confirmó en su momento que los trabajos continuarían hasta resolver la compra de bonos por valor de mil 800 millones de dólares. La deuda aún prevalece por otros 4 mil 800 millones de dólares.

Frente a la realidad gubernamental que se vive y que es tan cambiante como los pañales de un recién nacido, no se sabe qué es verdad y qué es mentira. Se habla de no despedir a los “trabajadores de abajo” y se endereza una andanada en contra de ellos. Sí, de los que no tienen plazas pero llevan años trabajando en el sector público; se informa de la desaparición del Seguro Popular y se anuncia la creación de la “salud universal”, pero los recursos que se utilizaban para atender a 50 millones de personas que carecen de seguridad social no se canalizaron en su totalidad al IMSS –lo reconoció Germán Martínez, el expanista que ahora es morenista y trabaja como director del organismo- y tampoco al ISSSTE y menos a la Secretaría de Salud, a la que le recortaron dinero para el ejercicio de 2019.

La falta de coordinación en las informaciones públicas ha logrado que la credibilidad esté en el ceso de la basura. ¿Verdad ingeniero Jiménez Espriu?

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Escribir un comentario