Banner




Ud. está aquí
Banner

Perversión democrática…

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Jesús Michel Narváez

Hablar de que se terminó el monopolio de los políticos que tomaban las decisiones sin consultar al pueblo, es poco menos que una mentira colosal.

Decir que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) fue tomada por “el pueblo”, es mayormente mentira.

Asegurar que el pueblo decidió cuando solamente “votaron” un millón 67 mil 859 resulta falso de toda falsedad. ¿Dónde quedó el resto de la población registrada en la Lista Nominal del INE?

Lo escribí ayer y lo sostengo: el ejercicio democrático de participación directa es uno de los más sanos para la democracia. Pero entendiendo que en el mismo participe la mayoría de los ciudadanos, porque todo resulta poco menos que improbable, y que ciertamente la decisión sea de mayoritaria.

Y para cancelar una obra que tenía ¿tiene? visión de futuro no basta la opinión de 747 mil personas. Se requería más, pero el presidente electo ya lo dijo: decidió el pueblo.

¿Se habrá referido al pueblo de Atenco?

El anuncio formal dado por Andrés Manuel López Obrador provocó caída del peso, de la Bolsa Mexicana de Valores y aumentó la incertidumbre de los inversionistas nacionales y extranjeros. El dólar se cotizó hasta en 20.35 pesos. La Bolsa Mexicana de Valores perdió 4.2 por ciento, lo que especialistas consideraron “un crack”.

Mientras el presidente electo concretaba su acción de cancelar el NAIM y construir 2 pistas en Santa Lucía, su futuro secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú anunciaba que iniciaría de inmediato el diálogo con el titular de la SCT y los contratistas para que suspendieran la obra.

Una respuesta insólita y tardía: la del Presiente Peña Nieto quien expresó que las obras del NAIM seguirán hasta el 30 de noviembre.

La pregunta obligada: ¿para qué? Porque en Los Pinos abandonaron la defensa de la mega obra transexenal y dejaron las pistas libres para el aterrizaje de quien no vivirá en lo que todavía es la residencia oficial.

La IP estalló en contra y Gustavo de Hoyos, presidente de la patronal, estimó que López Obrador los engañó y les mintió. ¿Qué sigue?

Según el presidente electo: nada. Todo está decidido y ahora se iniciarán los trabajos para proyectar el aeropuerto de Santa Lucía.

¿Acaso no es una perversión democrática confundir al pueblo, todo, con solamente 760 mil personas?

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM.

Escribir un comentario