Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Al diablo Texcoco

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Jesús Michel Narváez

¿Triunfó la democracia o ganó la sinrazón?

Esta pregunta no es ociosa. Conocer que 760 mil personas decidieron que se “inicien los estudios” para construir dos pistas en Santa Lucía, ampliar el Aeropuerto Internacional Benito Juárez y hacer lo propio con Toluca, representa no solo un golpe a los inversionistas que apoyaron el NAIM sino un retroceso político, económico y social.

Con una sonrisa burlona, Javier Jiménez Espriú mostraba la soberbia, porque su proyecto, el de su jefe, había triunfado sobre la razón, el buen juicio y las recomendaciones de decenas de organismos internacionales y nacionales conocedores de la problemática aéreo portuaria.

Andrés Manuel López Obrador cedió el poder al “pueblo sabio” y cargará durante su gobierno con una decisión irresponsable, carente de sustento legal, jurídico y de conocimiento por parte de los votantes.

Lo ocurrido en cuatro días, en donde se vislumbró primero y se comprobó después la ausencia de rigor para la “consulta popular”, figura noble que perdió su razón de ser con este resultado, muestra qué clase de gobierno tendremos durante seis años que iniciaron ya, aunque legalmente López Obrador no sea presidente en funciones.

Los que creemos en la democracia sentimos la puñalada trapera. Porque una obra planeada para 50 años se arrojó al drenaje profundo y será suplida por tres que servirán para 10 años y con un costo superior si se suman las inversiones en Texcoco, las indemnizaciones que deberán pagarse y lo que representa iniciar y terminar Santa Lucía.

¿Es un triunfo del futuro gobierno que ya actúa como si hubiera rendido protesta?

No. No lo es. Dejó en manos del “pueblo sabio”, apenas representado por el 0.8 por ciento de la población, una decisión que le correspondía por ley al presidente en funciones no al electo.

Sus corifeos estarán felices y contentos. Los 45 mil empleados que trabajaban en Texcoco no se sumarán. Menos los inversionistas y quienes apostaron por un aeropuerto que le diera opción a México.

Lo dicho, comendador: la palabra de Andrés Manuel López Obrador pesa más que la democracia y la razón.

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM.

Comentarios  

 
#1 ComentarioMercedes 29-10-2018 08:10
Se requiere conocimientos para opinar, cuando , Lopéz Requiera una operación que el pueblo sea quien vote para ver, si o no lo operan
Citar
 

Escribir un comentario